Uruguay y Venezuela firman acuerdo de intercambio comercial de alimentos por petróleo

Representantes del gobierno y de los sectores empresariales informaron sobre los logros de una misión oficial pública-privada uruguaya que visitó Venezuela entre el domingo y el miércoles pasado.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre; los empresarios Andrés Capurro, de la Asociación Comerciantes de Granos; Renato Gasteud, de Gremial Molinos Arroceros; Álvaro Ambrois, de la Cooperativa Nacional de Productos Lecheros (Conaprole), y Hugo Pareschi, de la firma láctea Calcar, informaron sobre el acuerdo comercial entre Uruguay y Venezuela.

El acuerdo establece negociar 235.000 toneladas de productos alimenticios por una cifra “algo superior” a 300 millones de dólares.

Según el detalle de las ventas, se trata de: “90.000 toneladas de arroz elaborado y con cáscara, 44.000 toneladas de leche en polvo por parte de Conaprole, que equivale a 40% de su producción anual, 9.000 toneladas de pollo por parte de la empresa Tres Arroyos, 12.000 toneladas de quesos de la firma Calcar, Claldy y Pili, y 80.000 toneladas de soja”.

El dinero resultante de las ventas será depositado por Venezuela en un fideicomiso en la filial uruguaya del banco transnacional del BANDES, como “carta de garantía” del cobro inmediato de los envíos de mercadería nacional.

La estructura del mecanismo funciona por orden de la Corporación Venezolana de Compras como fideicomiso radicado en Uruguay, sobre la base de la cancelación de deuda que la firma estatal uruguaya ANCAP concrete con Petróleos de Venezuela (PDVSA).
Fuentes de trabajo

El acuerdo tiene el propósito de comprometer la compra de petróleo a Venezuela, que ese volumen de dinero sea destinado a la adquisición de alimentos uruguayos y, de ese modo, tener un “equilibrio” en la balanza comercial entre ambos países.

Asimismo, existe la disposición de “ampliar” la forma a un acuerdo a 1.000 millones de dólares sin plazo, con una estructura de pago y financiamiento abierta por lo que genera ampliación en función de las nuevas compras de petróleo.

Según indicó el ministro Aguerre, retomar el mercado venezolano “significa preservar 4.538 puestos de trabajo en el sector lácteo en fase primaria y 1.970 más en la fase industrial, ya que el año pasado 35% del total fue exportado a ese destino por 282 millones de dólares”.

La Red 21