Costa Rica: sindicatos se movilizan para reclamar mejoras sociales y en rechazo a nuevos impuestos

Grupos sindicales de Costa Rica marcharán este jueves por las principales calles de San José para exigir al Gobierno “justicia social” y en rechazo a nuevos impuestos y a los “ataques” contra los trabajadores del sector público.

La manifestación pacífica, a la que se sumarán sindicatos como los de salud y educación, se llevará a cabo bajo los lemas de “no más impuestos”, “por salario digno”, “derechos laborales” y “no más ataques a la clase trabajadora”.

La protesta es organizada por el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (BUSSCO) en momentos en que el Gobierno impulsa una reforma tributaria y en el Congreso se estudian proyectos de ley para ordenar los regímenes salariales del sector público.

El coordinador de BUSSCO y secretario general de la Unión de Empleados de la Caja Costarricense del Seguro Social (UNDECA), Luis Chavarría, criticó el “indignante ataque” que están recibiendo los trabajadores públicos.

“No sólo pretenden eliminar parte del salario de los trabajadores, sino que además vienen aplicando ajustes salariales miserables”, declaró Chavarría.

Agregó que “propio del modelo neoliberal corrupto, hoy vivimos el tiempo en el cual los ricos se hacen mucho más ricos y los pobres muchísimo más pobres. Por esa razón esta es una manifestación por justicia social contra el modelo neoliberal”.

La marcha saldrá del Parque Central en San José y terminará en la Asamblea Legislativa, donde los dirigentes sindicales entregarán un documento a los diputados.

En las últimas semanas se ha presentado una polarización entre el sector privado, que señala los salarios públicos como un detonante del déficit fiscal, y el público, que considera que se trata de un ataque injustificado y más bien acusa al sector privado de ser el que más evade impuestos.

El Gobierno ha presentado iniciativas de ley para modificar el impuesto de la renta y convertir el impuesto de ventas del 13 % en uno de valor agregado (IVA) del 15 % que ampliará la cantidad de productos y servicios gravados.

Los sindicatos consideran que estas reformas afectarán en mayor medida a la clase media y baja, mientras el Gobierno lo niega.

En el Congreso también se estudian proyectos para unificar los diversos regímenes salariales del sector público, reducir anualidades, pago de horas extra y otros pluses salariales, como una manera de mejorar las finanzas del estado.

En el 2014 el déficit fiscal de Costa Rica fue de un 5,4 % del producto interno bruto y para el 2015 se prevé que alcance el 5,9 %.

El presidente del país, Luis Guillermo Solís, ha insistido en que las finanzas de Costa Rica no aguantarán mucho tiempo si no se aprueban las reformas.

El País