Ecuador: organizaciones oficialistas realizan marcha en la antesala del paro nacional opositor de mañana

Representantes de varias organizaciones sociales de Ecuador anunciaron que este miércoles participarán de una marcha en respaldo a las políticas que impulsa el gobierno del presidente Rafael Correa y rechazaron las movilizaciones y el “paro nacional” convocado por sectores de oposición.

La movilización iniciará a las 09:00 en el parque Itchimbía (centro-norte de Quito) y se dirigirá hasta la Plaza Grande, donde se encuentra el palacio presidencial. Ahí permanecerán en una vigilia, según informó el asambleísta de Alianza PAIS, Rodrigo Collaguazo, también representante de la Coordinadora de Movimientos Sociales, que agrupa a más de 100 organizaciones rurales y campesinas.
“Los movimientos sociales hemos decicido organizar una marcha para defender la Revolución (Ciudadana) y conversar con el ´Presidente de la República (…) va a ser totalmente pacífica y no va a ser en contra de nadie”, dijo Collahuazo en rueda de prensa desarrollada este martes en Quito.

El legislador también reiteró la voluntad del gobierno de dialogar con todos los sectores de la sociedad e hizo un nuevo llamado a los integrantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y al Frente Unitario de Trabajadores (FUT) para conversar sobre los puntos en los que se deben trabajar.

“Sobre los puntos de acuerdo hagamos una agenda común y presentemos al Ejecutivo y al Legislativo y sobre los desacuerdos encontremos mecanismos que nos permitan ir acercando posiciones”, indicó.

De su lado, los miembros de la Confederación Campesina Intercultural del Ecuador, Amaru, aún no deciden si participarán en la movilización, pero aseguraron que respaldan las políticas del régimen. Anunciaron, además, su participación en un “gran diálogo por la reforma agraria”, que se desarrollará el próximo jueves, 13 de agosto, en la Asamblea Nacional.

Rómulo Quimis, de las organizaciones del campo, explicó que ese sector está listo “para defender” el proceso de Revolución Ciudadana. Hizo un llamado a las bases para apoyarlos y participar en el encuentro. También fue enfático al pedir que “las bases no se dejen manipular”.

Luis Simbaña, representante de la Confederación Amaru, rechazó la movilización de la Conaie pues, según dijo, ese grupo “tiene un pacto con la derecha financiera del país a través de su ala política Pachakutik”.

En tanto, en la sede legislativa también se desarrolló una reunión entre médicos autónomos y la asambleísta María José Carrión en el marco del Diálogos por la Equidad y la Justicia Social, que impulsa el gobierno desde el 18 de junio. En la cita los galenos anunciaron que no plegarán al paro convocado por la oposición.

Más temprano, el Frente Afroecuatoriano PAIS, ligado al movimiento oficialista, también anunció para este jueves 13 y viernes 14 de agosto su participación en la concentración de apoyo al presidente en la Plaza de la Independencia, frente a la sede presidencial.

Andes

Sindicatos se alían para que el paro también se sienta en provincias

Han pasado dos meses desde que el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), el Frente Popular y la Conaie convocaron al paro nacional previsto para mañana, aunque los debates empezaron antes; en septiembre pasado.

La marcha indígena salió -como estaba previsto- el 2 de agosto desde Tundayme, en Zamora, y se decretó el levantamiento indígena en varias provincias, como parte del paro. Si bien la estrategia del oficialismo es responder “con más trabajo”, en algunas provincias y por redes sociales, Alianza País ha llamado a defender la revolución ciudadana, con distintos actos, como el artístico que habrá en Guayas.

El componente indígena será vital para que el paro tenga un sentido nacional y no se quede solamente como una acción de las organizaciones obreras y de sectores más urbanos.

Según Édison Déleg, del FUT en Azuay, las organizaciones sindicales con el respaldo de los campesinos e indígenas decidieron hacer mítines, plantones y marchas en Cuenca, Santa Isabel, Girón, Victoria del Portete y Nabón.

El tema hídrico y la educación intercultural bilingüe son dos de las preocupaciones fundamentales. “Cerrar escuelas para la educación bilingüe están perjudicando a nuestros niños. Son largas distancias las que recorren y ya no quieren ir a estudiar”, dijo Rosa Masabalin, del Movimiento Indígena de Tungurahua.

En el Austro, por ejemplo, el agua es un tema sensible. La Federación de Organizaciones Campesinas del Azuay, sistemas comunitarios de agua y la Unión Provincial de Comunas y Cooperativas Cañaris, que agrupa a nueve asociaciones, serán las principales que se sumarán al paro del FUT.

Para Anastasio Pichizaca, presidente de esta cooperativa, que agrupa a nueve organizaciones de la provincia de Cañar, “los indígenas se suman al paro” porque sus demandas no son escuchadas, mientras ha mantenido conversaciones con las diferentes comunidades de esa provincia.

En el norte, en Imbabura, la Federación de Indígenas y Campesinos (FICI), que congrega a 180 comunidades, no se movilizará a Quito; realizará sus propias marchas en sus respectivas comunidades.

Así, el pueblo Karanki y la Asamblea Cantonal de Cotacachi, conformaron el Colectivo Unitario de Imbabura, que anunció que se unirá a las manifestaciones de hoy.

En la Sierra centro, la fuerza principal que se une al sindicalismo es el Movimiento Indígena de Cotopaxi, de los pueblos Chibuleo, Salasaca, Tomabela, Quisapincha y Pilahuín. Y en la Amazonía, en Pastaza, se pronunciarán las nacionalidades Zápara, Shuar y Kichwa.

Y en Esmeraldas, la Federación Única Nacional de Campesinos Afiliados al Seguro Social (Feunaccs) no descartó incluso cierres parciales de vías. El Gobierno ha anunciado un control en las carreteras con la Policía para que se mantengan transitables.

El Comercio

Rafael Correa: ‘Ellos tienen el derecho de marchar y nosotros de indignarnos’

El presidente Rafael Correa pidió nuevamente rechazar el paro nacional previsto para el próximo jueves 13 de agosto.

“Tenemos derecho a indignarnos contra los mismos de siempre que por enésima vez marchan. Van a las urnas, y solo sacan el 3%, pero declarándose ancestrales quieren imponer ese programa que fue abrumadoramente derrotado en las urnas”, dijo Correa, durante el conversatorio con los medios de comunicación en Guayaquil. Allí afirmó además que en las jornadas de protestas, se aplicarán sanciones a quienes generen daños en bienes públicos y privados.

El Primer Mandatario, llamó “politiqueros” a los máximos representantes de la Federación Médica Ecuatoriana quienes se sumarán al paro nacional del jueves. Sobre el tema, Correa dijo que la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada, ACESS, firmada por Decreto Ejecutivo 703 y que ha sido abiertamente cuestionada por el gremio, no tiene ninguna competencia más de las que tenía el Ministerio de Salud Pública.

En horas de la mañana, durante un recorrido en el sector de Monte Sinaí (noroeste de la Urbe), donde se construye un hospital público, el Mandatario negó la posibilidad de un encuentro de diálogo con los representantes de este gremio y criticó a su presidente, Alberto Narváez.

Según Correa, los diálogos liderados por el Gobierno con otras organizaciones sociales, “han sido exitosos” y de ellos han recibido buenas propuestas.

El Comercio