El papa Francisco se suma al pedido de diálogo a Reino Unido por Malvinas

El papa Francisco se sumó ayer al pedido de diálogo entre la Argentina y el Reino Unido por la “Cuestión Malvinas”, a poco de cumplirse los 50 años de la resolución 2065 de las Naciones Unidas que insta a los gobiernos de ambos países a dialogar sobre la soberanía de las islas, algo a lo que el gobierno británico se niega sistemáticamente. Poco después, la presidenta Cristina Kirchner reprodujo las fotos en sus cuentas de Twitter y Facebook con el hashtag #MalvinasArgentinas, una sutil manera de destacar la decisión del Papa, que vino a coincidir con el reclamo argentino en todos los foros internacionales.

Francisco saludó ayer en el Vaticano a Gustavo Hoyo, el coordinador de la campaña por el diálogo por Malvinas, Gustavo Hoyo, al finalizar la tradicional audiencia general de los miércoles. Ante el pedido, el Papa aceptó posar con el cartel que pide: “Es tiempo de diálogo entre Argentina y Reino Unido por Malvinas”. Obviamente, el pedido no debe haberlo tomado por sorpresa porque el Papa está informado de quienes participan de la audiencia general.

La campaña se basa en lo reclamado por la Resolución 2065 que el gobierno argentino busca difundir a nivel internacional para forzar al Reino Unido a sentarse a dialogar. La campaña ya fue apoyada por diversas personalidades del ámbito académico, deportivo, cultural y político como el presidente de Bolivia Evo Morales y el músico cubano Silvio Rodríguez.

Además, siete premios Nobel leyeron en junio pasado una carta al secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon durante la última reunión del comité de descolonización que se hizo en la ONU, en la que se hizo un acto sobre el tema. Así, Adolfo Pérez Esquivel de Argentina; Mairead Corrigan Maguire de Irlanda del Norte; Rigoberta Menchú Tum de Guatemala; Desmond Tutu de Sudáfrica; Jody Williams de Estados Unidos; Shirin Ebadi de Irán y Leymah Gbowee de Liberia apoyaron al pedido argentino.

También mostraron su apoyo a la campaña la Presidenta; la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; las Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini y Taty Almeida; y el músico León Gieco. Varios candidatos para las elecciones de este año, incluyendo a políticos de la oposición, también posaron con el cartel. La resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU, aprobada el 16 de diciembre de 1965, reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre el Reino Unido y la Argentina en torno a las Islas Malvinas y consideró que el caso se encuadra en una situación colonial.

Por su parte, el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Daniel Filmus, destacó el gesto del Papa y aseguró que “es una emoción enorme que el Papa se haya sumado a la campaña por el diálogo que están llevando adelante distintas asociaciones y personalidades de la cultura y el mundo académico”. Filmus indicó que “el Papa es esencialmente un hombre de diálogo, que ha promovido el diálogo interreligioso e intercultural, que ha tenido un papel enorme en la recomposición del diálogo entre Cuba y Estados Unidos, que ha trabajado por el diálogo entre Norte y Sur, por el diálogo entre los sectores más desposeídos y los países desarrollados”.

“Este aporte del Papa al diálogo tiene un contenido especial porque se produce cuando se cumplen 50 años desde que la ONU planteó en la Asamblea General que el diálogo es la única manera de resolver el tema”, agregó.

Para Filmus, “el liderazgo que tiene Francisco y que lo ha hecho candidato al premio Nobel de la Paz le da la autoridad necesaria para que este pedido del diálogo sea escuchado por todos los pueblos del mundo y que en particular sea escuchado por el Reino Unido”.

Hasta anoche, el gobierno del Reino Unido no había hecho ninguna declaración respecto a la imagen papal. No sería la primera vez que crucen opiniones con Francisco. En marzo de 2013, luego de que los kelpers realizaran un referéndum en el que ratificaron su pertenencia a la Corona británica, al primer ministro David Cameron le preguntaron por una afirmación del Papa del año anterior, cuando todavía era el arzobispo de Buenos Aires. En 2012, Jorge Bergoglio había recibido a un grupo de ex combatientes a quienes les había expresado que Gran Bretaña mantenía una “usurpación” en las Malvinas. Luego de que resultara electo en Roma, los diarios británicos recordaron las veces que Bergoglio se había expresado públicamente sobre el tema. Cameron respondió entonces “con todo respeto” que el Papa estaba equivocado. “La fumata blanca sobre las islas fue muy clara”, ironizó Cameron, en referencia al referéndum kelper celebrado entonces y que pasó sin pena ni gloria.

Página 12