Evo Morales puso bajo sospecha al cónsul de Chile en Bolivia y se tensa la relación bilateral

El presidente Evo Morales, en una entrevista exclusiva con el matutino cruceño “El Deber”, difundida el martes, aseveró que Chile, por la cuestión del mar, siempre buscó la inestabilidad política, y puso bajo sospecha al cónsul de Chile en Bolivia, Milenko Skoknic, de quien dijo actúa igual que el ex embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, quien fue expulsado del país en 2008.

“Chile, por la cuestión del mar, siempre buscó la inestabilidad política. Sospechosamente estos días, esta semana que se va (la entrevista con Morales fue el 1 de agosto), el cónsul de Chile (Skoknic) estaba viajando a todos los departamentos, no sé si hay que declarar persona no grata a ese cónsul, buscando a autoridades y dirigentes. (…) actúa así como el embajador de Estados Unidos (Philip Goldberg), cuando se reunía con gobernadores opositores, llevando platita para justicia, eso hacía el embajador de Estados Unidos”, dijo.

Morales calificó a Goldberg persona no grata, a quien le pidió salir del país tras acusarlo de alentar una ola de protestas desatada por opositores a su gobierno que degeneró en violencia y por intromisión.

“Sin miedo al imperio, delante del pueblo declaro al embajador de Estados Unidos persona “no grata” y he pedido a nuestro canciller que envíe una nota al embajador haciéndole conocer (la decisión) para que retorne a su país”, dijo el mandatario en ese entonces.

El jefe de Estado, en diálogo con “El Deber” adelantó que se analizará “profundamente” lo que calificó como la “andanza” del cónsul chileno.

“No sé si son sus atribuciones, vamos a analizar profundamente esta andanza del cónsul chileno”, mencionó.

Skoknic, cita el matutino cruceño, es muy cercano al ex canciller chileno Alfredo Moreno, quien decidió paralizar el tratamiento de la agenda de los 13 puntos al no presentar propuestas concretas para solucionar el diferendo marítimo y haber cancelado una reunión bilateral en Santiago.

A contramano, el diputado chileno Jorge Tarud, entrevistado por el mismo medio de comunicación impreso, lamentó los dichos de Morales y pidió “dejar trabajar en paz” al cónsul general Skoknic.

“Escuchamos hablar de todo al presidente Morales. Es un jefe de Estado y lo respetamos, pero no puede acusarnos de intentar desestabilizar su gestión. Eso es muy grave”, lamentó el legislador.

Bolivia y Chile litigan en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, luego que en 2013 el país altiplánico inició un proceso para consolidar una salida soberana al océano Pacífico, arrebatada en la invasión chilena de 1879.

En los últimos días, el Presidente indígena, que tiene el respaldo popular de más del 60% de los bolivianos, planteó a Chile el restablecimiento de las relaciones diplomáticas para que en cinco años se resuelva el tema del mar y propuso como garante al papa Francisco, quien en su visita a Bolivia convocó al diálogo para superar el diferendo y después expresó que la demanda boliviana “no es injusta”.

ABI

Canciller chileno acusa a Bolivia de “amenazar” con expulsión de cónsul y advierte: “Nos vemos en La Haya”

El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, calificó como una amenaza los dichos del presidente Evo Morales sobre una eventual expulsión del cónsul chileno en La Paz, a quien acusa de reunirse con dirigentes opositores para “desestabilizar” al gobierno.

El canciller señaló que ante el ofrecimiento chileno de restablecer relaciones diplomáticas, la respuesta boliviana fue “una amenaza de declarar persona non grata a nuestro cónsul general en La Paz y la posibilidad de que sea expulsado”.

En una entrevista con el diario El Deber, Morales aseguró que nuestro país está buscando la “inestabilidad política” a raíz de la demanda boliviana para lograr una salida soberana al océano Pacífico. Por ello, consideró “sospechosos” los movimientos que realiza en los últimos días el cónsul Milenko Skoknic, al reunirse con distintas autoridades y dirigentes locales.

“Que la Corte de La Haya tome nota y que el Papa tome nota: nuestro ofrecimiento de diálogo es respondido con una amenaza de expulsión de nuestro cónsul general”, aseveró Muñoz.

De paso, el secretario de Estado recordó situaciones similares anteriores, como cuando se acusó de “espías” a periodistas chilenos y cuando se dijo que Chile estaría detrás de las protestas en la ciudad de Potosí.
“Francamente todo tiene un límite y quisiéramos llamar a una reflexión racional, puesto que hemos tenido con Bolivia una actitud de respeto, de consideración”, señaló.

Consultado sobre si efectivamente el cónsul se ha reunido con dirigentes opositores, el canciller explicó que Skoknic “ha hecho su trabajo de manera seria y competente (…) Él se reúne con las autoridades representativas y no con dirigentes opositores que puedan ser cuestionados, de modo que las actividades del cónsul son absolutamente abiertas y transparentes”.

Junto con atribuir las palabras de Morales a “la campaña comunicacional y mediática que ya conocemos” y respaldar la gestión del diplomático, el ministro sentenció: “nos vemos en La Haya“.

El canciller además recordó al mandatario boliviano que hace siete años, la presidenta Bachelet ayudó a facilitar el diálogo cuando el vecino país enfrentó un fuerte movimiento opositor.

“El presidente Evo Morales debe recordar que en 2008, cuando Bolivia vivió una grave crisis producto de una fuerte escalada opositora en la región conocida como Medialuna, fue la propia presidenta Michelle Bachelet quien, como presidenta Pro Tempore de Unasur, impulsó una acción de la organización para facilitar el diálogo y lograr la estabilización del gobierno del presidente Morales. La medida se concretó durante un encuentro que tuvo lugar precisamente aquí en La Moneda”, indicó.

BioBio