Gobierno y el ELN ultiman detalles para dar inicio formal al diálogo de paz

Todo está listo para que el gobierno y el ELN anuncien oficialmente el inicio de un proceso de paz. Pese a que se ha repetido en varias ocasiones e incluso se habló de crisis en el proceso exploratorio, las partes ya tendrían una hoja de ruta para la instalación de una mesa de dialogo, en Ecuador. Desde su salida de lleno del proceso con las Farc, Frank Pearl se dedicó a acelerar el dialogo que se dio en países como Venezuela, Ecuador, Brasil y Cuba con intermediarios del ELN en cabeza de Antonio García. Aunque el comandante del ELN, Nicolás Rodríguez ‘’Gabino’’ y el presidente Santos han manifestado en varias ocasiones sus intenciones de iniciar el dialogo de manera oficial, el anuncio se habría dilatado por cuenta de la exigencia de la guerrilla de incluir en la agenda temas estratégicos minero energéticos y de orden macro económico, en medio del recrudecimiento de sus acciones contra la infraestructura petrolera y recientemente con el estallido de petardos en Bogotá. Será un proceso independiente al de La Habana con avances y compromisos específicos, al margen de esta nueva negociación cuyo comisionado y responsable es Frank Pearl

Las2orillas

En septiembre, Gobierno y ELN iniciarían diálogos de paz en Ecuador

Mientras las conversaciones en La Habana parecen haber entrado en una etapa definitiva hacia el fin del conflicto, alrededor de los acercamientos entre el Gobierno y el ELN no ha habido más que rumores y misterio. Después de 14 meses de fase exploratoria, sólo esta semana hay indicios de que el ELN se subiría, por fin, al tren de la paz.

La exsenadora Piedad Córdoba dejó entrever este martes que en las próximas semanas se instalaría la mesa de conversaciones entre el Gobierno y ese grupo guerrillero.

Semana.com consultó fuentes cercanas al proceso, quienes manifestaron que esto ocurrirá en septiembre, en Ecuador, uno de los países acompañantes de esta fase confidencial. Hasta ahora los acercamientos han transcurrido entre Venezuela, Ecuador, Brasil y Cuba.

Entre el Gobierno y esa guerrilla hay diferencias que no ha sido fácil superar. El principal de ellos es que el ELN se ha negado a firmar una agenda que hable de manera directa de que dejarán los fusiles, como sí lo hicieron las FARC.

Para el presidente Santos que haya una voluntad inequívoca de desarme es una condición para instalar la mesa. En cambio para Nicolás Rodríguez Bautista, ‘Gabino’, máximo comandante de los elenos, la posibilidad de dejar de usar las armas depende del comportamiento del Gobierno y en especial de que cumpla los acuerdos hechos con las comunidades.

Estas dos posiciones llevaron a punto muerto la fase exploratoria tanto, que en las últimas semanas muchos expertos daban por hecho que no habría proceso de paz con el ELN por el momento, con los riesgos que ello implicaría para los acuerdos con las FARC, puesto que en algunas regiones la guerra de mantendría.

En los últimos días, el ELN ha intensificado sus acciones militares ofensivas e incluso está creciendo en regiones donde habían perdido influencia.

Ataques contra de la infraestructura energética y militar en Arauca, combates con el Ejército en el Catatumbo y la activación de varios petardos en Bogotá son algunas de las acciones que se le atribuyen y que, según analistas, buscan presionar al Gobierno para que inicie los diálogos formalmente.

Antes de establecer la mesa, el ELN ha expresado la supuesta falta de garantías para los denominados “presos sociales”, en referencia al proceso que adelanta la Fiscalía contra 13 jóvenes de Bogotá, algunos de ellos integrantes del Congreso de los Pueblos y a quienes se les ha señalado de estar vinculados a células urbanas de esta guerrilla, que actúan especialmente en las universidades.

Si se abre una mesa con el ELN, esta sería paralela a la de La Habana, pero sin duda muchos temas ya superados entre las FARC y el Gobierno podrían ser aceptados también por ‘Gabino’ y sus hombres. No en vano este último se ha reunido en varias ocasiones con ‘Timochenko’, jefe máximo de las FARC, quien ha manifestado que los encuentros han sido constructivos y se han compartido ideas. Por eso se prevé que si bien pueden ser procesos paralelos, en algún momento tendrán que converger.

Semana