Maduro afirma que la frontera seguirá cerrada y Colombia expresa inconformidad

El presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció este lunes que la frontera con Colombia continuará cerrada indefinidamente hasta que se regule la situación en estos sectores.

“La frontera va a seguir cerrada hasta que establezcamos un mínimo de convivencia y respeto a la legalidad, a la vida y a la economía”, sentenció el Primer Mandatario durante la rueda de prensa a los medios nacionales e internacionales, en el Palacio de Miraflores, en la que ofreció detalles sobre las acciones constitucionales que ha tomado el Gobierno Nacional para proteger al pueblo que vive en esta zona.

El pasado 19 de agosto, grupos paramilitares de San Antonio del Táchira atacaron a tres efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), quienes se encontraban desplegados en funciones contra el contrabando de extracción, estrategia ilícita que forma parte de la guerra económica.

Ante tal situación, el Presidente decretó cierre en la frontera y desplegó la Operación de Liberación y Protección del Pueblo, para combatir el paramilitarismo infiltrado en la zona.

A esto se le suma el decreto de un estado de excepción constitucional por 60 días prorrogables, en los municipios tachirenses Bolívar, Ureña, Junín, Libertad e Independencia, con el objetivo de reestablecer la sana convivencia en la región. A este decreto se añadió este lunes el municipio Rafael Urdaneta.

En este sentido, el Primer Mandatario destacó que este hecho violento “no fue cualquier ataque, fue un reto” que aceleró la aplicación de medidas de protección y defensa que se venían preparando para atender a los venezolanos que hacen vida en las zonas fronterizas.

Explicó que 150 mil personas provenientes de Colombia entran y salen del país diariamente, y que entre ellas se cuelan grupos desestabilizadores, orquestados por la derecha nacional e internacional, que pretenden perpetrar actos violentos en el país.

Refirió que la gran mayoría de esos ciudadanos colombianos que cruzan la frontera vienen a “trabajar aquí, porque aquí si hay derecho al trabajo, a la vivienda, a la educación y a la salud pública. Pero también vienen las bandas paramilitares, contrabandistas, secuestradores”, denunció al tiempo que señaló que estos pequeños grupos se dedican a actividades ilícitas, como el contrabando y narcotráfico.

Asimismo, Jefe de Estado reiteró su llamado a los políticos de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a adoptar una postura que contribuya a la protección del país y a alejarse de posiciones que vayan en contra los intereses de la patria.

“Llamo nuevamente a la MUD a la rectificación, a que abandonen esa política antivenezolana. Que no se llenen del odio de aquellos que los financian desde Colombia y Miami. Debemos obrar por la prosperidad de Venezuela y protegerla”.

Noticias 24

Gobierno expresará “inconformidad” a Venezuela por trato a colombianos

Tras reiterar el rechazo del Gobierno al cierre de la frontera y que la Alcaldía de Cúcuta decretó la calamidad pública, la Casa de Nariño manifestó este lunes que sentará su voz de inconformidad por el trato a los colombianos deportados.

“Este miércoles se reunirán las cancilleres de Colombia y Venezuela para tratar personalmente los problemas que ha generado esta medida unilateral del gobierno del país vecino y expresarle nuestra preocupación e inconformidad por las denuncias sobre atropellos sufridos por colombianos en Venezuela”, se lee en un comunicado de la Presidencia.

Según el texto, el Gobierno también va a reiterar la disposición para colaborar y coordinar acciones en la lucha contra el contrabando y el crimen organizado. “Nosotros somos los primeros interesados en ser efectivos contra este flagelo”, se lee en el citado documento.

A esa reunión también asistirán el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la ministra de Comercio, Cecilia Álvarez.

Mientras tanto, la canciller María Ángela Holguín reiteró la preocupación por la situación en la frontera. “Hemos estado muy ocupados en el tema humanitario”, dijo la ministra, quien resaltó que en la reunión que tengan con la diplomacia venezolana van a pedir que se les respeten los derechos humanos y que se salvaguarden las propiedades”, manifestó.

El asunto reviste gravedad ya que aunque la decisión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, es radical, lo cierto es que muchos de los deportados viven indocumentados en Venezuela. “Esta es una situación compleja para las personas que viven de uno u otro lado de la frontera”, reclamó la jefa de la diplomacia colombiana.

Por ahora, el Ministerio del Interior y la Cancillería instalaron un puesto de mando unificado para atender situación humanitaria en la frontera. El consolidado de Migración Colombia, Policía Nacional y organismos humanitarios indican que en total han sido atendidas 751 personas.

En el reporte se puede leer que 612 son personas adultas y 139 menores de edad repatriados. De estas personas, 514 están siendo atendidas en albergues habilitados en Villa del Rosario, en Cúcuta. Unas 237 se han trasladado a sus hogares en Colombia.

Semana

Ver el Comunicado del Gobierno de Colombia ante el cierre de la frontera con Venezuela

http://wp.presidencia.gov.co/Noticias/2015/Agosto/Paginas/20150824_02-Comunicado-del-Gobierno-Nacional-ante-el-cierre-de-la-frontera-con-Venezuela.aspx

Reunión de cancilleres de Colombia y Venezuela será en Cartagena

Cartagena de Indias acogerá la reunión de este miércoles entre la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez y María Angela Holguín, canciller de Colombia, para dialogar sobre la crisis en la frontera binacional, anunció este lunes el presidente venezolano, Nicolás Maduro

En una rueda de prensa con corresponsales extranjeros desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, el Mandatario señaló que al encuentro también asistirán varios gobernadores de las regiones limítrofes de ambos países.

Maduro agregó que el objetivo de la cita es “asumir un plan especial para construir una nueva frontera, productiva, sana, humana, respetuosa de la vida, de la ley y del derecho internacional”.

La expectativa del gobierno venezolano es que el territorio fronterizo sea un lugar “donde prospere el respeto a la vida y sea abolida la dictadura terrorista que han impuesto desde Colombia y Venezuela paramilitares, narcotraficantes y contrabandistas”, indicó.

La reunión de cancilleres busca zanjar la crisis que se desató en la frontera -de 2.219 km- tras un ataque a balazos de desconocidos que hirió a tres militares y a un civil el pasado miércoles en la ciudad de San Antonio de Táchira (oeste), cuando realizaban una operación contra el contrabando.

Luego de ese atentado, Maduro ordenó el cierre indefinido de un sector del área limítrofe y declaró el estado de excepción en seis municipios de la zona, en el marco del cual han sido deportados un millar de colombianos, según Caracas indocumentados.

“La frontera va a seguir cerrada hasta que no restablezcamos un mínimo de convivencia”, aseguró Maduro este jueves.

El presidente venezolano denuncia que el ataque fue cometido por paramilitares que se lucran del intenso contrabando en la región, y que esas actividades ilegales forman parte de una trama de la derecha local para desestabilizar a su gobierno.

Panorama

Unasur dispuesta a colaborar en frontera colombo-venezolana

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, aseguró el lunes que el organismo está dispuesto a colaborar en la búsqueda soluciones a la situación en la frontera entre Venezuela y Colombia.

Esta es la respuesta de Samper tras la solicitud hecha por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de invitar “de manera inmediata” al secretario de la Unasur al país para tratar el problema fronterizo con Colombia.

“Que venga de inmediato, es un hombre de gran capacidad (…) muy objetivo, con gran experiencia, y que la presidencia pro témpore también nos envíe lo que el presidente Tabaré Vázquez considere y nos apoye”, manifestó Maduro desde Miraflores (sede el Ejecutivo).

Se espera que la canciller venezolana, Delcy Rodíguez, sostenga una reunión este miércoles con su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, para abordar el problema fronterizo.

En contexto
El presidente Nicolás Maduro, decretó el pasado viernes un estado de excepción en los municipios, Bolívar, Ureña, Junín, Libertad e Independencia del estado Táchira (oeste), entidad fronteriza con Colombia, por 60 días. El lunes se añadió el municipio Rafael Urdaneta.
Además, extendió hasta tiempo indefinido el cierre de la frontera.
La medida fue ejecutada luego de que el mandatario suramericano denunciara actos paramilitares, orquestados desde Colombia por el expresidente Álvaro Uribe Vélez, con colaboración de elementos de la derecha venenezolana.

TeleSur