Más de 50 mil bailarines participan de las celebraciones por la Virgen de Urkupiña

Aproximadamente 50.000 danzarines de 57 fraternidades dan inicio hoy a la gran Entrada Folklórica de Urkupiña. Los bailarines demostrarán su cultura, arte y devoción siguiendo una antigua tradición que comenzó en 1977 como una expresión de fe hacia la Virgen. Según la leyenda la imagen se apareció un día de agosto de 1700 a una humilde pastorcita, en lo que hoy se conoce como el cerro de Cota, en el Calvario.

La entrada comenzará a las 9:00 y contará con puntos de control para evitar baches. Quillacollo espera recibir un millón de peregrinos del país y el exterior.

La Alcaldía junto a la Policía y la Iglesia completaron los detalles de la organización como la ubicación del palco central en la plaza Bolívar, el armado de las graderías, la seguridad, la instalación de baños portátiles y puestos de información.

El alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida, inspeccionó las graderías en la avenida Blanco Galindo y evidenció que algunas tenían deficiencias.

Ante esta situación, la Intendencia junto a Bomberos hizo el recorrido y se encargó de asegurar todas las graderías. La Alcaldía sugirió a los comerciantes que el precio de los asientos no supere los 80 bolivianos.

Con el fin de velar por la seguridad de los visitantes, a lo largo del recorrido se desplegarán 7.000 policías.

Además, se contará con cámaras y personal en el puente de metal ubicado frente a la plaza Bolívar para evitar aglomeración, informó ayer la comandante de la Policía de Quillacollo, Lidia Senzano.

En todo el recorrido se instalarán 30 baños y el servicio tendrá un costo de 1,50 bolivianos. También, habrá 70 basureros.

El Alcalde confirmó la presencia del presidente Evo Morales en la entrada folklórica al promediar las 13:00. Además, se prevé que también esté en la misa central, el sábado a las 11:00

Por primera vez, la Alcaldía de Cercado apoya en la organización de la festividad de Urkupiña con un plan integral. Hoy distribuirá 150.000 manillas adhesivas para identificar a los niños y evitar extravíos. El día de la peregrinación, el domingo, la Intendencia, EMSA y Seguridad Ciudadana trabajarán en el resguardo. Ayer, se retiró temporalmente a los inhaladores de clefa de cercanías de la terminal. El alcalde, José María Leyes, dijo que el éxito de la festividad depende del comportamiento de la gente que disfrute sin consumir alcohol.

Concejo de Salta reconoce la importancia cultural

Concejales de la ciudad de Salta en Argentina junto a una delegación llegaron ayer a Cochabamba para la fiesta de la Virgen de Urkupiña y trajeron consigo un reconocimiento para el comité organizador de la fiesta por la importancia cultural de ésta. Los visitantes aseguran que es una celebración que trasciende fronteras y motiva la fe de los devotos. Expresaron que en Salta la gente adoptó la fiesta, realiza la entrada folklórica y una comisión que viene cada año, lleva piedras para varias familias.

Entre los visitantes estuvo Carlos Gali, un hombre que visita a la Virgen desde 2001. “Cuando llegué me dio mucha emoción verla. Un año me llevé la imagen a casa y en ese entonces tenía principio de cáncer, sin embargo, yo no le pedí por mí, sino por la estabilidad de mi familia. La Virgen me lo concedió y con mi familia cuando fui al médico, la enfermedad había desaparecido. Por eso, el 2004 decidí tatuarme la imagen en el pecho”.

Un día antes de la fiesta, el transporte bloqueó el centro

A un día de la festividad de Urkupiña, la Central de Transporte de Quillacollo bloqueó las calles de la ciudad por un conflicto de líneas. Después de varias horas de diálogo entre los dirigentes y el Concejo Municipal finalmente se levantó la medida.

El conflicto surgió como protesta porque la línea 210 de El Paso comenzó a transitar por el centro de Quillacollo por una ordenanza que se promulgó sin la aceptación de la central. Por este motivo se demandó la abrogación de dicha normativa, señaló el dirigente de los transportistas, Armando García.

Después del diálogo entre dirigentes y concejales y la mediación del alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida, se abrogó la ordenanza y la línea 210 ya no tiene permitido ingresar al centro del municipio, agregó García.

Después de las fiestas se tiene previsto hacer un reordenamiento vehicular en Quillacollo.

Los Tiempos