Perú le entrega a Bolivia los restos de dos soldados que combatieron en la Guerra del Pacífico

El Gobierno de Perú entregó hoy a las autoridades de Bolivia los restos mortales de dos militares bolivianos que fallecieron en territorio peruano mientras participaban en la Guerra del Pacífico (1879-1884).

Los restos mortales corresponden a un oficial y a un soldado pertenecientes al segundo regimiento infantería Sucre que no pudieron ser identificados.

Los dos militares fallecieron en la Batalla del Alto de la Alianza, acontecida el 26 de mayo de 1880 entre los ejércitos aliados de Perú y Bolivia contra el ejército de Chile, que resultó victorioso con la consecuente salida de Bolivia del conflicto.

La ceremonia de entrega de los restos se realizó en el cuartel general del Ejército de Perú con la presencia del primer ministro peruano, Pedro Cateriano; la canciller, Ana María Sánchez, y el ministro peruano de Defensa, Jakke Valakivi, entre otras autoridades peruanas.

En representación de Bolivia estuvo el canciller, David Choquehuanca; y los ministros de Defensa, Reymi Ferreira; y de Cultura, Marko Machicao; además del embajador boliviano en Perú, Gustavo Rodríguez.

Valakivi condecoró de manera póstuma a los dos militares bolivianos con la “Medalla del Combatiente Mariscal Andrés Avelino Cáceres”, que se entrega por acciones distinguidas en el campo militar.

Durante el acto también se realizó una oración religiosa y se rindieron honores militares a los combatientes bolivianos, cuyos restos estaban albergados en sendos ataúdes cubiertos por la bandera del país altiplánico.

La entrega se realizó tras el acta notarial que el Ministerio de Cultura de Perú y la embajada de Bolivia en Perú suscribieron en Lima el pasado miércoles.

El presidente peruano, Ollanta Humala, confirmó a su homólogo boliviano, Evo Morales, el hallazgo de los restos de los dos militares durante el encuentro presidencial celebrado en junio en la región peruana de Puno.

Los restos serán trasladados en un vuelo desde Lima hasta Sucre, capital constitucional de Bolivia, donde serán recibidos por Morales para posteriormente ser depositados en las urnas de un museo militar.

Los cadáveres fueron hallados en 2008 y se encuentran momificados por las condiciones áridas y desérticas del sur peruano, según contó Ferreira la semana pasada.

Los restos conservan las chaquetas amarillas con las mangas y el cuello rojos, con botones que llevan el escudo del Ejército boliviano, y pantalones blancos con el borde doblado, típico del regimiento sucrense.

Entres sus ropas se encontraron hojas de coca secas, utilizadas para aminorar la fatiga al masticarlas.

El oficial murió tras ser rematado en la cabeza y el soldado falleció en el combate, según el diagnóstico de los forenses que analizaron los restos.

De acuerdo con los historiadores, en la batalla del Alto de la Alianza los soldados del regimiento Sucre resistieron un fuerte embate de las tropas chilenas, y de los 470 militares que tenía ese grupo murieron 200 y 178 quedaron heridos, destacó el ministro.

Bolivia y Perú enfrentaron a Chile en la Guerra del Pacífico que comenzó tras la ocupación ese año del territorio boliviano por tropas chilenas que también conquistaron el sur peruano.

El Comercio