Por primera vez, el país presentará listas de ofertas en el TISA

Uruguay presentará en la próxima ronda del TISA las listas de ofertas y de preservación de servicios en lo que será el inicio de las negociaciones en este Tratado. Aún no está definido qué áreas serán las que serán promocionadas y cuáles las protegidas. Lo que se tiene la certeza es que aquella empresa que llegue a competir a Uruguay tendrá que cumplir con las leyes laborales del país.

Una delegación del Secretariado del Frente Amplio (FA) fue recibida ayer por el canciller Rodolfo Nin Novoa a fin de interiorizarse del proceso de integración Uruguay en el TISA.

Del resultado de este encuentro se desprende que el Poder Ejecutivo tiene definido que a mediados de setiembre estará presentando por primera vez las listas de servicios de sectores de interés de negociar a nivel internacional así como aquella nómina de ofertas nacionales a los cuales pedirá un trato preferencial a fin de su preservación para que no tenga competencia.

A nivel del Gobierno Nacional se viene discutiendo la conveniencia de colocar determinados sectores en las listas de ofertas como en las de protección. El diputado Yerú Pardiñas, integrante del Secretariado del FA, aclaró que el canciller Nin Novoa les informó que aún no hay definición clara del tema en virtud de que aún se está en el proceso de interacción con los distintos ministerios.

El Poder Ejecutivo dio un plazo a las distintas secretarías para que entreguen sus informes los que se estarán concluyendo en los próximos días.

“Lo que sí ya tiene una posición es que Uruguay en la próxima ronda de setiembre va a plantear el interés de preservar toda la normativa que tiene en cuanto a protección del trabajo y seguridad social. Eso es parte de algo que ya está definido”, comunicó el legislador oficialista.

El planteo del gobierno consiste que más allá de los sectores que posteriormente se acuerden y que estén liberadas a la posibilidad de competencia externa en nuestro país, las empresas extranjeras que hagan la oferta en Uruguay deberán de cumplir con las normas laborales y de protección social vigentes.

La Cancillería uruguaya vio que nuestro país había incursionado en tres experiencias de preparación de listas en distintos momentos. Una de ellas fue para el Mercosur, otra vez se dio cuando se acordó en el GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) de la Organización Mundial del Comercio. Finalmente se hicieron listas cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio con México.

“La Cancillería entiende que Uruguay estará participando de la ronda de negociaciones de setiembre entregando listas. Hoy Uruguay es parte del TISA como negociador”, aseguró Pardiñas.

Mencionó que el canciller Nin Novoa informó que en esta próxima instancia de setiembre no se cierra la posibilidad para que Uruguay incluya otros sectores en las listas futuras. Explicó que existe una cláusula general que está acordada con los participantes de las negociaciones para incluir determinados sectores cuando no hubiera definiciones en las fechas de las rondas.

El Secretariado del FA estará comunicando lo conversado con el canciller Nin Novoa a la Mesa Política en la jornada de mañana. En los próximos días está prevista una convocatoria a encuentros regionales para abordar el tema.

Cabe la posibilidad que la fuerza política pida una entrevista con la Secretaría de la Presidencia de la República para ver la evolución del proceso que lleva adelante el Poder Ejecutivo.

Precisamente el TISA será uno de los temas que se abordarán en los comités de base el próximo 25 de agosto.

El 5 de setiembre, el Plenario Nacional se estará expidiendo sobre el TISA y la decisión se la estará comunicando al presidente Tabaré Vázquez.

“Lo que decida el FA sobre el tema será orientador para lo que defina el gobierno”, aclaró Pardiñas.

Definición para 2016

La cancillería informó ayer que el proceso de mayor definición de participación en el TISA se estaría dando en el transcurso del 2016.

De la reunión se concluyó con que Uruguay seguirá participando pero siendo firmes e inteligentes en la elaboración de los listados.

En tal sentido se considera que podría llegar a ser positiva la posibilidad de exportación de los servicios globales en aquellos sectores que demandan trabajo y generan agregado de valor.

Además de la posibilidad de ingresar a otros mercados con la industria del software, Uruguay podría aportar servicios profesionales, de logística y de administración y contabilidad.

Por su parte, hay en la fuerza política cierta preocupación de las derivaciones de la participación activa de Uruguay en el TISA. Analizan las consecuencias que esto podría traer para un posible debilitamiento del Mercosur. También hay reparos sobre el ingreso a Uruguay de servicios provenientes de países desarrollados que pudiera afectar la industria nacional.

La Republica