Colombia anuncia menos impuestos para generadores de energías renovables

A pesar de haber tardado poco menos de 18 meses en la reglamentación de la Ley 1715, ayer el ministro de Minas y Energía, Tomás González, anunció que los generadores de energías renovables no convencionales tendrán exenciones tributarias por compra de bienes de capital y beneficios impositivos en la inversión.

“Están cubiertas la generación con biomasa, energía solar, eólica, geotérmica y las pequeñas hidroeléctricas. Los incentivos son descontar hasta el 50% de la inversión de la cuenta de impuestos, no pagar IVA ni aranceles en los bienes y un régimen de depreciación acelerada. Nuestros cálculos dicen que puede haber reducciones equivalentes a la cuarta parte de la inversión”, explicó González.

Si bien estas medidas estimulan a las empresas para que le apuesten a este negocio, la capacidad de producción de esta generación todavía no ha podido ser establecida con certeza. La excepción es la energía eólica que, de acuerdo con cifras de la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME), podría aportar 3.000 megavatios, más o menos el 20% de la demanda actual.

Como publicó recientemente este diario, al finalizar este mes la UPME presentará el plan de expansión que, entre otros puntos, contendrá el trazado de la conexión al sistema. El diseño permitirá que las empresas interesadas, entre ellas Enel Green Power, Isagén y el Grupo Celsia, definan si le jalan o no a la inversión en estas nuevas tecnologías. De acuerdo con el director de la UPME, Jorge Valencia, para 2018 se espera que los primeros proyectos estén aportando energía al sistema.

La garantía de que este tipo de energías esté disponible para el sistema es una de las grandes preocupaciones. A pesar de las dificultades que se han presentado en las últimas semanas con los generadores térmicos, serán éstos los llamados a seguir respaldando el sistema.

La presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgén), Ángela Montoya, aseguró que “estas medidas deben ser vistas con buenos ojos porque representan la continuidad de que el sector sea cada vez más robusto para enfrentar otros fenómenos de El Niño. En el mundo, las energías renovables han requerido de incentivos tributarios para que sus modelos financieros cierren. Entonces las empresas que están buscando entrar a Colombia ahora tienen el marco regulatorio para hacerlo”.

El Grupo Celsia saludó el anuncio del Ejecutivo y aclaró que de este modo se hizo más viable la oportunidad. El presidente de la firma, Ricardo Sierra, aseguró que “estamos convencidos de la importancia y la necesidad de aumentar la participación en energías renovables no convencionales. Las medidas e incentivos anunciadas por el Gobierno son un buen paso para lograrlo”.

Esta noticia llega en medio de una crisis de credibilidad del sistema eléctrico, la cual, reiteró el Gobierno, no amenaza el abastecimiento de energía de los próximos meses.

América Economía