Ecuador incorpora por primera vez en la historia policías con título de tercer nivel

En una imponente ceremonia, que contó con la presencia del presidente de la República, Rafael Correa, este martes se incorporaron 2.423 policías de la primera promoción de Técnicos Superiores en Seguridad Ciudadana y Orden Público, título académico reconocido por la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senescyt).

Se trata de un hecho que marca un hito en la historia de la institución y del país, pues abre una etapa de profesionalización de los miembros de la Policía Nacional.

“Yo me siento muy orgulloso como presidente de la República y como ecuatoriano de participar en este acto que refleja los nuevos tiempos de nuestra Policía Nacional (…) Hoy damos un paso fundamental en la profesionalización de la institución con una carrera reconocida por el sistema de educación superior”, dijo el presidente Correa en su intervención en el estadio de Pomasqui, parroquia rural ubicada en el noroccidente de Quito, cercana a la Mitad del Mundo.

Ante miles de civiles y uniformados, el mandatario expresó su satisfacción de “saber que por fin los miembros de la tropa policial tienen acceso a un reconocimiento profesional de tercer nivel” y que el acceso a esta educación se da por méritos y de manera gratuita.

Dijo que la profesionalización de la carrera avalada por el Sistema de Educación Superior ha sido una antigua y legítima aspiración de la Policía Nacional, pero su implementación exigía no solo una decidida voluntad política sino, además, la participación de diversas instituciones que garanticen no solo la calidad académica sino también la adecuación del programa profesional.

Sostuvo que esto finalmente se ha logrado gracias a la coordinación del Ministerio Coordinador de Talento Humano, la Senescyt, el Consejo de Educación Superior, el Instituto Tecnológico de la Policía Nacional y una comisión especial de asesores de la policía de Chile.

El modelo pedagógico se orienta a alcanzar la excelencia académica y profesional bajo un enfoque comunitario y con énfasis en la seguridad ciudadana. Está dividido en dos componentes proporcionalmente iguales: teórico-práctico.

La teoría se enfoca en el conocimiento de las funciones los principios básicos de actuación y estructura de la función policial, así como el marco jurídico que legitima las acciones de la Policía Nacional.

En el caso de la práctica, se trabaja en la adquisición de habilidades y estrategias para la adecuada atención e interacción con los ciudadanos.

Los nuevos policías cursaron 3.200 horas de formación, desarrolladas en cuatro periodos académicos de 16 semanas cada uno en institutos las provincias de Pichincha, Guayas Manabí Tungurahua, Chimborazo, Bolívar e Imbabura.

En la ceremonia, José Serrano, ministro del Interior, recordó que en gobiernos anteriores los policías debían comprar su propio equipamiento, uniforme y dotación y, en contraposición destacó la transformación profunda que atraviesa actualmente la seguridad ciudadana en el país

Andes