El Salvador: el presidente Sánchez Cerén presenta programa para fomentar lectura en estudiantes salvadoreños

A lo largo del año logró leer seis libros, además de los materiales educativos, principalmente títulos de autores extranjeros que están de moda y son reconocidos en el país. De los autores salvadoreños ha tenido poca oportunidad de conocer sus trabajos. Recuerda que ha leído algunos cuentos, como “La petaca” de Salvador Salazar Arrué.

Dijo sentirse emocionado de ser uno de los alumnos beneficiados con siete libros salvadoreños, en el marco del programa “Lectura para la vida”, que lanzaron ayer la Presidencia de la República, el Ministerio de Educación (MINED) y la Secretaría de Cultura (SECULTURA).

“Me emociona. Espero que me deje una buena reseña y me ayude a cultivar mis valores y poder ser, quizá, el próximo en escribir un libro nacional”, comentó.

El MINED distribuirá las obras: “Cuentos de barro” de Salvador Salazar Arrué; “Cuentos y narraciones” de Francisco Gavidia; “Una vida en el cine” de Alberto Masferrer; “Libro del trópico” de Arturo Ambrogi; “La muerte de la tórtola” de José María Peralta; “Jícaras tristes” de Alfredo Espino; y “El Salvador, historia contemporánea” de Carlos Gregorio López.

Poder leerlos le genera mucha expectativa. “Me podría dejar una grata impresión de la cultura y la civilización que tuvieron, la generación pasada, al escribir tan buenos libros”, agregó el estudiante.

Considera que la iniciativa facilita la posibilidad de que jóvenes que tienen recursos limitados puedan tener libros de autores nacionales. “En parte existe cultura, pero está bien lo que está haciendo el presidente (Salvador Sánchez Cerén) porque nos está incentivando a que leamos y nos cultivemos con eso”, dijo.

Sin embargo, aunque el acceso a libros sea limitado, considera que con la tecnología también se puede cultivar la lectura de las obras nacionales. “Pero yo creo que eso no es pretexto, porque existen los PDF y ahí es donde podemos nosotros incentivarnos, para mí eso no es pretexto”.

Otra estudiante que manifestó su atracción por la lectura fue Katherin Jaime, alumna de noveno grado. “A mí me gusta leer bastante. Cualquier libro, algo que me parezca interesante lo leo. He leído el libro de Harry Potter, cosas de amor”, expresó la estudiante.

La idea de leer durante el período de vacaciones no le parece extraña, sino que ya es parte de sus actividades de recreación. “Porque casi no salgo”, agregó.

El ejercicio de la imaginación, a través de la lectura, es uno de los aspectos que más le agradan. “Porque tengo bastante imaginación cuando leo. Cuando uso la imaginación me meto, me meto en la historia”, expresó con bastante emoción.

Comentó que hasta el momento no ha tenido la oportunidad de leer libros de autores salvadoreños, aunque ha visto algunos en la biblioteca del centro escolar. También los considera de precios accesibles, pero que no son comunes en las ventas.

Con el programa “Lectura para la vida” tendrá la oportunidad de obtener los siete libros de autores salvadoreños. Espera que los demás estudiantes también aprovechen la oportunidad de conocer más de la cultura nacional por medio de la lectura.

La Prensa Gráfica