Guatemala y Honduras prevén concluir en diciembre proyecto de unión aduanera

Agilizarán negociaciones para concretar la Unión Aduanera

 
En la séptima ronda de negociaciones del proceso de unión aduanera entre Guatemala y Honduras, que se llevará a cabo la próxima semana, los equipos técnicos de ambos países agilizarán los trámites correspondientes al área técnica para que el 1 de diciembre se logre la integración de esas 2 economías.

María Luisa Flores, viceministra de Integración y Comercio Exterior, aseguró que el proceso lleva un avance del 80 por ciento, pero se tiene previsto que en la siguiente cita, la cual comenzará el 16 de noviembre, se concluya con la aprobación de la factura que se utilizará para el intercambio de bienes, el software que permitirá realizar las transacciones electrónicas y concluir con el manual de procedimientos que servirá en las aduanas periféricas.

“Con estas medidas, los equipos técnicos estarían finalizando su labor respecto de los temas de aduanas, aranceles, migración, tributos internos y medidas sanitarias y fitosanitarias necesarias para comenzar con la unión. Pero a partir del 1 de diciembre comenzaría una segunda etapa, en la cual se buscaría integrar a El Salvador”, comentó la funcionaria.

El obstáculo
A decir de Artemio Juárez, presidente de la Asociación de Transportistas Internacionales, el principal obstáculo que pone en peligro esta alianza es la no aprobación de los Protocolos Habilitantes por parte de las asambleas legislativas de los dos países.

“Postergar la ratificación de las iniciativas significa detener la generación de empleo formal, la expansión de la oferta de productos para los consumidores y el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas”, aseveró Jorge Méndez Herbruger, ministro de Economía, quien ha efectuado gestiones en la presidencia del Congreso y con jefes de bancadas para solicitarle la aprobación del proyecto de ley.

En ese sentido, Juan Alcázar, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Legislativo, manifestó que la iniciativa ya cuenta con dictamen favorable y esperan que una vez inicie su trámite sea aprobado, debido a que no representa ningún interés político.

Beneficios
De acuerdo con el Doing Business en Centroamérica y la República Dominicana 2015, el desempeño de Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras en el área del comercio transfronterizo es lento y costoso, comparado con países de altos ingresos.

En promedio, la región requiere para importar 6 documentos, 16 días y US $1 mil 472 (Q11 mil 275), mientras que para exportar son necesarios 6 documentos, 15 días y US $1 mil 379 (Q10 mil 563). En tanto, los países de altos ingresos requieren entre 6 y 4 días menos, y los gastos se reducen hasta un 25 por ciento.

“Estos obstáculos al comercio se verían en gran medida solucionados, pues el proyecto enfatiza la facilitación de comercio con elementos como la gestión integrada de fronteras, armonización de procedimientos aduaneros, eliminación de barreras sanitarias y fitosanitarias al comercio, paso ágil y la habilitación de rutas fiscales, lo cual redundará en una reducción de tiempo y costos” , explicó Juan Carlos Tefel, secretario de la Junta Directiva de la Cámara de Industria de Guatemala y miembro del Consejo miembro del Comité Consultivo para la Unión Aduanera.

Impacto económico
En términos económicos, la unión aduanera creará la economía más grande de Centroamérica, la cual representaría el 44 por ciento del territorio de la región, el 35 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, US $72.8 mil millones (Q603 mil 608 millones) y el 35 por ciento del intercambio comercial de la región, que equivale a US $35.2 mil millones (Q269 mil 632 millones).

“Convertirnos en un solo territorio aduanero nos permitirá contar con un mayor acceso a puertos y aeropuertos, aumentará nuestro atractivo para las inversiones, dinamizará el turismo y el comercio exterior, por lo cual prevemos que gracias a la unión el PIB de Guatemala crecerá 1 por ciento adicional cada año”, subrayó Judith Flores de Molina, consultora en comercio exterior.

Antecedentes

El proceso de Unión Aduanera en Centroamérica no es una iniciativa nueva. Tiene sus orígenes desde 1823, cuando se crearon las Provincias Unidas Centroamericanas, que desaparecieron en 1838.

Este esfuerzo se retomó en el ámbito económico en 1960, con la firma del Tratado General de Integración Económica Centroamericana. En el caso de la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, comenzó a trabajarse en diciembre de 2014 por orden presidencial.

En febrero de 2015, los gobiernos firmaron el Marco General, y en abril el Protocolo Habilitante, el cual debe ser ratificado por los Parlamentos de cada país. En junio se implementó el plan piloto con un modelo de aduana integrada en el paso fronterizo de Agua Caliente, Esquipulas, Chiquimula.

Alianza del Triángulo Norte

El 22 de octubre, en la reunión de los Ministros del Triángulo Norte, El Salvador confirmó su adhesión al proyecto de integración.
“La incorporación de El Salvador viene a sumar a la construcción de proyectos de infraestructura que modernizarán y agilizarán el paso de mercancías y personas por la franja fronteriza entre ambos países”, indicó Jorge Méndez Herbruger, ministro de Economía.

Por su lado, Javier Gutiérrez, director ejecutivo de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, manifestó que este esfuerzo representa un paso para alcanzar la unificación regional, uno de los compromisos establecidos en el Acuerdo de Asociación de la Unión Europea con Centroamérica para mantener los beneficios comerciales con ese bloque.

“Significará una mayor competitividad”

Juan Carlos Tefel, secretario de la Junta Directiva de Cámara de Industria de Guatemala y miembro del Comité Consultivo para la Unión Aduanera, dio a conocer los avances y desafíos que enfrenta Guatemala y Honduras para concretar la integración binacional.

¿Cuál es el principal desafío para que el proyecto se realice?

El principal obstáculo para ambos países pasa por la aprobación del Protocolo Habilitante, el cual debe ser ratificado a más tardar el 23 de noviembre por el Congreso de Guatemala y por el de Honduras, para que las aduanas puedan funcionar de manera conjunta a partir del 1 de diciembre. Sin esta medida, no se podrá concretar la unión aduanera.

¿Qué avances se registran en el área técnica?

Hemos alcanzado acuerdos en las áreas de medidas sanitarias y fitosanitarias, tributos internos, aranceles, migración y reglamentación.

¿Qué representará para Guatemala esta unión?

Para el país significará una mejora en la facilitación del comercio y una mayor competitividad, la cual se transformará en menores precios para el consumidor.

¿Quiénes serán los beneficiados con ello?

Con los costos relativamente bajos y un fácil acceso al mercado centroamericano, las pequeñas y medianas empresas serán las principales beneficiadas, lo cual dinamizará aún más la economía nacional.

Con la adhesión de El Salvador ¿cuál es el panorama para la región?

Con la incorporación de El Salvador se concretaría la Unión Aduanera del Triángulo Norte, lo cual sienta las bases para definir la integración centroamericana.

DCA