Honduras: ciudadanos sirios detenidos podrían acceder a condición de refugiados

El titular de la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Rigoberto Chang Castillo, informó este lunes que ya existe una solicitud de refugio para los cinco ciudadanos sirios detenidos el pasado martes en el aeropuerto de Toncontín con pasaportes falsos.

Los sirios Majd Ghanout, Willian Ghanout, Fady Freej, Mazen Mikhail y Laurens Samaan podrían gozar de una condición de refugiados pese a los requerimientos fiscales que pesan en su contra, explicó Chang Castillo.

Asimismo, refirió que de acuerdo a la convención de Estatuto de los Refugiados de 1951 una comisión especial del Instituto Nacional de Migración analiza si se otorga o no la condición de refugiados a dichos ciudadanos originarios de Siria.

“La solicitud de refugio es excluyente de los requerimientos fiscales que hizo la representación de la sociedad ante los tribunales de la República”, aludió el funcionario.

Explicó que el argumento de la solicitud de refugio se basa en que la vida de los extranjeros requeridos corre peligro en Siria a causa de la guerra.

“Son uno de los tantos argumentos que se deben tomar en consideración par que el Estado de Honduras les otorgue la condición de refugio”, agregó.

Acto seguido, recordó que el pasado a causa de conflictos bélicos en Centroamérica, Honduras hospedó en condición de refugiados a más de 10 mil personas.

Notificó que la solicitud de refugio ya fue avalada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Gobierno ya le da el trámite correspondiente.

En ese orden, reveló que en la actualidad Honduras otorga refugio a otros cinco ciudadanos originarios de Centroamérica.

Consideró que en esta ocasión se trata de “caso atípico” por lo que cualquier decisión que se tome respecto al futuro de los requeridos servirá de precedente no solo para ciudadanos sirios sino para migrantes de otras nacionalidades.

Cabe señalar que, el viernes en la mañana fueron presentados al tribunal de justicia correspondiente, adonde el juez les dictó detención judicial y fueron trasladados bajo fuertes medidas de seguridad a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto acusados de falsificación de documentos públicos y usurpación del estado civil en contra de la fe pública.

No obstante, Con el fin de garantizarles mayor seguridad, las autoridades penitenciarias determinaron trasladar a los cinco sirios detenidos en la capital hondureña al centro penal de El Porvenir, en el norte de Francisco Morazán.

Proceso