152 organizaciones respaldan enmiendas constitucionales propuestas por el Gobierno

La Coordinadora de Movimientos Sociales por la Democracia y el Socialismo (CMS DS), que agrupa a 152 organizaciones sociales del Ecuador, resolvió este lunes apoyar el bloque de enmiendas constitucionales que han sido propuestas ante la legislatura ecuatoriana para su aprobación.

El organismo entregó a la Asamblea Nacional Legislativa, representada por su presidenta Gabriela Rivadeneira, un manifiesto en el que se detalla el marco de apoyo a las enmiendas, y algunos temas prioritarios que, a decir de Nelson Rodríguez, copresidente del CMS DS, se deberían “aprobar ya” en el cuerpo legal del Ecuador.

El documento cita varios puntos de la Agenda Social, como la Revolución Agraria y leyes conexas a la ley de Soberanía Alimentaria: ley de tierras y territorios, ley de semillas, ley de pesca y ley de comunas; una ley de Seguridad Social y Seguro Campesino que cubra toda la población urbana y rural.

“Es necesario profundizar una propuesta del cambio de matriz productiva para el sector rural, artesanal y popular y que la plurinacionalidad debe expresarse en la estructura del Estado y la Interculturalidad en el reconocimiento del otro por parte de la sociedad”, dijo Rodríguez, y subrayó la necesidad de que los campesinos cuenten con sistemas de transporte comunitarios.

Marcelo Solórzano, presidente de la Confederación de Trabajadores del Sector Público, se refirió a la necesidad de buscar los mecanismos eficientes para priorizar la producción nacional por sobre las importaciones.

“Vamos a seguir apoyando la construcción de la política pública que le haga bien al país, pero también vamos a seguir siendo críticos con aquella construcción de política que no nos beneficia”, dijo.

Rodrigo Collaguazo, presidente de la CMS DS, dijo a medios de comunicación que las organizaciones sociales que conforman ese organismo no están divididas en sus opiniones acerca del apoyo a las enmiendas constitucionales.

“Como somos una articulación de organizaciones nacionales, regionales y locales, obviamente el análisis se vuelve un poco complejo, pero esa es la riqueza del debate”, aclaró.

Collaguazo negó en firme que exista una ruptura entre el Gobierno Nacional y los movimientos sociales que hacen parte de la Coordinadora. Al final de la jornada, fue él quien le entregó el manifiesto a la presidenta del legislativo.

De su parte, Gabriela Rivadeneira se mostró agradecida por el apoyo social a las enmiendas, y resaltó que el legislativo ecuatoriano ha aprobado 38 leyes en este período de gestión, para lo cual “ha sido fundamental el aporte de todos los sectores sociales y ciudadanos, en procesos previos, durante y después de la aprobación de las leyes”.

Andes

El debate crucial de las enmiendas se realizará el jueves

El segundo debate de las enmiendas a la Constitución será este jueves, 3 de diciembre de 2015. La decisión se tomó en la noche del domingo durante una reunión entre la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira y la Coordinación de la bancada de Alianza País.

Hasta las 21:15 del domingo, la bancada oficialista continuaba debatiendo, según confirmó el legislador Fausto Cayambe, pues se tenía previsto tratar la propuesta de la coordinadora de movimientos sociales de principalizar a un grupo de alternos.

También conocerían los detalles de la movilización hacia Asamblea de simpatizantes de Alianza País, quienes defenderán simbólicamente el paquete de enmiendas, con vigilias.

Las organizaciones sindicales del FUT y las sociales, como la Conaie, convocarán a un paro nacional ese día. Severino Sharupi, de la Conaie, anunció que cuando se traten las enmiendas llegarán delegaciones de indígenas, desde varias provincias del país.

Esta vez, a diferencia del paro realizado en agosto de este año, no habrá una marcha desde el sur del país sino que arribarán en vehículos a la capital.

Rivadeneira convocó a los movimientos sociales a que se mantengan “en permanente organización y en movilización, porque aquello que nos ha costado no estos nueve años, sino décadas desde las organizaciones sociales construir y mantener es lo que hoy se encuentra en riesgo de retroceder”.

El Comercio