El gobierno de Venezuela condena “las injerencias y amenazas imperiales” del Senado de EEUU

Cancillería de Venezuela: Condenamos las injerencias del Senado de EE UU

La Cancillería de Venezuela rechazó este jueves 2 de marzo el apoyo expresado por el Senado de Estados Unidos para invocar la Carta Interamericana en el país.

“El pueblo rechaza las injerencias y amenazas imperiales contra la Patria de Bolívar, Venezuela se respeta hoy, mañana y siempre. Los pueblos hermanos del mundo apoyan la causa de Venezuela contra ataques del senado de Estados Unidos, aquí hay un pueblo digno”, fue el mensaje publicado por la Cancillería en su cuenta en Twitter @vencancilleria.

Destacó que “somos un pueblo libre y soberano. Condenemos las injerencias. No a las agresiones de Estados Unidos, ya basta ¡Yankee Go Home!. Venezuela es irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad”.

El Senado de Estados Unidos formuló el pasado martes un llamado al gobierno de Venezuela para que “libere inmediatamente prisioneros políticos” y acepte la distribución de ayuda humanitaria para subsanar la carencia de alimentos y medicinas.

En una Resolución de tres páginas, aprobada de forma unánime, la cámara alta del Congreso estadounidense expresó su apoyo a “esfuerzos significativos” en favor de un diálogo en respeto por los mecanismos constitucionales y “resuelva la crisis política, económica, social y humanitaria” en ese país.

Los senadores también manifestaron su apoyo a la decisión del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de invocar la Carta Democrática Interamericana para evaluar la situación actual en Venezuela.

Panorama


Senadores de EE UU estudian aumentar sanciones a más funcionarios venezolanos

Senadores estadounidenses de ambos partidos se mostraron dispuestos el jueves a sopesar sanciones a más funcionarios venezolanos y de lograr que otros gobiernos de la región ejerzan la presión necesaria para provocar una conducta distinta del gobierno en el país caribeño.

El presidente de la comisión de relaciones exteriores del Senado, el republicano Bob Corker, señaló que actualmente Washington ha suspendido visas a 140 funcionarios venezolanos pero lamentó que otros gobiernos no se hayan sumado a la aplicación de las sanciones estadounidenses.

“Considerando nuestros estándares, nuestro gobierno no tiene dudas sobre la actividad criminal y la corrupción en el gobierno venezolano”, dijo durante una audiencia que la comisión en pleno celebró sobre la crisis venezolana.

Al término de la audiencia, dijo a The Associated Press que “estoy abierto a considerar más sanciones a personas específicas, y también a buscar una estrategia regional a través de la OEA”.

El secretario general del organismo, Luis Almagro, anunció el mes pasado que actualizará el informe con el que invocó el año pasado la Carta Democrática Interamericana al considerar que el orden democrático en Venezuela ha sufrido alteraciones graves.

Los estados miembros de la OEA realizan lo que denominan una “evaluación colectiva” de la situación venezolana desde el 23 de junio, cuando 20 países votaron a favor de que Almagro expusiera su informe durante una sesión extraordinaria.

Mark Feierstein, exasesor para temas hemisféricos del expresidente Barak Obama y uno de los tres expertos interpelados por la comisión, advirtió que a Estados Unidos se le puede dificultar obtener apoyo regional en el tema venezolano debido a la tirantez que actualmente sufre la relación con México.

“Ha revivido una dinámica norte-sur que pensábamos ya había terminado”, indicó.

El principal demócrata en la comisión, Ben Cardin, señaló que “podemos fortalecer las sanciones, ciertamente podemos trabajar con otros países para asegurarnos de que sean más efectivas si otros países las apoyan”. Cardin agregó que trabaja con colegas republicanos en un proyecto de ley que autorice al gobierno estadounidense brindar ayuda humanitaria “para que podamos apoyar más efectivamente al pueblo venezolano”.

Los venezolanos padecen una aguda crisis política agravada por una inflación galopante y una severa escasez de alimentos e insumos básicos, pero el gobierno de Nicolás Maduro no ha permitido el ingreso de ayuda extranjera, alegando que no existe una crisis humanitaria.

“La forma de lograr un cambio efectivo del gobierno (venezolano) es obtener apoyo regional para una estrategia integral que incluya nuestra preocupación sobre ayuda humanitaria y también nuestra preocupación sobre violadores de derechos humanos, a través de sanciones personalizadas”, explicó Cardin al final de la audiencia.

El gobierno del presidente Donald Trump no ha designado aún al subsecretario de Estado a cargo de América Latina ni ha presentado públicamente su visión para relacionarse con el hemisferio.

La acción más contundente adoptada por el gobierno de Trump fue calificar al vicepresidente venezolano Tareck El Aissami como “narcotraficante”, pero fue producto de una investigación realizada durante varios años.

El también demócrata Bob Menéndez anunció que pedirá formalmente al Departamento del Tesoro evaluar las consecuencias para la seguridad nacional estadounidense de una potencial adquisición de Citgo, una filial estadounidense de la petrolera estatal venezolana PDVSA, por parte de la petrolera rusa Rosneft en caso de que el gobierno de Maduro caiga en default con sus acreedores.

Washington aplica actualmente sanciones a Rosneft como parte del paquete de sanciones que impone a Rusia.

“¿Debería una empresa rusa sancionada tener control de infraestructura energética clave para Estados Unidos?”, se preguntó el demócrata.

Panorama


Bloque de la Patria rechaza resolución del Senado de Estados Unidos contra Venezuela

El Bloque Parlamentario de la Patria de la Asamblea Nacional (AN), rechaza la resolución aprobada el miércoles por el Senado de Estados Unidos referida a asuntos que son competencia exclusiva del Poder Público Nacional.

Los parlamentarios mediante un comunicado oficial exigen que cesen sus actuaciones en contra de Venezuela y las reiteradas incursiones injerencistas.

“Venezuela es y seguirá siendo una República independiente y soberana, no sujeta a presiones, chantajes ni mandatos externos, menos aun cuando éstos son emitidos con las pretensiones imperialistas de un Senado como el de Estados Unidos”, reza el comunicado.

COMUNICADO ÍNTEGRO

El Bloque Parlamentario de la Patria de la República Bolivariana de Venezuela, expresa su más enérgico rechazo a la reciente resolución del Senado de Estados Unidos referida a asuntos que son competencia exclusiva del Poder Público Nacional.

Las actuaciones de las instituciones del Estado venezolano se enmarcan en el estricto respeto a la Constitución y demás leyes vigentes. Por lo tanto, cualquier declaración, resolución, decreto o ley que otros Estados aprueben sobre asuntos correspondientes a nuestra jurisdicción interna, carecen de validez, son ilegales, inaplicables e inaceptables por representar una flagrante violación de nuestra soberanía, así como de los más elementales principios consagrados en el derecho internacional.

Venezuela es y seguirá siendo una República independiente y soberana, no sujeta a presiones, chantajes ni mandatos externos, menos aun cuando éstos son emitidos con las pretensiones imperialistas de un Senado como el de Estados Unidos.

Esta nueva incursión injerencista producida en el marco de otras acciones hostiles contra nuestra Patria, dejan en evidencia, una vez más, el interés de poderosos factores hegemónicos dentro Estados Unidos que buscan doblegar la dignidad gigante de nuestro pueblo.

Exigimos al Senado de Estados Unidos que cese de forma inmediata sus actuaciones contra Venezuela y le exhortamos a concentrarse en atender y resolver las graves crisis internas que atraviesa su propio país.

El pueblo venezolano hará valer en cualquier circunstancia y ante cualquier poder imperial, los más de 200 años de vida independiente que hemos conquistado con grandes sacrificios. Como hijos e hijas de los libertadores de Nuestra América y del Comandante Supremo Hugo Chávez, reafirmamos nuestro derecho a ser libres y a desarrollar a plenitud el proyecto histórico sobre el que hemos decidido soberanamente.

Caracas, cuna del Libertador Simón Bolívar, 01 de marzo de 2017

Correo del Orinoco