Perú: el presidente se pronunció a favor de la pena de muerte contra los corruptos

PPK: “Si queremos progresar en el Perú, tenemos que colgar a los rateros”

Cuando están en marcha investigaciones por las coimas que pagó la empresa Odebrecht a altos funcionarios durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala, el jefe de Estado, Pedro Pablo Kuczynski, se pronunció a favor de la pena de muerte contra los corruptos, a quienes llamó “rateros”.

En el distrito de La Arena, en Piura, donde encabezó la ceremonia de inicio del programa “Trabaja Perú” en favor de los damnificados por lluvias e inundaciones, criticó con dureza a la corrupción.

Reconoció que muchos contratistas ponen mezclas de baja calidad en el asfaltado de carreteras. “Por cada sol que el gobierno paga por hacer obra debe recibir un sol de verdadera obra, no de cemento mezclado con un montón de arena, como ha pasado con la carretera que estamos viendo”, aseveró.

Anotó que es necesario combatir la corrupción para lograr el desarrollo del país.

A COLGARLOS.

Al respecto, el presidente Pedro Pablo Kuczynski recalcó que “si queremos progresar en el Perú, tenemos que colgar a los rateros”.

“Colgar” en materia penal es sinónimo de la horca, pena infamante que en el Perú, 1822, el general José de San Martín abolió y reemplazó por el fusilamiento (forma de ejecución vigente en el país si se diera el caso del delito de traición a la patria en guerra exterior). San Martín dispuso que los fusilados sean colgados para “impresionar” a la gente, según recuerda el reconocido jurista José Hurtado Pozo.

Ojo