Argentina: El cine del mundo en el Festival de cine de Cosquín

Por Daniel Cholakian – NodalCultura

El Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín (FICIC) reúne una interesante serie de condiciones que no muchos son capaces de reunir. Antes que nada una programación consistente que conjuga el cine en tiempo presente, con propuestas de diferentes lugares que dialogan entre sí política y estéticamente. Roger Koza, su director artístico sintetizó esta propuesta cinéfila con un discurso que entretejió el cine y la historia, que aparece no necesariamente como la historia del cine en el foco sobre la revolución soviética, con aparición de un sujeto social con sentido histórico como es hoy el inmigrante, convocado en el FICIC en “Jovens Infelizes ou Um Homem que Grita Não É Um Urso que Dança” del brasilero Thiago Mendonça y Paris est une fète – Un film en 18 vagues de Sylvain George.

Sobre las claves para entender esta propuesta, Koza comentó a NodalCultura: “El cine siempre fue internacional, o el verdadero esperanto como le gustaba decir a Pasolini. Ese sentido de universalidad, que no es necesariamente el que sugiere el concepto de globalización, siempre está presente en la programación. Se trata de disponer a partir de los films elegidos visiones, formas de vida, inquietudes políticas y sensibles a una comunidad como la de Cosquín. Pero este criterio es a su vez atravesado por una preocupación específica que toca el corazón del cine: la forma cinematográfica. El cine es un lenguaje y como tal  interroga y reescribe todo lo que está a su alcance. Antes que nada una película del FICIC debe haber trabajado su forma para estar en la selección. Después, o casi de inmediato, se pone atención en los temas que el film propone.

No hay clave de lectura; el pluralismo que se deduce de la programación consiste en una invitación a un sano descentramiento sobre las certezas, lo que es también una posible oportunidad de experimentar placeres desconocidos con otras formas de representación, menos habituales de las que se suele tener en una sala”.

Tan lejos, tan cerca

Al mismo tiempo que a lo universal, el Festival convoca a la cercanía a un pueblo calmo que se acerca al cine que no aparecerá jamás en las salas comerciales coscoínas, con un método amistoso que está lejos de cualquier pretensión de un intelectual de las grandes urbes. Esta suerte de propuesta de avanzada en términos estéticos, el FICIC muestra lo último de lo último, indaga en lo que están produciendo los que apuntan a las renovaciones estéticas, reconstruye un lazo de los nuevos cines con sus tradiciones de pensamiento, es capaz de encontrarse con los públicos más diversos.

En esencia el cine que mira a pensar la emergencia de problemas en el mundo es popular porque asume un interés y un punto de vista vinculado a los sectores subordinados. De este modo no hay divorcio alguno entre la propuesta estética en las pantallas y la del automóvil destartalado que recorre las calles de esta pequeña ciudad del centro argentino con unos enormes altavoces en su techo, voceando el comienzo del Festival.

Carla Briasco, directora general del FICIC recibe a los invitados en su casa. Literalmente. Cuando cualquier inauguración incluye un cóctel y una pretensión de glamour, Briasco invita a su casa a comer comida típica preparada por su madre, Mari. He aquí seguramente una de las claves para entender esta genial paradoja coscoína.

“Un día antes del comienzo de la primera edición mi mamá me llamó y me dijo: ‘No te pongas mal si no va gente’. Al otro día, a las 3 de la tarde, la llamé llorando a mi mamá diciéndole ‘Mamá está la sala llena’, no lo podíamos creer. La respuesta del público local fue increíble. Pero también pasó con todo el público de Córdoba, que cinéfilo. Desde esa primera edición hay una relación de mucha cercanía con el público. Por eso implementamos el premio ‘Gracias por venir’ que lo otorgamos nosotros a un espectador, que nosotros detectamos que se pasa viendo películas de una sala a otra durante los 5 días”, contó Briasco como ejemplo de cuál es esta relación con el público.

Séptima edición

“Nuestra séptima edición se encuentra atravesada por un complejo contexto del cine nacional. Si bien el apoyo del Instituto de Cine (INCAA) a FICIC fue confirmado hace unos meses, no estamos ajenos, nos preocupa y nos ocupa la continuidad de los programas de festivales y el plan de fomento cinematográfico, entre otras políticas de Estado. Este año pudimos notar, no solo en nuestro caso sino también con otros festivales, que el apoyo institucional de las ciudades y las provincias son mucho más difíciles de conseguirm lo que obliga a un enorme esfuerzo por quienes realizamos los festivales para sostenerlos. Sentimos que por momentos no se está comprendiendo la importancia que tienen para las comunidades locales, incluso más allá de los aspectos culturales que generan este tipo de eventos.  Aquí radica una preocupación real sobre la posible continuidad de muchos festivales en Argentina. Y nos preocupa que todavía parece que hay que seguir demostrando continuamente el modo sostenido con el que el público que acompaña los festivales”, señala Carla Briasco, directora general del festival al consultarle sobre esta nueva edición.

FICIC recibió durante la convocatoria más de 900 películas que llegaron desde Argentina y más de 30 países para participar de las secciones Competencia Internacional de Largometrajes, Competencia Internacional de Cortometrajes y Cortos de Escuela.

Forman parte de la programación más de 50 películas de Alemania, Portugal, Suiza, Japón, Austria, Brasil, Francia, Croacia, Serbia, Chile, Rusia, Colombia, Sudáfrica, México y Argentina. La apertura del mismo se realizará el miércoles 3 de mayo con la proyección de la película argentina El futuro perfecto de Nele Wohlatz (2016).

Esta séptima edición contará con las siguientes secciones: Competencia Internacional de Largometrajes, Competencia Internacional de Cortometrajes, Cortos de Escuela, Retrospectivas de Camilo Restrepo (Colombia) y Julian Radlmaier (Alemania), el foco Nuestros Autores con la presencia de Gustavo Fontán y Raúl Perrone y diferentes actividades especiales.

Sobre la misma Briasco eligió destacar la sección Cine Compromiso Social, que “surge en un trabajo conjunto con la Defensoría del Pueblo de la Provincia que realiza acciones de visibilidad de diferentes problemáticas. Así fue que programamos esta sección en donde nos propusimos poner foco en problemáticas que sean cercanas a la mujer: trabajo esclavo, maltrato y violencia. Analizamos que en nuestra programación de años anteriores en la competencia tuvimos obras destacadas como “La reina” de Manuel Abramovich, ganador FICIC 2014 y “El palacio” de Nicolás Pereda (México), que abordan estas problemáticas. Además de invitarlas para volver a proyectarlas en el marco de este proyecto, decidimos darle un lugar de estreno a un cortometraje de una joven realizadora argentina Sofía Rocha que presentará “Clandestino” en Cosquín”.

El realizador colombiano que mira el mundo está en Cosquín

Esta séptima edición incluirá una retrospectiva del realizador colombiano Camilo Restrepo, cuyo film musical “La bouche” será presentado en Cannes, estará aquí completando esa búsqueda que Roger Koza realiza entre los jóvenes realizadores del  mundo. “Restrepo es uno de los directores latinoamericanos más singulares y arriesgados”, afirma Koza, “No me sorprende que estrene un nuevo trabajo en Cannes, una semana después que nosotros le celebremos una retrospectiva. Debo decir que la retrospectiva se decidió eso antes de que se supiera lo de Cannes; y ya que estamos, permítame decir: los descubridores de su talento son los programadores de Locarno, en especial Gonzalo de Pedro, que tiene un ojo de águila para detectar talentos reales del cine contemporáneo. Cannes llega tarde, como suele pasar hace tiempo, aunque siguen siendo ellos los que consagran a los artistas”.

Durante el FICIC se presentarán cuatro cortometrajes de su autoría: Cilaos (2016), Como crece la sombra cuando el sol declina (2014), La impresión de una guerra (2015) y Tropic Pocket (2011).

Programación completa

Categoría LARGOMETRAJES  

66 Kinos Philipp Hartmann (2016) Alemania

Ama-San Cláudia Varejão (2016) Portugal, Suiza, Japón

Brüder der Nacht Patric Chiha (2016) Austria

Jovens Infelizes ou Um Homen que Grita Não é Um Urso que Dança,

Thiago B. Mendonça (2016) Brasil

La siesta del tigre Maximiliano Schonfeld (2016) Argentina

Le parc Damien Manivel (2016) Francia

Los globos Mariano González (2016) Argentina

Otra madre Mariano Luque (2017) Argentina

Paris est une fète – Un film en 18 vagues Sylvain George (2017) Francia

Toublanc Iván Fund (2017) Argentina

Una ciudad de provincia Rodrigo Moreno (2017) Argentina

 

Categoría CORTOMETRAJES  

Ascensão Pedro Peralta (2016) Portugal

El otoño del ceibo Alejandro Fernández Mouján(2016) Argentina

El sueño de Ana José Luis Torres Leiva (2016) Chile

El susurro de un abedul Diana Montenegro (2016) Rusia, Colombia

Hugo Juan Villegas (2017) Argentina

La victoria Martín Emilio Campos (2017) Argentina

The Beast Michael Wahrmann y Samantha Nell (2016) Francia, Sudáfrica, Brasil

 

Categoría CORTOS DE ESCUELA

A quien corresponda Valeria Fernández (2016) FUC

Continue Sheuen Mondelo (2016) FUC

¿Dónde estás en el futuro? Julia Seco (2016) UNC

Ejercicio sobre la ciudad Santiago Aulicino (2016) FUC

En la frontera Tomás Zabala (2016)FADU

La distancia entre los médanos Carla Francolino y Carolina Lara

Grimberg (2016) FADU

La unidad de los pájaros Cruz Lisandro Morena (2016) UNC

Luca/Brian Ornella Giagnacovo y Micaela Ferraro (2016) FADU

Mercado Luciano Giardino (2016) Taller de Cine UNL

 

Toda la información del festival se encuentra disponible en: www.ficic.com.ar

+INFO en NODALCultura