Keiko Fujimori anunció que presentará un hábeas corpus para liberar a su padre

Keiko presentará un “hábeas corpus”

Un nuevo esfuerzo por la libertad de Alberto Fujimori. Su hija y la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, anunció en su cuenta de Facebook que presentará a modo personal un “hábeas corpus de la libertad” para solicitar que su padre salga de prisión.

“He decidido presentar un recurso judicial al que he denominado el hábeas corpus de la libertad, que yo misma firmaré y que abre un nuevo camino para la libertad de mi padre. La próxima semana estaré presentando este documento”, anunció Keiko Fujimori en un video. Para la ex candidata presidencial, el reciente debate reciente sobre el indulto o la prisión domiciliaria para Alberto Fujimori abre “la oportunidad para la verdadera justicia”.

Para ella, el juicio en el que se condenó a su padre fue “político, con una sentencia prefabricada en parte en el extranjero, recurriendo a sofistas legales”.

Keiko dijo que el documento será presentando a título personal y que Fuerza Popular tiene “una agenda política de país, no personalista ni familiar”. “No se usará el poder político para favorecer familiares”.

Por su parte, Kenji evitó pronunciarse sobre el hábeas corpus a su salida de la clínica de Pueblo Libre a la que fue a visitar a su padre, quien se encuentra internado a raíz de una taquicardia.

Según explicó, el ex mandatario tuvo ayer una recaída, pero poco a poco se está estabilizando.

“Lo importante es que he encontrado a mi padre con buen ánimo. El día de hoy no voy a hablar de temas políticos”, dijo.

A su turno, el médico de cabecera de Alberto Fujimori, Alejandro Aguinaga, informó que el ex mandatario continuará en cuidados intensivos.

Señaló que Fujimori debe regresar al penal de la Diroes solo cuando se encuentre totalmente estabilizado. “A pesar de que tenía mejorías en la mañana, aún no está en un ritmo cardiaco regular que permita trasladarlo a una habitación”, afirmó.

Para Aguinaga, su paciente, dado su estado de salud, reúne las condiciones para cualquiera de los indultos (común, humanitario o extraordinario).

“No solamente es un paciente de 78 años. Ha sido operado seis veces de cáncer de la lengua, ha tenido que recibir anestesia general e intubación a través de la nariz. Tiene hipertensión arterial, problemas de circulación periférica, gastritis hemorrágica, una hernia en la columna vertebral, y este ultimo episodio”, enumeró.

La Razón


El hábeas corpus no fue consultado con Fuerza Popular

La presentación de un nuevo hábeas corpus que busca la excarcelación de Alberto Fujimori, anunciada por su hija Keiko Fujimori, no fue consultada con Fuerza Popular (FP).

En conversación con este diario, el vocero alterno de la bancada de FP, Daniel Salaverry, señaló que ellos se enteraron minutos antes de que la noticia se colgara en la cuenta de Facebook de la ex candidata presidencial.

En un video, Fujimori señaló que el recurso legal será interpuesto durante la semana que viene. Lo bautizó como el “hábeas corpus de la libertad”.

Según Salaverry, se trata de una decisión que ha tomado la familia, en exclusiva.

Aunque Keiko Fujimori denunció “la utilización política” de la situación legal de su padre, este nuevo recurso (tres hábeas corpus, un recurso de nulidad y uno de revisión ya fueron rechazados por el Poder Judicial y el Tribunal Constitucional) parece responder a una salida de emergencia frente a las críticas por impedir que el ex mandatario cambie su condición carcelaria.

La cadena de hechos abona a favor de esta hipótesis.

El martes, Roberto Vieira se acercó a la comisión de Justicia del Congreso para sustentar su proyecto que planteaba que los presos mayores de 75 años y con enfermedades graves puedan cumplir sus condenas en sus casas.

Kenji también estuvo en la comisión, pero se retiró a los pocos minutos. Luego ofreció una conferencia en Pasos Perdidos donde dijo textualmente: “Creo que ha llegado el momento de que Fuerza Popular asuma de manera más activa la lucha para poder lograr la liberad de Alberto Fujimori”.

Pese a este pedido, la iniciativa de Vieira resultó archivada ese mismo día, con el visto bueno de FP. Incluso, la fujimorista Úrsula Letona (cercana a Keiko) aseguró que el proyecto “era un manoseo” del tema Fujimori.

Dos días después, el jueves, la otra posible salida –el indulto humanitario– fue descartada de plano por el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Con Alberto Fujimori en la clínica (Kenji dijo que las noticias contradictorias sobre su situación perjudicaban su salud), Keiko optó el viernes por informar que ella misma firmaría un nuevo hábeas corpus, el que, de acuerdo con diversos expertos (entre ellos el constitucionalista Enrique Bernales), no parece tener mayor posibilidad de éxito.

Casi listo

Fuentes del fujimorismo informaron que la demanda ya se encuentra “casi lista” para ser llevada ante el Poder Judicial.

Se supone que esto ocurriría en los primeros días de la semana, posiblemente entre mañana lunes o el martes.

Los argumentos de fondo no se conocen.

En el video colgado en su cuenta de Facebook, Keiko hizo referencia a un “juicio político”, a una “sentencia prefabricada en el extranjero” y a “sofismas legales”.

En comunicación con La República, William Paco Castillo, el ex abogado de Alberto Fujimori, señaló que “si la señora Keiko presenta un nuevo hábeas corpus con los mismos argumentos de los anteriores recursos, podría ser finalmente rechazado”.

Claves

Plazo. El presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, sostuvo que todo el proceso que lleve a un fallo definitivo sobre el nuevo hábeas corpus que presentará Keiko Fujimori podría demorar unos seis meses, aunque no existe un plazo establecido.
Insistencia. Hasta el momento se han presentado tres hábeas corpus para buscar la salida anticipada de Alberto Fujimori. Todos fueron desestimados.
“Keiko tuvo en sus manos la libertad de su padre”
Para William Paco Castillo, el ex abogado de Alberto Fujimori, Keiko Fujimori tuvo “en su propia mano” la posibilidad concreta de ordenar la salida de la cárcel para su padre, si es que hubiese ordenado a Fuerza Popular apoyar el proyecto legislativo de Mario Vieira.

Según Paco Castillo, en FP hay unos quince congresistas que sienten que su líder es Alberto Fujimori, y por eso tienen más simpatía por Kenji (de los cuatro hijos, el más cercano al padre)

Desde el gobierno, el anuncio del nuevo hábeas corpus ha sido tomado con tranquilidad, en tanto el sistema de justicia es el que tendrá que hacerse cargo. Sin embargo, hay miembros del oficialismo que piensan que el tema Fujimori, más que legal, es político. El legislador Juan Sheput dijo que para otorgarse el arresto domiciliario tendría que acreditarse la existencia de una enfermedad grave, promoverse un diálogo entre todas las fuerzas políticas y tomar en cuenta a las víctimas del fujimorismo.

La República


Recurso con nombre propio

Durante el debate presidencial previo a la primera vuelta de las elecciones del año pasado, la entonces candidata de Fuerza Popular (FP) Keiko Fujimori firmó una serie de compromisos que querían ser una garantía de que su eventual llegada al poder no significaría un riesgo para el Estado de derecho en el país. Entre ellos, destacaba uno que ha cobrado singular vigencia en las últimas semanas, a raíz de las iniciativas efectivamente existentes o rumoreadas para cambiar la situación carcelaria de su padre, el ex presidente Alberto Fujimori.

El compromiso en cuestión decía a la letra: “No utilizaré el poder político para beneficiar a ningún miembro de mi familia”. Y ha sido recordado en estos días tanto por el secretario general de FP, José Chlimper (en su cuenta de Twitter), como por la propia señora Fujimori (en un video divulgado a través de las redes), en el contexto de las explicaciones que se han sentido tentados a dar sobre las razones que llevaron a la representación parlamentaria naranja a votar en contra del proyecto del congresista Vieira –que buscaba ofrecer a los reos con más de 75 años y problemas de salud la posibilidad de cumplir su condena en casa– en la Comisión de Justicia, determinando así su archivamiento.

Como se sabe, el argumento central del fujimorismo para oponerse a la referida iniciativa es que esta, al haber estado motivada específicamente por la actual circunstancia del ex presidente, tenía “nombre propio” y, en esa medida, colisionaba con el espíritu del compromiso adquirido. Y, en esencia, tienen razón.

El problema, sin embargo, es que la alternativa a esa frustrada opción planteada por la lideresa de FP a través del mencionado mensaje en las redes –presentar un nuevo hábeas corpus para conseguir la excarcelación de su padre– supone también un incumplimiento de la promesa de no utilizar el poder político para beneficiar a su padre. Veamos cómo.

En primer lugar, hay que señalar que este anuncio se produce solo días después de que su hermano Kenji reclamara públicamente que FP –es decir, el partido y no la familia– asumiese “de manera más activa la lucha para lograr la libertad de Alberto Fujimori”. Y la impresión de que esto constituye una respuesta a su demanda, en medio de la confrontación interna que ellos protagonizan, es insoslayable.

En segundo lugar, la señora Fujimori ha señalado que ha bautizado este recurso como ‘el hábeas corpus de la libertad’, lo que tiene un claro sabor de campaña. ¿O es habitual que los hábeas corpus tengan un apelativo particular?

En tercer lugar, ha aseverado “yo misma firmaré” el recurso: un gesto que contrasta con el espíritu familiar que caracterizó todas las otras iniciativas legales de este corte y le imprime a esta un sello que evoca antes su condición de presidenta del partido mayoritario en el Congreso que la de hija del reo cuya situación se busca cambiar.

Por último, la señora ha declarado que el ex mandatario –al que alude como “uno de los hombres que lideró con éxito una de las etapas más difíciles de la historia del país” y sin recordar esta vez ninguno de los ‘errores’ frente a los que suele tomar distancia– no está solo, y ha agregado: “Somos una gran mayoría de peruanos [los] que queremos verlo libre”, lo que da al cambio de la situación penal de su padre un carácter plebiscitario que no tiene. Los fallos judiciales, como se sabe, no se adoptan tumultuosamente en las calles, sino en los tribunales y con arreglo a lo que las leyes del país disponen. Y lo mismo vale para los pedidos de revisión de esos fallos.

Lo demás, luce como un intento de la lideresa de FP de hacer exactamente lo que prometió que no haría: utilizar su poder político para beneficiar a un familiar.

El Comercio