Argentina: más de 60 mil mujeres marcharon en el 32° Encuentro Nacional de Mujeres

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Una multitud en Resistencia: Vivas y organizadas nos queremos – Por Nadia Fink y Camila Parodi

Crónica de la multitudinaria marcha del Encuentro Nacional de Mujeres en Resistencia, Chaco. Voces, reclamos y sueños colectivos dijeron presente en la tardecita de ayer. La aparición de Maira Benítez en el eje de las exigencias.

Encabezada por las mujeres de Chaco, donde los pueblos originarios tuvieron un lugar destacado, la marcha arrancó antes de que bajara el sol. Multicolores, cantoras, danzantes, luchadoras, hermandad… así marcharon las más de 60 mil mujeres en la tardecita de ayer. “Cuando una mujer avanza el patriarcado retrocede” se transformó en muchas mujeres avanzando detrás de reclamos urgentes, pero también con una idea de celebración.

Las brujas rompieron, también, el “maleficio” de la represión: a la organización colectiva y el autocuidado previsto durante meses se le sumó la ausencia de fuerzas de seguridad. No había uniformes ocupando la ciudad, lo que generaba tranquilidad previa pero también demostró que la intención del Gobierno de Chaco era no generar represiones ni disturbios a menos de una semana de las elecciones.

Otra grata sorpresa fue el acompañamiento de habitantes de la ciudad de Resistencia, que salían a las calles al paso del mar de mujeres a cantar, saludar, apoyar y recibir un cálido “mujer, escucha, únete a la lucha”.

Luego de que la multitudinaria marcha recorriera sus primeras 15 cuadras a puro ritmo y color, al llegar a las inmediaciones de la Plaza 25 de Mayo organizaciones y colectivos de mujeres, lesbianas, travestis y trans decidieron realizar el recorrido inverso a la propuesta de marcha oficial. Allí, evaluando que las condiciones de cuidados estaban dadas junto a las y los vecinos de Chaco saludaban la iniciativa desde veredas y ventanas, parte de las organizaciones chaqueñas acompañadas por colectivos de otras provincias se dirigieron a la Casa de Gobierno para continuar por la Catedral. Se trataba de un espacio que nucleaba las instituciones del poder que atañen contra la vida cotidiana de las chaqueñas.

Una vez desprendidas de la marcha oficial, la denuncia fue directa, se exigió al Gobierno provincial de Domingo Peppo la aparición con vida de Maira Benítez, la joven desaparecida desde el 17 de diciembre de 2016. “Peppo, decinos ya, Maira Benítez y las pibas donde están” cantaba la columna de feministas del Abya Yala junto a las compañeras de Chaco entre quienes se encontraba la madre de la joven. La siguiente parada fue la catedral, institución que históricamente simboliza la opresión y colonización de los cuerpos feminizados para el movimiento de mujeres organizadas. Lejos de presentarse como un contexto hostil y violento como los medios hegemónicos lo supieron comunicar, las manifestantes cuestionaron en sus cantos la complicidad de los poderes y continuaron su rumbo hacia el Ministerio Público de Defensa donde se proponían denunciar la justicia patriarcal.

Al llegar al Ministerio los colectivos de mujeres organizadas realizaron una gran ronda que cortó las cuatro calles y esquinas donde se encontraban, vecinos y vecinas comenzaron a salir y fueron parte de la intervención. Allí Charo Alcire de la MCC de Chaco junto a la mamá de Maira Benitez y de Mariela Fernández, explicó que muchas veces se hicieron presentes en dicho lugar pero que no tuvieron respuestas “la justicia patriarcal hace lo que quiere con las causas de las pobres, este lugar para nosotras es señalado permanentemente desde no sale la justicia”.

La marcha oficial continuó su recorrido hasta el Parque de la Democracia, casi en la salida de la ciudad de Resistencia, donde la ya tradicional peña se transformó en un festival al aire libre. Reminiscencias libertarias llegaban a los sentidos delante de las rondas y los miles de cuerpos que bailaban en una gran fiesta colectiva. Pero antes, durante la extensa caminata, se veían múltiples intervenciones en la vía pública: estatuas con pañuelos verdes, pegatinas y pintadas en las paredes. “Me gustaría ser pared para que saltes cuando me toquen”, se leía desde una y marca lo que se cuenta en cada Encuentro: que nuestros cuerpos son nuestros. En las vísperas del cierre, donde se definirá la sede del próximo año, cerramos esta crónica en la que lo queda en el aire es que cuanto más organizadas y cuanto menos intervienen las instituciones del patriarcado, mejor construyen y se encuentran las mujeres organizadas.

(*) Nadia Fink es una de las creadoras de la Colección Antiprincesas e impulsoras de la Editorial Chirimbote. Redactora del portal Marcha.

(*) Camila Parodi redactora del portal Marcha.

Marcha


Feministas de Latinoamérica en el #32ENM

Desde el 32º Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó en la provincia de Chaco, compartimos algunos de los testimonios e imágenes del panel #FeministasdelAbyaYala, realizado este sábado 14 de octubre.

En el marco de la misma se dio inicio al Juicio ético, feminista y popular a la justicia patriarcal.

Claudia Korol anunció que el proceso se desarrollará con el análisis de distintos casos del país y el continente para finalizar en la semana del 2 al 8 de marzo de 2018.

Adriana del Movimiento Sin Tierra de Brasil describió la emoción de estar compartiendo el #32ENM, sintiendo la fuerza de Latinoamérica.

“En el marco del capital no es posible alcanzar la igualdad sustantiva. Nos violenta un sistema hegemónico y patriarcal, a través de su sistema de producción hidro-agro-mineronegocio. Nosotras proponemos la producción agroecológica, que visibiliza el trabajo de la mujer y quita la diferencia entre la producción grande o pequeña. Queremos construir nuevas relaciones de género ¡Sin feminismo no hay socialismo!”

María José de Mujeres por la Vida de Venezuela, habló del proceso revolucionario de su país.

“En la construcción de las comunas y del poder popular las mujeres hemos sido protagonistas y hemos sido quienes hemos movilizado. En este más reciente asedio, de guerra de 4a generación o guerra económica pensamos que uno de los objetivos centrales ha sido desmovilizar a las mujeres.”

Berta Zúñiga Cáceres, hija de Berta Cáceres y coordinadora de la Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) de Honduras, agradeció la solidaridad con el pueblo hondureño y recupera la historia de la lucha del pueblo Lenca.

“Las luchas y resistencias hermanadas con las del pueblo Garifuno son un ejemplo porque enseñan a luchar de manera integral contra el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado. Allí estaba Berta.”

“Nos enfrentamos a 49 proyectos hidroeléctricos que violentaban los derechos de los pueblos y, entre ellos, el de DESA-Agua Zarca en Río Blanco mediante la alianza Estado, empresas y banca internacional. Nosotras reivindicamos que la muerte de Berta es un feminicidio político, además de un crimen de Estado. La lógica patriarcal también está en el Estado y las empresas que asesinan.”

Por su parte, Laura Zuñiga Cáceres, otra de las hijas de Berta, afirmó: “como mujeres tomaron la tarea de exigir justicia y multiplicar a Berta Cáceres”. “Tenemos hoy en el COPINH tres radios comunitarias que reivindican nuestro derecho a la comunicación con otras lógicas, una comunicación popular.”

“Hemos tratado de construir redes con otras luchas para sentirnos fortalecidos. Somos una herida de la violencia patriarcal. Pero en ese proceso de reconocer la saña del capitalismo también hemos aprendido que de los golpes nos levantamos con nuestra dignidad. Nos moviliza la necesidad de reverdecer. Esa urgencia que nos deja Berta que es la de seguir luchando.”

Miriam Miranda de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH ), expresó:

“El narcotráfico cambia la vida, cambia el pueblo. Nos hemos tenido que involucrar en la lucha por la vida, por la cultura y por la paz”.

“El norte y el gobierno de Juan Orlando Hernández militarizan y violentan la vida de las comunidades en nombre de la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado. Lo que nos ayudó a recuperar el territorio de Vallecito fue nuestra identidad cultural.”

“Hay que cuestionar qué significa vivir en un modelo democrático. Nosotras hemos estado resistiendo pero también tenemos que luchar contra la captura de los medios de comunicación.”

“Tenemos que acuerpar nuestras luchas: lo que tú sientes, es lo que yo siento. Es estar siempre en las resistencias para estar mejor”.

Melike Yaser dió el saludo y el mensaje del Movimiento de Mujeres del Kurdistán.

“Hoy llegó la noticia de la liberación de Raqqa y tres mil mujeres que estaban en manos del Estado Islámico fueron liberadas (…) mientras haya armas nosotras vamos a tener armas. Somos el foco de todos los ataques porque luchamos no solo contra los estados-nación sino también contra el patriarcado y el sexismo de los distintos regímenes de Medio Oriente, especialmente Turquía”.

“Nosotras hoy en Kurdistán nos sentimos parte de las mujeres del Abya Yala, de las mujeres del mundo. Si no podemos acuerpar nuestras luchas, no podemos ganar ninguna lucha.”

“No es solo liberar un territorio, es la revolución de las mujeres.”

Una de las compañeras fundadoras de la Coordinadora Nacional de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (CONAMURI) comentó que este mes es el aniversario 18 de la organización:

“Muchos los hombres nos hicieron de menos, nos hicieron sufrir y nosotras las mujeres les mostramos que tenemos la capacidad.”

Llegaron 60 mujeres desde Paraguay para participar en el#32ENM, narra la compañera en guaraní.

“Nuestra compañera Petrona envió a su niño, Silvino Talavera, a comprar carne y fue rociado por la fumigación de un campo y finalmente murió. Este caso lo tomamos las compañeras y es el único caso que después de muchos años se pudo ganar y se pudo demostrar que fue envenenado por agrotóxicos y se ganó el juicio”.

“Queremos contarles lo que sucede en el norte del país, la militarización y persecución a las organizaciones, (…) llevando campesinos a la cárcel de Tacumbú”.

“Hemos sido perseguidos por el Estado, por el gobierno, especialmente las mujeres. Estamos luchando por la tierra y por eso estamos siendo perseguidos en complicidad con los jueces y fiscales y los supuesto dueños que son los menonitas. Sufrimos cuatro desalojos violentos (…) tenemos que denunciar el corrupto gobierno de (Horacio) Cartes (presidente de Paraguay). En los allanamientos detuvieron a muchos de nuestros compañeros. Estamos luchando en esa tierra con la permanente amenaza de desalojo. Quería compartir con ustedes que la lucha por la tierra en Paraguay cuesta derramamiento de sangre, cuesta hasta la vida.

“Estamos resistiendo y creemos que podemos llegar a la victoria. Creemos que las mujeres podemos transformar Latinoamérica. Sin lucha no hay victoria”

Adriana del Movimiento Feminista Antipatriarcal de Bolivia dijo: “Para nosotras el proceso de cambio ha sido hecho por las organizaciones sociales y el pueblo, y las mujeres somos la mitad (…) después de haber caminado once años el proceso de cambio por la descolonización, la autonomía y la despatriarcalización. Les decimos que hay un proceso en Bolivia pero también hay que defenderlo más allá de las fronteras.”

“Hemos hablado en la constitución y en el proceso de la autonomía de los pueblos frente al sistema, pero el sistema la recicla y la devuelve como una autonomía liberal individualista. No hay autodeterminación y autonomía para los pueblos si no hay autodeterminación y autonomía de las mujeres (…) Defender el proceso en Bolivia es profundizarlo. El Estado siempre será patriarcal, liberal y burgués (…) El proyecto máximo es la revolución y las revoluciones las hacen los pueblos y no los gobiernos (…) debemos encontrarnos en las fronteras para dinamitarlas y abrazarnos.”

Compañeras de la Red de Educadoras y Educadoras Cubanas

“Los retos que nos quedan a las mujeres cubanas. Para nosotras queda mucho camino para recorrer. Nos queda el reto de fortalecer la organización de la Federación de Mujeres Cubanas que tiene voz en el gobierno cubano. Tenemos que vencer el avasallamiento de los medios y del imperialismo”.

Chana de El Salvador

“El movimiento feminista de El Salvador se siente parte de las luchas del NiUnaMenos. “Somos violentadas por el Estado, por el sistema, por el narcotráfico. Tenemos el problema de las pandillas y el control de los territorios y eso empieza por el control y la violación de los cuerpos de las mujeres. Hoy la lucha es por la despenalización del aborto en cuatro causales. Por eso condenamos al Estado salvadoreño como estado femicida”.

Compañera de Marcha Patriótica de Colombia

Explica el alcance de la violencia política sobre los cuerpos y la vida de las mujeres: “ Además de las muertes, la situación es de desmembramiento del tejido social (…) Nunca fueron reconocidas como sujetas políticas en la insurgencia (…) compañeras que caminaron a la par, cargaron el peso a la par y tomaron la decisión política de no dar hijos para la guerra sin ser reconocidas. (…) Luego de la lucha de las mujeres se logró incorporar en los acuerdos de paz ente el gobierno y las FARC la perspectiva de género con ganancias, herencias y enseñanzas de la lucha de las mujeres del continente y el mundo”.

Lisbeth del Congreso de los Pueblos de Colombia.

“Hoy las mujeres se están organizando y son movimientos sociales y políticos. Están en la calle armando quilombo exigiendo al gobierno colombiano que cumpla el acuerdo (…) Hoy hay una posibilidad, las FARC son un partido y el ELN está en un proceso de diálogo. Tenemos que sacar las diez bases gringas de nuestro país”.

Red Nacional de Medios Alternativos