Representantes de más de 160 países en la primera jornada del Encuentro Internacional de Organizaciones Sindicales en el Vaticano

Representantes gremiales de más de 160 países, entre ellos el presidente de la CLATE, Julio Fuentes, junto a dirigentes de ATE y la CTA-Autónoma de Argentina, participaron este jueves 23 de noviembre de la primera jornada de la conferencia internacional “De la Populorum Progressio a la Laudato Si”, organizada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral en el Vaticano. El encuentro concluirá este viernes por la tarde con la intervención del Papa Francisco.

La conferencia inaugural “El trabajo y el movimiento de los trabajadores en el centro del desarrollo humano integral, sostenible y solidario” estuvo encabezada por el cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano. En su intervención, el prelado ghanés afirmó que el objetivo del encuentro es “buscar un camino con solidaridad para dignificar el trabajo”.

“El trabajo es un bien para todos y necesita estar disponible para todos. Hace falta afrontar los problemas del desempleo con creatividad y solidaridad. Los sindicatos deben asegurar la realización del objetivo global de asegurar trabajo para todos, con salarios convenientes”, destacó el cardenal.

A su vez, la secretaria general de la Confederación Italiana de Sindicatos de Trabajadores (Cisl, por su sigla en italiano), Annamaria Furlan, subrayó que “los sindicatos son más necesarios que nunca en esta fase de la historia de la humanidad, pese a las ilusiones antidemocráticas de algunos políticos y de varias formas de populismo que apuntan a la ‘desintermediación’ para excluir a los sujetos sociales”.

“Sindicato es una linda palabra, como nos recordó el Papa Francisco, viene del griego y traducida significa ‘justicia juntos’. Pero no hay ‘justicia juntos’ si no es junto a los excluidos de hoy”, afirmó la titular de la Cisl, quien al principio de su intervención agradeció al Papa Francisco y a la Iglesia Católica por la atención dirigida al movimiento de los trabajadores y las trabajadoras, a las organizaciones sindicales, que hoy “enfrentan el gran desafío de representar los intereses de las personas, mujeres y hombres, en un escenario que está cambiando, donde los instrumentos tradicionales que usamos hasta el día de hoy difícilmente corresponden a las exigencias que nos imponen las rápidas transformaciones del mundo de la producción”.

También intervino en esta conferencia el presbítero Carlos Accaputo, responsable de la Comisión Arquidiocesana de la Pastoral Social de Buenos Aires, quien afirmó que “las organizaciones sindicales están llamadas a contribuir al armado de una agenda social en democracia, están llamadas a tener un protagonismo en la lucha por la justicia social, en diálogo con otros actores como los excluidos y descartables del sistema”.

Luego de la sesión de apertura, tuvo la palabra el director general de la Organización del Trabajo (OIT), Guy Ryder, quien dijo que “en un momento de cambios muy acelerados, las tecnologías tienen un impacto enorme en nuestras vidas y en nuestras sociedades”. Y añadió: “Somos testigos de muchas injusticias en el mundo del trabajo, es un momento de desencanto por parte de la población”.

“El desarrollo debe ser no sólo humano y económico, sino social y ambiental, por lo tanto sustentable e inclusivo”, prosiguió el representante de la OIT. Asimismo, destacó la necesidad de construir “un nuevo movimiento de solidaridad con los trabajadores y para los trabajadores” y afirmó que “los sindicatos tienen la responsabilidad de proteger no sólo a sus representados, sino al trabajo como camino hacia la justicia social, que ha sido la misión histórica de los sindicatos”.

Otros paneles

A continuación, se presentaron los ejes centrales del Documento Preparatorio y, en el transcurso de la jornada, se llevaron a cabo las conferencias “Historia, realidad actual y desafíos del movimiento de los trabajadores ante la globalización del paradigma tecnocrático”, “La situación del mundo del trabajo y la nueva situación social desde la perspectiva sindical regional: problemas y desafíos” y “Necesidad de un nuevo Paradigma para alcanzar la Justicia Social en el siglo XXI”.

Entre los panelistas, estuvieron presentes el secretario general de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), Víctor Báez, el secretario general de la European Trade Union Confederation (ETUC), Luca Visentini, la vicepresidenta de la Central Única de Trabajadores (CUT) de Brasil, Carmen Helena Ferreira Foro, y el presidente de la Confederación Sindical Europea, Rudy de Leeuw, entre otros representantes gremiales.

Delegación argentina

Entre los dirigentes sindicales que integran la delegación argentina se encuentran Julio Fuentes, presidente de CLATE y secretario adjunto de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE); Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE; Carlos Custer, fundador de la CLATE, dirigente histórico de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y ex embajador argentino en el Vaticano; y Ricardo Peidro, secretario general adjunto de la CTA Autónoma.

El presidente de la CLATE manifestó que “es una satisfacción poder participar junto a dirigentes sindicales de todo el mundo de esta convocatoria realizada por el Vaticano donde se va a trabajar durante dos días en la temática de la cuestión laboral, de la problemática del trabajo, del sindicalismo, los problemas de un modelo social injusto que desplaza a millones de seres humanos de la posibilidad mínima de poder vivir, creo que aquí se va a discutir fundamentalmente eso: cómo se construye una relación que humanice las relaciones del capital y el trabajo porque hoy la acción del capital pretende una relación absolutamente deshumanizada donde el valor del hombre es el valor de una mercancía, en el mejor de los casos, de un consumidor, pero para nada el valor que merece un ser humano”.

“Y a esto hay que agregarle el respeto al planeta, a la tierra, al medio ambiente, que hace que cualquier propuesta o sistema de vida sea perdurable en el tiempo. Nosotros aportaremos nuestra opinión y nuestra experiencia y estaremos abiertos a recibir las opiniones de los dirigentes sindicales de todos los rincones del mundo”, concluyó Fuentes.

Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales