Se reactivó la producción y la elaboración de vinos en la UNLaR

Son los vinos elaborados en la Unidad Productiva de la sede Villa Unión de la Universidad Naciona de La Rioja, bajo la línea Solar de la Villa. En esta oportunidad se embotellaron alrededor de tres mil litros de la variedad torrontés y bonarda.

El docente de la Licenciatura en Producción Vegetal de la sede Villa Unión, Luís Brac, explicó que se embotelló e inventarió 1.000 botellas de 3/4 de torrontés, 1.266 botella 3/4 de bonarda y 539 botellas chicas de 350 cc de bonarda bajo la línea Solar de la Villa.

La próxima semana se etiquetarán las botellas, se pondrán en caja y se comercializarán en los lugares donde se venden productos Solar.

Brac, destacó que “desde hace un tiempo atrás venimos con el desafío de recuperar la infraestructura que tiene la UNLaR en Villa Unión y durante mucho tiempo veníamos buscando esto, por ello articulamos con otras organizaciones para que esto esté al servicio de los pequeños productores, de nuestra comunidad y de la universidad”.

También, el docente explicó que “se contempló la elaboración de vino y trabajos que tengan que ver con las variedades emblemáticas de esta zona, a través de la elaboración de vino comenzamos a hacer un seguimiento, para que a partir de los resultados se puedan realizar recomendaciones a los pequeño productores para mejorar el viñedo y que la cepa exprese en su esplendor todas sus características enológicas”.

“La bodega elabora vinos artesanales y tiene equipamiento para trabajar en la microvinificación, siendo un beneficio para el productor ya que encuentra en las unidades didácticas información y recomendación sobre el manejo de los viñedos del valle”, agregó Brac. Además, señaló: “el año pasado hemos arrancado produciendo uva torrontés y bonarda, se trabajó con el enólogo Juan Balestra y la participación del INTA”.

Para finalizar dijo que “esperamos para el año seguir teniendo el acompañamiento de Fundación de la Universidad Nacional de La Rioja (FUNLaR) a través de Ciencia y Técnología con la bióloga Tania Rogel y Norman Villagarcia, que son piezas claves en la universidad de animarse a estos desafíos”.

Fuente-Universidad Nacional de La Rioja