Cristina Kirchner, expresidenta argentina: “Macri es el responsable de una organización para perseguir a la oposición”

Cristina Kirchner, tras el pedido de desafuero: “Lo que está sucediendo es un verdadero exceso”

La ex presidenta y senadora electa, Cristina Kirchner, brindó una conferencia de prensa luego del procesamiento con prisión preventiva y pedido de desafuero en su contra, emitidos por el juez federal Claudio Bonadio en el marco del caso que investiga el supuesto encubrimiento a iraníes investigados en la causa AMIA.

La ex mandataria cuestionó al juez por impulsar una causa “inventada sobre hechos que no existieron”, manejado por el presidente Mauricio Macri. La intención del Gobierno, según Cristina Kirchner, es “callar” a la oposición y evitar su presencia en el Senado de la Nación, en especial en el contexto de “ajuste”, entre “tarifazos” y las reformas laboral y previsional.

La alocución estaba prevista para las 16.30 pero empezó minutos antes de las 17, en un salón del Congreso. La ex mandataria se sentó frente a una mesa donde la esperaban algunos de los principales referentes de su fuerza, muchos de ellos legisladores y ex funcionarios. Junto a ella estaban sentados el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja; y el diputado nacional Agustín Rossi.

“Quiero agradecer a todos aquellos y aquellas que sin formar parte de otros espacios políticos se han solidarizado. A los partidos de izquierda y sus legisladores, a algunos que hace unos instantes vinieron a saludarnos, también nuestro agradecimiento. Por supuesto también a compañeros y compañeras de nuestro partido y el peronismo que hoy están aquí”, fueron las primeras palabras de Cristina Kirchner.

“Una causa inventada”

A continuación la senadora electa desestimó la relevancia de la causa por la que podría ser desaforada y detenida por pedido de Bonadio, en caso de que hubiera acuerdo en el Congreso. “Quiero recordar que se trata de un acto de política exterior, no judiciable, que además mereció el tratamiento del parlamento argentino. El diputado Rossi era el jefe del bloque de Diputados en ese momento”, añadió.

“Es una causa inventada sobre hechos que no existieron. Lo que está sucediendo es un despropósito, un verdadero exceso”, sostuvo. “No sólo viola el estado de derecho, sino que busca provocar daño personal y político a los opositores”.

“No tiene nada que ver con la Justicia y la democracia, no hay causa, no hay delito, no hay motivo, se juzgó y no hay causa. Bonadio lo sabe, el Gobierno lo sabe, el presidente Macri también lo sabe”.

Y detalló: “En este procesamiento, Bonadio sostiene que los dos atentados terroristas, Embajada y la AMIA, son actos de guerra, no son atentados terroristas. Porque es la única manera que encontró en su mundo jurídico para traer de los pelos a la figura de traición a la patria. Esta figura solamente puede producirse con motivo de que nuestro país se encuentre en guerra. Asimila dos atentados terroristas a actos de guerra”.

“Nos lleva a afirmar que siguen adelante estas maniobras y ánimos de persecución en tiempos democráticos, violan el estado de derecho y la democracia”, siguió.

“Macri es el máximo responsable”

Y fustigó contra el presidente Mauricio Macri: “Desde el punto de vista político, estas medidas degradan a la Justicia argentina, y señalan al Gobierno y a Macri como el máximo responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición”.

“El cronograma judicial y mediático, apoyado por los trolls center del gobierno, que pagamos, no es inocente. Es planificado y obsceno”, siguió.

“Esta madrugada, cuando se dispuso la detención de Zannini, se produjo entre las 2.30 y las 3, en Río Gallegos. No solamente había cámaras de TV y de fotos, convengamos que no estamos en Capital Federal y no eran las 10 de la noche. Estamos hablando de Río Gallegos a las 2.30 de la mañana. A esa hora se desató en la red una actividad solamente imputable a los trolls del Gobierno sobre esta cuestión. Es impensable que alguien esté a esa hora atento a lo que va a suceder para activarla”.

En el mismo sentido, siguió: “En una muestra más de cómo el Gobierno manipula la Justicia y a los jueces que los aplauden y los medios oficiales como instrumentos de persecución política sin precedentes en democracia. Tiene responsable. Macri es el director de la orquesta y en este caso, Bonadio ejecuta la partitura judicial. Quiero denunciar que esto a una gran cortina de humo, que pretende cuatro acciones: intimidar, asustar a la población, a la dirigencia política y sindical con el Poder Judicial”.

“No quieren que nuestra voz esté en el Senado”

Y asoció el último derrotero de la causa con las reformas impositiva y previsional que impulsa el Gobierno: “Esto busca tapar el debate de normas que van a impactar en el futuro de los trabajadores en actividad que mañana van a ser jubilados, que van a impactar hoy en los jubilados. Busca tapar también el hecho de que se está fracasando en las políticas económicas del Gobierno. Este diciembre viene con tarifazos de luz y gas”, señaló.

“No quieren que nuestra voz esté en el Senado. Lo hace hoy, jueves, último día hábil [mañana es feriado], cuando el lunes nosotros deberíamos comenzar nuestra tarea como senadores. Quiero decirles a todos, que no nos vamos a callar, que no nos vamos a asustar, que no nos van a disciplinar frente al ajuste y el saqueo y no nos vamos a dejar provocar”, lanzó.

“Vamos a defender en el Senado, el Congreso y en todas partes a los millones de argentinos que están siendo castigados por un ajuste económico”, dijo.

Y lanzó: “Hago un llamado a la reacción serena, a responder por la vía política este inédito e increíble desvarío judicial”.

“Me acusan de traición a la patria, una acusación sin fundamento que es un insulto a la inteligencia de los argentinos. No creo que los argentinos puedan creernos capaces de traicionar a la patria. Si les molestaba que digamos la palabra patria, cuando nos identificamos con [el slogan] la patria es el otro”.

“Quiero decirle al Gobierno y a Macri, que la campaña electoral terminó en octubre. Aunque algunos no se hayan dado cuenta. La Argentina necesita soluciones y respuestas a los angustiantes problemas que tienen los argentinos. Los jubilados necesitan saber que sus haberes no van a ser disminuidos. Que sus hijos van a poder ir a la universidad, tener esperanza. La campaña ya terminó y es hora de que se den cuenta”, lanzó. Luego dio lugar a preguntas de los periodistas presentes en la sala.

La Nación


“El verdadero delito haber dado justicia y dignidad”

Líderes de la política internacional y partidos políticos extranjeros manifestaron su preocupación por las “graves amenazas al Estado de Derecho en Argentina”, a raíz de la decisión que hoy dictó el juez Claudio Bonadio contra la ex presidenta Cristina Fernández y otros dirigentes de la oposición en una causa sin juicio y sin condena. El ex presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y el Partido de los Trabajadores alertaron que este es otro capítulo más de la “judicialización de la política”, al enmarcar la situación local en relación a otros casos regionales, como la destitución de la presidenta brasilera depuesta Dilma Rousseff y las causas abiertas contra el líder del partido y ex presidente Lula Da Silva.

Desde el PT advirtieron que la estrategia llevada adelante por Bonadio “provoca la corrosión del Estado de Derecho y la violación de los principios fundamentales de la democracia y de la soberanía nacional”. “Lo que se ve en curso en Argentina es la misma estrategia usada por la derecha en otros países de América Latina”, advirtió la bancada del PT en un comunicado en el que expresaron su solidaridad con la actual senadora. Aseguraron que el objetivo final es “asesinar reputaciones para alejar de la disputa presidencial de 2019 los principales nombres de la oposición y las fuerzas de izquierda y progresistas en general ” de la región.

“Es parte de ese contexto autoritario el activismo judicial de algunos magistrados que, a ejemplo de lo que ocurre en Brasil, utilizan sin justificación consistente el recurso de las prisiones preventivas y promueven espectáculos mediáticos para interdictar la acción política de la oposición”, resaltaron en el el pedido de desafuero de la senadora electa por Unidad Ciudadana, en el marco de la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA que investiga el pacto de entendimiento con Irán, aprobado por las dos cámaras del Congreso.

En el comunicado no dudaron en calificar la actuación del magistrado como una “persecución”, en línea con las críticas de la mayoría del arco opositor local. “Nos causa espanto el modo autoritario con que el presidente Mauricio Macri y su grupo político tratan a la oposición política, el Ministerio Público, la prensa y los movimientos sociales y sindicales”, agregaron en el escrito que lleva la firma de Carlos Zarattini, el líder del partido de la Cámara de Diputados.

En esa misma línea se expresó Correa, pero a través de la red social twitter. El ex presidente ecuatoriano resaltó que es “el mismo libreto en todos lados: Dilma, Lula, Jorge Glas, Cristina”, al comparar los procesos judiciales que están afrontando estos ex funcionarios. Dilma fue quien sufrió el Golpe de Estado institucional en agosto de 2016, apenas unos meses después de haber asumido al Palacio del Planalto por la voluntad popular con débiles argumentos. Lula, por su parte, está siendo juzgado en cuatro causas aunque sin sentencia aún. Mientras tanto, Glas está atravesando un proceso judicial por considerarlo sospechoso de asociación ilícita en el caso de los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht. La ex presidenta argentina está siendo juzgada por un acuerdo, convalidado por dos instancias en el Congreso, que nunca se llegó a rubricar por decisión de Irán, por lo cual los juristas advierten que no existe delito.

“Y los traidores no pierden la “esperanza” de que pronto sea yo”, agregó Correa sobre la posibilidad de que él corra la misma suerte. ”El verdadero ‘delito’: haber dado justicia y dignidad”, concluyó.

Página|12


Bancada do PT manifesta preocupação com ameaças ao Estado de Direito na Argentina

Em nota, a bancada do PT na Câmara manifesta preocupação com as graves ameaças ao Estado de Direito na Argentina. Os deputados e deputadas do PT solidarizam-se com a ex-presidente e agora senadora Cristina Kirchner, claramente perseguida pelo juiz Claudio Bonadio, que nesta quinta-feira solicitou o impedimento de suas funções legislativas e a sua prisão preventiva. “O que se vê em curso na Argentina é a mesma estratégia usada pela direita em outros países da América Latina: se valem do lawfare e dos canhões midiáticos para assassinar reputações e alijar da disputa presidencial de 2019 os principais nomes da oposição e das forças de esquerda e progressistas em geral”, diz o texto. Assina o texto o líder da bancada, deputado Carlos Zarattini (PT-SP). Leia a íntegra:

NOTA DA BANCADA DO PT NA CÂMARA

A Bancada do Partido dos Trabalhadores na Câmara dos Deputados manifesta preocupação com as graves ameaças ao Estado de Direito na Argentina. Causa-nos espanto o modo autoritário com que o presidente Maurício Macri e o seu grupo político lidam com a oposição política, o Ministério Público, a imprensa e os movimentos sociais e sindicais.

Faz parte desse contexto autoritário o ativismo judicial de alguns magistrados que, a exemplo do que ocorre no Brasil, utilizam sem justificativa consistente o recurso das prisões preventivas e promovem espetáculos midiáticos para interditar a ação política da oposição.

Por conta disso, os deputados e deputadas do PT solidarizam-se com a ex-presidente e agora senadora Cristina Fernández de Kirchner, claramente perseguida pelo juiz Claudio Bonadio, que nesta quinta-feira solicitou o impedimento de suas funções legislativas e a sua prisão preventiva.

O que se vê em curso na Argentina é a mesma estratégia usada pela direita em outros países da América Latina: se valem do lawfare e dos canhões midiáticos para assassinar reputações e alijar da disputa presidencial de 2019 os principais nomes da oposição e das forças de esquerda e progressistas em geral.

Essa estratégia provoca a corrosão do Estado de Direito e a violação dos princípios fundamentais da democracia e da soberania nacional, uma vez que é notória a submissão da direita neoliberal no continente aos interesses externos das grandes potências.

Brasília, 7 de dezembro de 2017

Carlos Zarattini (PT-SP), líder do partido na Câmara dos Deputados

PTnaCamara


Piden el desafuero de CFK y detienen a ex funcionarios y dirigentes

El juez federal Claudio Bonadío pidió el desafuero y la prisión preventiva para la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner, en el marco de la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA que investiga el pacto de entendimiento con Irán. El juez pidió también la detención además del ex canciller Héctor Timerman, aunque por su delicado estado de salud en su caso se solicitó la prisión domiciliaria. A la madrugada fueron detenidos el ex secretario General de la Presidencia Carlos Zannini y el dirigente piquetero Luis D’Elía.

Las órdenes del magistrado se hicieron efectivas a primera hora de la madrugada con las detenciones de Zannini, en Río Gallegos, y de D’Elía. A partir de las 7, efectivos de la Policía Federal aguardaban en la casa del referente de la comunidad islámica en Argentina Jorge “Yussuf” Khalil, quien también fue arrestado.

Bonadio avanzó en la denuncia del fiscal fallecido Nisman, que acusó la firma del Memorándum con Irán como traición a la patria. El Memorándum fue aprobado en el Congreso por diputados y senadores y ni siquiera aquellos que lo votaron en contra advirtieron que fuera ilícito.

Luego de la razzia desatada desde la madrugada, con previo aviso a los medios de comunicación movilizados para captar las imágenes de los procedimientos, el juzgado de Bonadio confirmó que el magistrado dictó el procesamiento sin prisión preventiva del ex secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli y del diputado y dirigente de La Cámpora Andrés Larroque.

Los procesamientos y pedidos de prisión fueron sobre ex funcionarios y ex dirigentes del kirchnerismo que acudieron al llamado de la Justicia cada vez que fueron citados a declarar en esa causa, con lo cual siempre estuvieron a derecho.

A todos se los vincula con la acusación del fallecido fiscal de la UFI-AMIA Alberto Nisman, quien había sostenido que ese acuerdo escondía un supuesto encubrimiento a los cinco iraníes imputados y, por ello, acusó a la ex presidenta y los demás funcionarios y dirigentes por el presunto delito de “traición a la patria”. Esta denuncia fue desestimada en dos instancias judiciales posteriores por carecer de pruebas de delitos. El primero que la desestimó fue el juez federal Daniel Rafecas, quien hoy justamente fue citado a una suerte de indagatoria el Consejo de la Magistratura para dar cuenta de esa decisión tomada hace dos años.

El Memorándum firmado en 2013 le permitía a Nisman y al juez federal Rodolfo Canicoba Corral a tomar declaración indagatoria en la República Islámica a los iraníes imputados por el atentado a la mutual judía, ocurrido en 1994 durante el gobierno de Carlos Menem. También creaba una Comisión de la Verdad para aportar datos a la investigación por el atentado a la AMIA.

El pacto fue firmado por Timerman y Ali Akbar Salehi, el canciller del país cuyo Parlamento no aprobó el acuerdo y, por lo tanto, hizo que jamás entrara en vigencia. En cambio, como el Congreso argentino sí lo ratificó. En esa oportunidad, el entonces jefe de bloque del oficialismo, Miguel Ángel Pichetto, había defendido el acuerdo al sostener que “este es un intento de abrir el camino para encontrar la verdad”.

A pesar de que la denuncia de Nisman había sido desestimada, la DAIA le dio un nuevo impulso y, 12 días después de la asunción de Mauricio Macri a la Presidencia, la Cámara Federal volvió a darle entidad a ese expediente al declarar “inconstitucional” al Memorándum. Sobre estos hechos se fundamentó la avanzada que esta madrugada echó a rodar una virtual razzia contra los imputados.

Página 12