Presupuesto 2018: expectativas por incorporación de más fondos

El secretario Administrativo Financiero de la UNLaR, Raúl Chumbita, brindó un detallado informe sobre los fondos asignados a la Universidad Nacional de La Rioja en el Proyecto de Presupuesto 2018, que fue aprobado por la Cámara de Diputados y que espera el tratamiento en Senadores.

El funcionario universitario señaló que “de los 95 mil millones de pesos que tiene dispuesto por artículo 12 el proyecto de Presupuesto 2018, 1139 millones vienen para la UNLaR”, y precisó que “por debajo de la línea presupuestaria, siempre estuvo la Planilla B, que este año se logró una asignación de 20 millones de pesos”.

Recordó que en el 2017 hubo planilla B para 21 universidades, en la que no estaba incluida la UNLaR y mencionó que en este proyecto de presupuesto tampoco se incluyó planilla B para ninguna universidad. “No obstante en la Cámara de Senadores tras reuniones gestionadas por el rector y vicerrector se logró el tratamiento sobre una planilla B actualizada para todas las universidades, una asignación de 20 millones de pesos para la UNLaR, que es solo para gastos de funcionamiento”, detalló Chumbita.

Por otro lado, el funcionario explicó que el proyecto tratado en las comisiones de Presupuesto y Hacienda se asignaron 350 millones para distribuir en cuatro hospitales universitarios (Córdoba, Cuyo, UBA y La Rioja). Destacó que el proyecto original era de 140 millones y se lograron 350 millones, 30 millones de pesos más que en el ejercicio presupuestario 2017.

“Lo más importante es que pudimos consolidar los contratos programas que son fondos específicos, que no estaban en la línea presupuestaria”, dijo y precisó que “la gente va a cobrar los 13 meses de sueldo, pero ya estando en la línea presupuestaria, son fondos que pueden estar en un ejercicio o no, y ahora están consolidados”.

Con relación a lo pendiente en materia financiera, Chumbita dijo: “tenemos que seguir luchando y gestionando para reforzar los fondos por gasto de funcionamiento, que siempre están por debajo de la línea inflacionaria, como así también de la asignación”.

Finalizó señalando que “el real aumento asciende al 11 por ciento los fondos por los gastos de funcionamiento”; por lo tanto, consideró que “hay que seguir luchando para llegar al 26 por ciento”.

Fuente-Universidad Nacional de La Rioja