Chile: la despedida del Papa se opaca tras su defensa a un obispo acusado de encubrir abusos

La defensa del papa Francisco al obispo Juan Barros, acusado de complicidad en casos de abusos sexuales en Chile, empañó la despedida del pontífice si bien el tema migratorio fue central en su misa en playa Lobito.
 
‘El día que me traigan una prueba, ahí voy a hablar’, dijo ante la insistencia de periodistas sobre el caso del obispo de Osorno, que ha dividido a la comunidad religiosa de esa ciudad del sur del país.
 
A inicios de la visita del santo padre al país austral, el presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza, entregó a las autoridades de El Vaticano una carta que reitera el repudio a la designación de Barros como obispo de Osorno desde hace tres años.
 
El prelado es acusado de complicidad con el sacerdote Fernando Karadima, condenado y defenestrado por la Iglesia católica por cometer abusos sexuales. A Barros se le señala por no haber protegido a las víctimas.
 
‘No hay una sola prueba contra el obispo Barros, todo es una calumnia’, expresó el papa Francisco, siguiendo a declaraciones del inculpado, quien se declaró inocente y se vanaglorió por el espaldarazo recibido de su santidad.

Video tomado de ADN Chile

Sin embargo, importantes religiosos jesuitas y varias de las víctimas de actos de pederastia cometidos en Chile por ministros de la Iglesia católica recalcaron que Barros, discípulo de Karadima, pudo evitar ser protagonista.

En específico, según las personas trasgredidas sexualmente, Barros tenía la oportunidad de impedir que Karadima hiciera tales atrocidades, mientras los jesuitas comentaron que, por lo menos, debió restarse de los actos del papa en Chile.

De todas formas, Barros señaló que Jorge Mario Bergoglio, el primer papa latinoamericano en la historia, ‘ha sido conmigo cariñoso y apoyador’.

Durante la homilía en playa Lobito, cerca de Iquique, el obispo de Roma concentró sus palabras en el sensible tema de la inmigración, no solamente en Chile, sino en el mundo.

Advirtió sobre la explotación e injusticias contra los inmigrantes al recalcar:

‘Estemos atentos a todas las situaciones de injusticia y a las nuevas formas de explotación que exponen a tantos hermanos a la ‘precarización del trabajo, a que se aprovechen de la irregularidad de muchos inmigrantes, a la ‘falta de techo’.

Bolivianos, peruanos, haitianos, venezolanos, argentinos, paraguayos y colombianos, en especial, estaban entre los presentes en la misa denominada de ‘Nuestra Señora del Carmen, madre y reina de Chile’.

En sus últimas horas en esta nación, igualmente, intercaló un saludo con dos víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que dejó a la nación sudamericana con un saldo de más de tres mil personas asesinadas y unos mil 300 desaparecidos.

Prensa Latina


Papa Francisco centra su prédica en el respeto y la inclusión hacia los migrantes

El papa Francisco llegó a las 10:20 horas a Iquique, para cumplir con la última jornada de su estadía en Chile. Allí fue recibido por Guillermo Vera, obispo de la comuna.

Al bajar del avión lo esperaba un grupo de niños, quienes presentaron un baile típico de la zona norte del país y luego se fotografiaron con él.

Posteriormente, Francisco se subió al vehículo para llegar al Campus Lobito, a 33 kilómetros del terminal aéreo, donde liderará la última misa masiva a las 11:30 horas.

Durante el trayecto saludó a los iquiqueños que salieron a su encuentro flameando banderas en señal de alegría y respeto.

Al llegar al recinto, el jefe de estado de El Vaticano aseguró estar muy contento con Chile, ya que es un pueblo muy acogedor. A continuación, se subió al papamóvil y dio vueltas saludando al público.

Una vez en el altar, hubo cerca de 30 minutos de cantos religiosos, uno de ellos, interpretado en el estrado por un joven vestido con un traje típico.

misa-en-iquique

Mensaje del papa Francisco

En su prédica, Francisco sostuvo que sus “hermanos del norte” saben vivir la fe con fiesta y alegría, refiriéndose a las celebraciones religiosas. “Ustedes logran vestir de fiesta a todo el poblado. Saben celebrar cantando y danzando”, destacó.

El líder religioso afirmó que todos pueden ser parte de un milagro y ser parte del milagro para otros, aludiendo a los extranjeros. “Iquique es tierra de sueños y ha sabido albergar a gente de distintos pueblos y culturas”, añadió.

Continuando en esa línea, manifestó que “es una zona de inmigrantes que nos recuerda la grandeza de hombres y mujeres, de familias enteras que no se dan por vencidas”.

Luego, recomendó que deben seguir siendo tierra de hospitalidad. “No hay alegría cristiana cuando se cierran puertas o cuando les hacen sentir que sobran”.

Así, Francisco llamó a estar atento a la injusticia y la explotación que se puede dar en los trabajos de precarias condiciones. “Estemos atentos a quienes se aprovechan de la irregularidad de muchos migrantes porque no conocen el idioma o no tienen sus papeles en regla”, advirtió.

Biobio