Macri y Piñera anuncian “un acuerdo de liberalización comercial” bilateral

Los presidentes de Argentina y Chile, Mauricio Macri y Sebastián Piñera, anunciaron este jueves la decisión de enviar a los Congresos de ambos países “un acuerdo de liberalización comercial” y, en el marco de la reunión que mantuvieron en la Casa de Gobierno, avanzaron en la firma de acuerdos en materia energética, medioambiental y tecnológica.

“Espero que esto que comenzamos sea el principio de algo verdaderamente histórico para la integración”, expresó Macri en la declaración ante la prensa que, junto a Piñera, ofreció ayer al mediodia en la Casa de Gobierno.

Además, tras reunirse a solas en la Casa Rosada, los mandatarios indicaron la postura en común que tienen sobre Venezuela basada en el reclamo por un proceso democrático en ese país; y afirmaron que están “aunando esfuerzos” para un próximo acuerdo entre los bloques regionales Alianza Pacífico y Mercosur.

Macri inició su declaración diciendo que, con su par chileno, comparten “valores e intereses frente a los desafíos que nos plantea el mundo”.

“Integrarnos nos va a facilitar la meta para el desarrollo y para reducir la pobreza”, indicó Macri y valoró el acompañamiento de empresarios chilenos a Piñera, quienes vinieron al país y mantuvieron ayer un desayuno de trabajo para potenciar el comercio y las inversiones entre ambos países.

Macri indicó que se firmaron un conjunto de acuerdos relativos a “la interacción energética”, para “complementar el avance que están teniendo las energías renovables”; además de los relativos a la integración física para “mejorar infraestructuras” en pasos fronterizos y corredores bioceánicos.

También indicó que se trabajará en conjunto en materia de “narcotráfico y ciberseguridad”, además de en la creación de parques binacionales y otras acciones en materia medioambiental para “mitigar y responder frente a las dificultades que trae el cambio climático”.

Macri indicó que ratificaron “el compromiso en ayudar a que la democracia reine en toda la región y que lo que pasa en Venezuela llegue a su fin restableciendo un gobierno democrático”; y mencionó que Chile es el “único país invitado de Latinoamérica” en la reunión del G20 que tendrá lugar a fin de año en Argentina.

A su turno, Piñera agregó que hay “valores y visiones” compartidos y fue quien anunció que enviará a ambos congresos “un acuerdo de liberalización comercial que va a abrir más las puertas para fomentar el comercio de bienes, servicios e intercambio de inversiones”.

El marco de su visita oficial al país, el mandatario chileno inició su actividad en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería, con un desayuno de trabajo convocado con el título de “Argentina-Chile, una alianza estratégica para la creación de valor”.

Ante una delegación de empresarios chilenos y argentinos, Piñera habló en la apertura del encuentro, donde además participaron los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Producción, Francisco Cabrera, el canciller argentino Jorge Faurie y los titulares del Consejo Binacional Empresarial por ambos países, Luis Pagani y Horst Paulmann.

“Estamos trabajando en todos los planos: la integración física y energética, la cooperación en otras regiones (por ejemplo en la zona austral), el trabajo en los parques nacionales, la idea de un parque oceánico en el que podamos ambas partes tener una normativa común y promover un desarrollo, también circuitos integrados de turismo”, enumeró Faurie sobre las áreas de trabajo conjunto durante el desayuno.

“Estos encuentros abarcan todos los planos de la relación bilateral, porque Argentina y Chile están extremadamente unidos, no sólo por la geografía sino por una mirada conjunta sobre el futuro”, completó el canciller.

Poco después, Piñera y Faurie depositaron una ofrenda floral ante el monumento del Libertador General San Martín, en la plaza ubicada frente a la sede diplomática.

Luego, Piñera se dirigió a la Casa Rosada para reunirse con Macri.

Tiempo Argentino


Piñera visita al Brasil de Temer luego de pedir salida de Maduro

Junto al presidente Mauricio Macri y al escritor Mario Vargas Llosa, participaron de la cena por el 30 aniversario de la Fundación Libertad. En la ocasión, profundizaron sus críticas a la administración política venezolana.

Piñera cuestionó directamente la gestión de Maduro: “Realmente, si tuviera algo de amor por su pueblo se daría cuenta que él es parte del problema y que nunca va a ser parte de la solución, y daría un paso al costado. No lo ha dado”, precisando que no reconocerán un país que ha dado un golpe de Estado.

Las palabras las pronunció antes de abandonar Argentina para emprender viaje a Brasilia, donde se reunirá con Michel Temer, presidente asumido en 2016, luego del impeachment del Congreso en contra de Dilma Rousseff.

El Brasil comercial

Brasil atraviesa un duro momento político. A meses de las elecciones presidenciales, más de nueve candidatos pretenden ocupar el sillón del palacio Planalto. Sin embargo, según los sondeos, sigue siendo Lula da Silva, hoy en prisión, el que concentra más intenciones de voto.

Pese a los problemas políticos, el interés chileno es potenciar la relaciones comerciales con Brasil.

A diferencia de Buenos Aires, la comitiva en la capital carioca no cuenta con empresarios, su giro es más político.

La visita de Estado contempla una reunión bilateral entre los dos mandatarios, cita en la que también participarán los ministros Roberto Ampuero y Gonzalo Blumel. Luego, se dará paso a la firma de dos acuerdos comerciales, uno sobre compras públicas y el otro sobre Servicios Financieros, para finalizar la jornada con una junta con el Presidente del Congreso.

Para la actual administración chilena es también fundamental la relación entre ambos países. En esa línea, se busca maximizar oportunidades económicas para ambas naciones. En la actualidad, el país más grande de Sudamérica es el tercer socio comercial de Chile, siendo únicamente superado por China y Estados Unidos. En 2017, el intercambio comercial superó los 9 mil millones de dólares.

En cifras, un total de 1 mil 542 empresas chilenas exportaron a Brasil en 2017, por un monto superior a los 3 mil 440 millones de dólares. Las exportaciones de no cobre son las principales, abriendo mercado para productos como salmones, aceite de oliva, nueces o plantas de arándanos.

Mercosur hacia la vereda del Pacífico

A puertas del viaje del Presidente Piñera a Brasilia, el canciller brasileño declaró que ambos países “están destinados a ser socios estratégicos en la construcción de una América del Sur más unida y próspera”.

Aloysio Nunes habló de crecimiento. Entrevistado por El Mercurio, el jefe de las relaciones internacionales de Brasil invitó a que, cualquiera sea el próximo presidente, camine por la senda de la continuidad, para dar bienestar garantizando el crecimiento sostenido.

“Nuestros países comparten el deseo de una mayor integración económico-comercial entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico, y la integración física entre las costas del Atlántico y del Pacífico de nuestra región”, dijo recordando la reunión que sostuvo con Roberto Ampuero.

A la oficialización trinacional de querer acercar las economías, no solo de Chile, Argentina y Brasil, sino que del mercado del Sur con el del Pacífico, se suma la decisión de congelar participación en la Unasur, de los mismos mandatarios, sumados a Colombia, Perú y Paraguay, medida que se mantendrá hasta que se solucione el tema de la Secretaría General vacante.

Un punto importante en el análisis será ver quién ocupa ese sillón, balanza que podría cambiar de inclinación según Brasil escoja a su nuevo presidente.

Radio U Chile


VOLVER