Continúan las protestas y EEUU presiona en la Asamblea General de la OEA

Adoquines, ramas o piedras: bloqueos continúan

El cierre de la carretera a Masaya se extendió ayer hasta el kilómetro 25, donde el domingo fueron capturados dos policías vestidos de civiles, entregados posteriormente con mediación del padre Edwin Román.

El cerco alrededor de la ciudad acechada por antimotines sirve como defensa de los protestantes de barrios centrales y Monimbó; estas barricadas impiden el suministro a las fuerzas policiales y colaboradores irregulares.

“La idea es colocar tranques en todas las vías de acceso a Masaya, para que se les dificulte (a los policías) la pasada y así avisar a los atrincherados en Monimbó”, dijo uno de los protestantes, quien prefirió no dar su nombre.

Otras vías de acceso secundarias a la ciudad de Masaya cerraron, una de ellas estaba en el paso de la comarca Cruz Negra, de Nindirí. El domingo pasaron por ahí microbuses llenos de antimotines, que por la noche atacaron a los protestantes, dijo el manifestante.

En León y Nagarote continúan los bloqueos en las carreteras que comunican con la capital. En la cabecera departamental, el Movimiento Universitario 19 de Abril y población instalaron desde el viernes un tranque en el empalme de carretera León-Managua, pero dejan pasar ambulancias y a adultos mayores, además, liberan la vía cada 3 horas.

Según los dirigentes del movimiento, han recibido un sinnúmero de amenazas de la Juventud Sandinista y las fuerzas paramilitares del Gobierno.

En Nagarote, el tranque fue desinstalado el sábado en horas de la noche, pero se reinstaló este lunes a partir de las 4:00 a.m., en el kilómetro 41, dos kilómetros al este de la entrada principal de dicha localidad.

Diriamba, escasa de combustible

A eso de las 9:00 a.m. de este lunes, la gasolinera UNO de la ciudad de Diriamba, ubicada cuatro cuadras antes de llegar al reloj público, se quedó sin gasolina.

Uno de los trabajadores de dicha estación informó que no tendrán gasolina hasta que se levanten los tranques.

“Nosotros vendimos la gasolina que había, ahora solo tenemos diésel como para tres días, pero no tendremos combustible, pues se nos avisó que no seremos abastecidos hasta que se levanten los tranques”, informó uno de los trabajadores.

Asimismo, la gasolinera Puma La Inmaculada, ubicada en la salida hacia Managua, también se quedó sin gasolina y solo tienen diésel.

La gasolinera Puma ubicada a media cuadra del reloj público es la única que está vendiendo con normalidad, pero solo “hay para día y medio, ya se hizo el pedido, pero no depende de nosotros. Si las cisternas no logran pasar, estamos fregados, porque ya nos queda poco”, alegó el gerente de la gasolinera, quien evitó dar su nombre.

En Jinotepe, las estaciones mantienen suficiente combustible, sin embargo, los consumidores diriambinos no logran llegar por las decenas de furgones varados sobre la vía.

Sin embargo, Javier Rodríguez, conductor de mototaxi de Diriamba, ellos están trabajando con normalidad.

“Lo que estamos haciendo es trasladarnos al tranque ubicado en la carretera hacia Las Esquinas, allí nos turnamos para esperar y trasladar a los pasajeros que llegan caminando”, dijo Rodríguez.

Por otro lado, un grupo de cadetes de mototaxis se hizo presente al lugar para pedir a los camioneros que dejen pasar a las cisternas, para que puedan a abastecer a las gasolineras de la ciudad.

Chontales

En la región central se mantienen los tranques que están en la salida de Juigalpa a Managua, en la entrada a Santo Domingo, La Báscula, el empalme de Lóvago, la entrada de San Pedro de Lóvago, en la Curva, en la entrada de El Ayote y El Coral.

En el caso del tranque de Juigalpa, había pase de forma escalonada solo para vehículos livianos.

El Nuevo Diario


Que acate sugerencia

Con el objetivo de que se termine la violencia y las muertes desatadas en Nicaragua, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llamó al gobierno del presidente Daniel Ortega, a implementar las recomendaciones que hizo el mes pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Apoyamos la misión de la CIDH y encarecidamente urgimos al Gobierno de Nicaragua a implementar las recomendaciones de la Comisión”, destacó Pompeo, al hablar en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), actividad que comenzó ayer y termina hoy en Washington.

Preliminar

La CIDH considerada un organismo autónomo de la OEA, visitó Nicaragua del 17 al 21 de mayo y, tras analizar la situación, presentó un informe preliminar en el que alertaba de graves violaciones de derechos humanos con la intervención de grupos paramilitares en apoyo del Gobierno.

“En Nicaragua, la policía y grupos armados han matado a docenas, simplemente por protestar”, resumió Pompeo.

La crisis nicaragüense estaba fuera de agenda, pero se incluyó en el orden del día una declaración en apoyo al pueblo de Nicaragua. Sin embargo, el contenido de la declaración es una fórmula poco comprometedora y de gran tradición en la OEA. Esta declaración pasará ahora a manos de la Comisión General del organismo, para decidir finalmente si es elevada o no al pleno de la Asamblea para que sea votada por los Estados miembros.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se han convertido en un reclamo que pide su renuncia, después de 11 años en el poder, con acusaciones de abuso de poder y corrupción.

Qhubo


Cancilleres de la OEA repudian la represión gubernamental en Nicaragua

Se espera que este martes en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) se apruebe una declaratoria en apoyo al pueblo de Nicaragua y de condena a la represión de parte de fuerzas de choque del gobierno de Daniel Ortega a las protestas ciudadanas.

Este lunes en el primer día de la 48 Asamblea General de la OEA, en Washington, Estados Unidos, la mayoría de cancilleres repudió la represión, que ha dejado más de 120 muertos, según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y organismos de derechos humanos en el país.

Sin embargo, el gobierno nicaragüense, a través de su representante permanente alterno en la OEA, Luis Ezequiel Alvarado, negó la existencia de manifestaciones pacíficas que exigen la renuncia de Ortega y de su esposa y vicepresidenta designada Rosario Murillo y las atribuyó a una conspiración y a una campaña de descrédito.

Inicialmente la crisis de Nicaragua no era parte de la agenda de la Asamblea de la OEA, pero fue incorporada tras el recrudecimiento hace una semana, sobre todo el Día de la Madre en Managua y el fin de semana en Masaya, de los ataques paramilitares contra la población civil.

Cancilleres repudian

El presidente de la Asamblea, el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, este lunes en el inicio de la Asamblea General informó que había una propuesta de declaración de apoyo al pueblo de Nicaragua, la que sería remitida a la comisión general para su aprobación. Estados Unidos (EE.UU.) sería el promotor de la declaratoria.

En la plenaria de la Asamblea General de la OEA los cancilleres de Costa Rica, EE.UU., Canadá, Colombia, Brasil, Argentina, Paraguay, Chile, Jamaica, Panamá y Perú hicieron fuertes críticas en contra de la represión del orteguismo y demandaron el respeto de los derechos humanos de los manifestantes.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU., en su intervención denunció que en “Nicaragua los grupos armados y policiales han matado a muchos simplemente por hacer manifestaciones pacíficas”. Pompeo reiteró la posición de su gobierno en exigir al de Ortega “responder a las demandas del pueblo de Nicaragua de reformas democráticas y llevar ante la justicia a los responsables de la violencia”.

Pompeo también se pronunció en su cuenta de Twitter para expresar que “en Nicaragua han muerto cientos solo por expresarse… Instamos al Gobierno de Nicaragua a rendir cuentas por estas muertes”.

Chrystia Freeland, canciller de Canadá, consideró “inaceptables” el aumento de las muertes y uso excesivo de la fuerzas oficiales contra las protestas. “Estamos comprometidos para trabajar de manera mancomunada para promover la democracia, los derechos humanos y el desarrollo de todos los pueblos”, dijo.

Por su parte, la canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, expresó que su gobierno “rehúsa a guardar silencio ante la escalada de violencia en Nicaragua”, por lo que se instó al gobierno de Ortega a “cesar inmediatamente la violencia, así como detención arbitraria de los que participan en las protestas”, exclamó Campbell.

A la canciller Campbell se sumaron los de Colombia, Chile, Panamá, Brasil y Argentina para demandar al Ejecutivo nicaragüense a cumplir las 15 recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y parar la represión, respetar el derecho a la protesta y que en breve se conforme el Grupo de Expertos Independientes que investigue los hechos.

Cinismo del régimen

Pero el enviado por el Ejecutivo de Nicaragua a la Asamblea de la OEA, Luis Alvarado, siguió el guion del resto de autoridades de no admitir que el pueblo exige un cambio de Gobierno, pues dijo que en el país lo que hay es “un ataque de la violencia delincuencial” de “ciertos grupos políticos de la oposición que conspiran desde la oscuridad”. Ese es el mismo discurso de la vicepresidenta Murillo.

Alvarado denunció que todo es producto de “ola criminal y delictiva que azota” el país, y que los ataques contra los civiles son “inexistentes” y que son los manifestantes quienes “producen las víctimas” para culpar al Ejecutivo.

“En Nicaragua no existen fuerzas de choque ni grupos paramilitares afines al Gobierno, como se pretende hacer creer a la opinión pública internacional como parte de la campaña de desinformación” en contra del orteguismo, según Alvarado.

Suspensión de Venezuela

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México y Perú plantearon el lunes iniciar el procedimiento para eventualmente suspender a Venezuela de la OEA por ruptura del orden democrático, según un documento a debate en la 48 asamblea del organismo en Washington. Venezuela lo denunció como “un acto injerencista”.

El punto 10 del Proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela pide aplicar lo estipulado en los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática para “promover la normalización de la institucionalidad democrática”, para desconocer los resultados de las elecciones presidenciales del 20 de mayo, en las que Nicolás Maduro fue reelegido, por considerar que el proceso es ilegítimo.

Venezuela decidió el año pasado salir de la OEA, proceso que finalizará en abril de 2019. Para aprobar una resolución en la OEA es necesario contar con mayoría simple: 18 votos. La OEA cuenta con 35 miembros, aunque solo 34 están activos, puesto que Cuba no participa.

La Prensa


Gobierno ante la OEA: “En Nicaragua no existen fuerzas de choque, ni grupos paramilitares afines al gobierno” 

El representante alterno de Nicaragua, Luis Alvarado, leyó un documento ante la 48 asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, en el que respondió a las críticas y acusaciones que se le hace al Gobierno de Daniel Ortega sobre la masacre a manifestantes desde el 18 de abril.

El Gobierno insiste en rechazar su responsabilidad en las muertes de más de 120 personas, la represión y otros actos de violencia, achacando esto a “grupos políticos de la oposición que conspiran desde la oscuridad”, que están en “una conspiración y a una campaña de descrédito”.

“Nicaragua acude a esta magna asamblea para expresar su firme compromiso con la paz, la seguridad y la estabilidad de la nación nicaragüense sumida bajo el ataque de violencia delincuencial que han generado ciertos grupos políticos de la oposición que conspiran desde la oscuridad, con agendas políticas específicas, similares a las utilizadas en otros países de la región con la finalidad de activar formatos delictivos para aterrorizar a las familias en franca violación de la constitución y las leyes de la República al continuar destruyendo la seguridad y la vida de las familias nicaragüenses. Condenamos enfáticamente todos los hechos de violencia ocurridos desde el 18 de abril hasta la fecha en Nicaragua, son días de dolor que han enlutado a las familias nicaragüenses”, dijo el representante nica.

“El gobierno rechaza categóricamente todas las acusaciones y campañas difamatorias de estos grupos delincuenciales y de los conspiradores que los dirigen y financias, quienes se confabulan para presionar a los distintos sectores de acuerdo con su agenda. Estos señores de la violencia, denuncian ataques inexistentes, luego producen las víctimas y se nos pretende acusar de ataques dolorosos y trágicos que no hemos provocado”, agregó.

Según el Gobierno, no existen fuerzas de choque, pues la oposición lo que busca es crear ante el mundo una mala imagen del Gobierno de Nicaragua.

“En Nicaragua no existen fuerzas de choque, ni grupos paramilitares afines al gobierno como se pretende hacer creer a la opinión pública internacional como parte de la campaña de la desinformación en contra del Gobierno. Los opositores buscan culpar a las instituciones del orden público”, leyó Alvarado.

100noticias


VOLVER