Nuevos enfrentamientos y más muertos en Nicaragua

Nicaragua: Ataques en Carazo, Jinotega, Siuna y Managua dejan muertos

Nicaragua sufrió hoy ataques desde la madrugada en Carazo, Jinotega, Siuna y Managua, reportándose al menos cinco muertos. Mientras, León vive un paro de 24 horas. La crisis en este país ha dejado más de 140 muertos.

Estos son los hechos más importantes este día.

Carazo. Un enfrentamiento que comenzó esta madrugada en Jinotepe dejó a dos excombatientes muertos. Los pobladores levantaron más barricadas ante los ataques. También han logrado que en el hospital escuela Santiago de Jinotepe atienda a las personas heridas.

Los enfrentamientos en Jinotepe continuaban esta mañana y se ha informado que la casa del alcalde, Mariano Madrigal, ha sido destruida.

En Dolores y Diriamba, dos municipios de Carazo, también se han registrado ataques.

En Diriamba los comerciantes del mercado Manuel de Jesús Rivera La Mascota salen a las calles y levantan barricadas para evitar el saqueo en este centro de compras.

Alrededor de todo el el mercado los mas de mil comerciantes empezaron a cerrar los portones y a levantar barricadas en todas las entradas.

Uno de los tranques en Carazo. Tania Narváez/END– Uno de los tranques en Carazo. Tania Narváez/END –

Jinotega. Desde la una de la madrugada Jinotega ha vivido fuertes enfrentamientos entre autoconvocados y simpatizantes fines del gobierno. A la 7:40 de la mañana fallció a consecuencia de un disparo en la cabeza el ciudadabo Heyner Heriberto Espinoza Rugana, de 21 años, a quien le dispararon desde una casa de dos pisos, en el barrio Alejandro Ramos.

A la 1:45 de la madruga capturaron al salvadoreño Rigoberto Guardado García, quien habita en San Miguelito, Río San Juan, a quien entregaron a la Policía Nacional.

Además, en las cercanías del mercado municipal encontraron muerto a un ciudadano de identidad desconocida, pero se asegura que forma parte de los autoconvocados.

Managua. En el sector de la UNAN se registraron ataques desde la madrugada. Los pobladores sostienen que con el paso de las horas las ráfagas no paraban. Hasta ahora no se reporta a ninguna persona herida.

Cerca de una hora y media duró el combate que sostuvieron los estudiantes atrincherados en la Unan contra policías y fuerzas parapoliciales que estaban en la carretera suburbana, es decir de la rotonda Rigoberto López Pérez hacia el oeste. No hubo muertos ni heridos, de acuerdo con los dirigentes estudiantiles.

El ataque a la Unan Managua comenzó a la 1:55 y terminó a la 3:25 a.m.

“Nos alertó que escuchamos disparos cerca de Enel Central. Tenemos a personal que está atento ante cualquier ataque”, un de los dirigente universitario.

Según los universitarios, desde la segunda planta de un edificio en construcción -por la carretera suburbana- comenzó el ataque.

“El vigilante no nos quiso decir que los habían entrado al edificio, pero nosotros fuimos y encontramos algunos casquillos”, relató un universitario.

En el sector de los semáforos de Enel Central hay barricadas y en los semáforos del barrio Rigoberto López, hasta llegar a la Rotonda Universitaria, los buses se van por Tiscapa para salir a la rotonda Rubén Darío o de Metrocentro.

En el sector de los semáforos del Hotel Seminole a la plaza de Las Victorias y Metrocentro, la vía está despejada, pero con poca afluencia de vehículos.

De la Rotonda Rubén Darío o de Metrocentro hasta los semáforos de El Nuevo Diario no hay barricadas, pero en las entradas de los barrios ubicados en este sector hay gran presencia de policías encapuchados y armados. Los oficiales también están metidos dentro del cauce del Puente El Edén.

En el sector de la rotonda La Virgen y la Miguel Gutiérrez hay barricadas y árboles sobre las vías, impidiendo el paso.

Caribe Norte. Luego de un ataque ayer a una estación policial, que dejó a dos policías muertos, hoy las autoridades retuvieron una camioneta de la municipalidad, por sospechas de que trasladaron a las personas que cometieron el ataque.

Además, motorizados mataron esta mañana a un productor en el sector de la Bu, en Siuna.

Hoy hay tranques en El Naranjo y Puerto Viejo, entre la vía de Siuna y Waslala; y en Río Blanco.

En Rosita hay escasez gas butano y otros productos de la canasta básica.

León. El paro convocado para este martes es aplicado y los pobladores indican que las calles lucen desoladas.

El Nuevo Diario


Relator especial de Naciones Unidas, Michel Forst, expresa preocupación por situación de Nicaragua

A través de un mensaje grabado, el relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de personas defensoras de derechos humanos, Michel Forst, expresó su preocupación por la represión que vive Nicaragua, en especial por la situación de los defensores de derechos humanos y sacerdotes, que han recibido amenazas de muerte en represalia por denunciar violaciones a derechos de los ciudadanos.

Forst ha conocido que hay defensores que han sufrido campañas de “hostigamiento y estigmatización” desde el inicio de la protesta el 18 de abril y que, según conoce, han recrudecido hasta señalar que los defensores temen por su vida.

“Es mi deber como relator especial señalar que estos hechos afectan gravemente a la libertad de expresión, a la reunión y asociación pacífica y a la participación política, así como al derecho a la vida e integridad personal. Todo uso de violencia en contra de defensoras y defensores de derechos humanos está en contra de las obligaciones internacionales de Nicaragua y deben cesar inmediatamente”, demandó Forst.

Policías y paramilitares

El relator de la ONU también indicó que ha conocido sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de fuerzas regulares y grupos armados contra manifestantes, en su mayoría jóvenes, campesinos, periodistas y ciudadanos no armados autoconvocados, que han dejado “un alarmante” número de muertes. Según la información que Forst conoce sobre Nicaragua, al menos han sido asesinados 134 personas y 1,200 resultaron heridos.

El mensaje del relator especial de la ONU coincide con una denuncia de la dirigente del Movimiento de Mujeres de Las Segovias, Haydeé Castillo, quien denunció que el orteguismo continúa con una campaña de desprestigio en su contra y para ello pretenden aseverar que ella paga 500 córdobas a la población autoconvocada para se manifieste en los tranques.

Castillo no descartó que “estén levantando un expediente en su contra”, pues fue informada que varios jóvenes fueron secuestrados por un exdiputado orteguista y encañonados con fusiles los obligaron a que afirmaran esta versión.

Castillo conoció de parte de los mismos jóvenes que temen por su vida pues “están intimidados” y, ante eso, buscan abandonar el país.

Se ensañan con Haydée Castillo

“Una vez más el orteguismo se ensaña en mi persona, obligando a los jóvenes que primero secuestraron, a incriminarme por mi labor de Defensoría de derechos humanos”, manifestó Castillo quien anteriormente ya había denunciado por el constante acoso y hostigamiento que sufre, al punto que sus agresores llegaron a hacer pintas en las paredes de las viviendas tildándola de asesina o vandálica.

En los medios oficialistas, el gobierno descalifica a quienes los critican señalándolo precisamente de “vándalos de la derecha”.

Castillo se suma a los casos de líderes o defensores de derechos humanos a los que el Gobierno trata de criminalizar. Para el abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, Castillo ha sido sometida a una campaña de ataques de intimidación y de señalamientos que la ponen en este contexto de Estado represivo en una situación de riesgo porque generan animadversión en su contra.

Carrión dijo que igualmente la responsable de la filial del Cenidh, en Estelí, Meylin Gutiérrez, en fechas recientes fue blanco de ataque a pedradas por varios minutos. Y esto, dijo Carrión, tiene como propósito callar voces de defensores de derechos humanos.

“Se ha vuelto una práctica criminalizar a los defensores de derechos humanos para neutralizar voces… para que no sigamos denunciando los abusos, los atropellos, que no sigamos denunciando a la dictadura criminal y asesina”, sostuvo Carrión.

La Prensa