Correa y la justicia -El Comercio, Ecuador

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La orden de prisión preventiva contra Rafael Correa fue expedida con alerta roja para que la Interpol lo capture y extradite.

La jueza de Garantías Penales, Daniela Camacho, acogió el pedido del Fiscal y horas antes había admitido la acusación particular de Fernando Balda, activista político secuestrado en Colombia durante el régimen de Correa, en un delito que apenas ahora se ventila en la Corte Nacional de Justicia.

En días pasados la jueza pidió a Rafael Correa presentarse cada 15 días ante su autoridad, mientras continúa el juicio para determinar las causales y autores del delito de secuestro, y los presuntos vínculos de agentes policiales, altos funcionarios de la Secretaría Nacional de Inteligencia durante el Gobierno pasado, y hasta del expresidente.

Correa se presentó el lunes – el mismo día que la jueza le pidió que compareciera en Quito- ante el Consulado en Bélgica, país donde reside, con un escrito. La jueza considera que incumplió la medida cautelar y dictó la orden de prisión preventiva con alerta roja para la Policía Internacional ( Interpol).

En años pasados, dos expresidentes tuvieron órdenes de captura. Jamil Mahuad, quien vive en Estados Unidos tras su derrocamiento; y Abdalá Bucaram, quien retornó al Ecuador tras su exilio en Panamá, una vez que prescribieron los delitos que le imputaban.

Esta orden de prisión preventiva fue precedida del anuncio del posible pedido de asilo. Así Correa vive su peor momento desde el fin de su mandato.

El Comercio


VOLVER