Nicaragua: continúan las marchas en contra del gobierno

47

Miles se toman la Carretera a Masaya y le gritan a Daniel Ortega: “Que se vaya”

Miles de nicaragüenses rebalsaron las calles de la capital nuevamente este jueves 12 de julio, en la denominada marcha nacional “Juntos Somos un Volcán”, con la que dieron inicio tres días de actividades de protestas en contra del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a quienes los manifestantes y diferentes organizaciones les exigen respuesta sobre la propuesta de adelantar las elecciones presidenciales.

La manifestación pacífica y cívica, como todas las otras que se han realizado desde abril, esta vez se desarrolló pese a la violenta y sanguinaria represión desatada por el régimen Ortega-Murillo, quienes en las últimas semanas han ejecutado por medio de policías y paramilitares una serie de asaltos, secuestros y asesinatos de civiles en varios departamentos del país, hasta alcanzar o superar la cifra de 264 asesinatos, según la cifra de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y 351 según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Miles de capitalinos salieron desde tempranas horas de sus barrios para acompañar la marcha, ondeando banderas azul y blanco, sacando imágenes religiosas y pancartas que manifiestan el profundo desprecio social contra la pareja del régimen, que rechazan la vorágine de terror y represión estatal y que exigen justicia por la ola criminal que desde el estado azota al país desde el 18 de abril.

El evento, que fue convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, organizaciones de la sociedad civil, empresa privada y población general, también exige democracia y elecciones anticipadas para poner fin a la orgía de sangre desatada por la pareja presidencial y sus órganos de represión como policías, paramilitares y Juventud Sandinista que han matado, secuestrado y provocado el terror con armas de guerra de uso exclusivo del Ejército de Nicaragua y con medios estatales.

La marcha “Todos juntos somos un volcán” salió a eso de las 10:30 de la mañana de la rotonda de Cristo Rey, tomó rumbo hacia el sur a los semáforos de Autolote el Chele, dobló hacia el monumento a Alexis Argüello y sobre la carretera a Masaya se dirigió hacia la rotonda Jean Paul Genie, donde concluyó.

En el trayecto, habitantes y familias de la ruta sacaron banderas, saludaron y se sumaron a la protesta cívica.

 

Miles se toman la carretera a Masaya con la marcha Juntos Somos un Volcán >> ow.ly/VseR30kVqqK

Publicado por La Prensa en Jueves, 12 de julio de 2018

A la marcha llegaron estudiantes, obreros, campesinos, comerciantes, profesionales, empresarios, mujeres organizadas, transportistas, adultos mayores y hasta personal diplomático.

Igual marchaban las madres de las víctimas de abril, con pancartas exigiendo justicia por la muerte de sus hijos e hijas a balazos la mayoría, ejecutados por policías al servicio del régimen y últimamente por paramilitares organizados por el Estado y coordinados por los mandos policiales y bajo la tolerancia del Ejército de Nicaragua.

La actividad, que se desarrolló sin violencia o alteraciones, es la primera de tres que se organizan entre el 12 y 14 de julio: sigue un paro nacional de actividades comerciales y laborales el 13 de julio y una caravana cívica por Managua el sábado 14 de julio.

La Prensa


Granada marcha contra el Gobierno

El pueblo granadino se desbordó este jueves en la marcha autoconvocada “Juntos somos un Volcán” que se llevó a cabo desde la Plaza de Xalteva en la Gran Sultana, para recorrer las principales calles exigiendo la salida del presiente Daniel Ortega y de la Vicepresidenta, Rosario Murillo.

Con banderas azules y blancas, mensajes en pancartas, trajes folclóricos, los pobladores demandaron justicia por los más de 300 asesinatos en Nicaragua y exigieron la liberación de los presos y que entreguen a los desaparecidos.

Roberto Sáenz, miembro del Movimiento 19 de abril-Granada, dijo que continuarán en las calles porque son del pueblo.

“No nos vamos a detener y pedimos a la población en general que continúen apoyando cada una de las actividades para ejercer presión contra el régimen de Ortega y Murillo”.

“Una Nicaragua libre es todo lo que queremos, que podamos tener democracia y protestar sin ser reprimidos”, expresó Rosario Mongalo, autoconvocada.

Parar arrestos
Los autoconvocados piden a las autoridades policiales que no continúen haciendo arrestos arbitrarios en la ciudad, que frenen los abusos y que protejan la integridad de las personas que son detenidas durante los patrullajes que realizan en horas de la noche.

“La Policía realiza detenciones sin ningún causa, algunos jóvenes de diferentes barrios han sido detenidos sin orden, son llevados a la estación policial y golpeados”, aseguró Eddie Barbosa, un autoconvocado.

La marcha concluyó en el atrio de la Iglesia Xalteva con un acto cultural, donde realizaron un homenaje a todos los caídos en las lucha por Nicaragua.

Los manifestantes llamaron a los granadinos a unirse al paro este viernes y a la caravana el sábado.

El Nuevo Diario


Gobierno de Nicaragua realizará este viernes el repliegue hacia Masaya

La vicepresidenta designada por el Poder Electoral, Rosario Murillo, informó este jueves, a través de los medios oficialistas, que el repliegue hacia Masaya se realizará este viernes, aunque no especificó la hora.

“Mañana (viernes) el repliegue, porque estamos ganando la paz y porque vamos ratificando nuestra Nicaragua libre, nuestra Nicaragua llena de amor y paz”, dijo Murillo en su comunicación habitual del mediodía.

Aunque tradicionalmente el repliegue sale del mercado Roberto Huembes, Murillo no especificó el punto de partida de dicha actividad.

Según convocatorias que circulan en redes sociales, el evento oficialista iniciará a las 1:00 p.m. en una caravana de vehículos que pretende llegar a Masaya, pese a que el pueblo de Monimbó, donde cada año se realiza esta celebración, ha expresado su rechazo a esta actividad por los constantes ataques de policías y paramilitares que iniciaron el pasado 19 abril en esa ciudad.Los ataques en Masaya han dejado 35 muertos, según cifras de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

La actividad oficialista coincide con el segundo Paro Nacional de 24 horas convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia desde la semana pasada.

La Prensa


OEA: Pasen de las armas a las urnas

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, urgió respuestas del gobierno nicaragüense a la propuesta de elecciones anticipadas que este organismo ha planteado en diversas ocasiones, subrayando que para la OEA es esencial “trasladar el conflicto de las armas a las urnas”.

Según Almagro, adelantar las elecciones en Nicaragua es “el mejor instrumento para resolver la polarización y la violencia que sufre el país”, una violencia que le atribuyó al Estado y que calificó como “desproporcionada” e “inadmisible” ante el Consejo Permanente de la OEA, que sesionó este miércoles para dar seguimiento a la crisis que vive Nicaragua desde el mes de abril.

“Necesitamos respuestas urgentes; sin respuestas urgentes no habrá soluciones democráticas en materia de derechos humanos”, expresó Almagro, quien destacó que la OEA se compromete a mantener su trabajo con el Gobierno para la realización de “un proceso electoral limpio y transparente”.

La vía del progreso
El representante permanente de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, aseguró que su país “continúa creyendo firmemente que las elecciones adelantadas constituyen la manera más constructiva de progresar… No hay otra manera de progresar”.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, replicó a las intervenciones que solicitaban el adelanto de elecciones argumentando que “cambiar gobiernos ipso facto, de la noche a la mañana, hoy mismo o mañana”, significa una ruptura del orden constitucional del país.

“No se puede resolver una situación si los países amigos nos piden que rompamos o quebremos la Constitución para resolver una situación”, dijo Moncada, refiriéndose a que en la Constitución de Nicaragua se establecen elecciones presidenciales cada 5 años.

Moncada solicitó el apoyo de los países miembros de la OEA, aduciendo que el Gobierno de Nicaragua “está siendo víctima de pequeños grupos políticos combinados con fuerzas de delincuencia organizada internacional y con financiamientos externos para romper y terminar con un Gobierno legalmente constituido”.

Sin embargo, únicamente la representante de Venezuela dio su pleno respaldo a Nicaragua acusando a un “grupo de países”, sin señalar a ninguno en particular, de “proteger a los verdaderos terroristas” y crear “falsas e ilegales expectativas de un pronto cambio de gobierno si los terroristas prevalecen”.

Condena contundente
La audiencia del Consejo Permanente de la OEA dio inicio con una actualización del informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre su trabajo en Nicaragua en las últimas semanas, que contempló la instalación del Mecanismo de Seguimiento (Meseni) y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Paulo Abrão, secretario ejecutivo de la CIDH, afirmó que su organización “observó con preocupación una profundización y diversificación en las formas de represión contra la población manifestante”, que ha dejado 264 muertes, al menos, 52 ocurridas durante las dos semanas que el Meseni lleva en el país.

El informe de la CIDH contó con el respaldo de los representantes permanentes ante la OEA de México, Colombia, Perú, Costa Rica, Canadá, Chile, Brasil, Paraguay, Argentina, Ecuador y Uruguay, quienes llamaron al Gobierno de Nicaragua a cesar de forma inmediata los actos de represión contra la población manifestante, a poner fin a las detenciones extrajudiciales y a iniciar investigaciones para castigar a los culpables de las muertes ocurridas desde abril.

simismo, respaldaron el proceso de diálogo como el mejor mecanismo para llegar a una solución pacífica de la crisis.

Urgen reformas
Trujillo, el diplomático estadounidense, condenó la violencia y la intimidación contra Nicaragua y afirmó que sus condenas trascienden a las sanciones, recordando la designación de tres funcionarios nicaragüenses bajo la Ley Global Magnitsky.

“Estas sanciones recientes, además de las revocaciones de visas, demuestran que los Estados Unidos expondrán y exigirán cuentas a los responsables de la campaña de violencia e intimidación en curso del gobierno nicaragüense contra su propia gente”, detalló Trujillo, quien resaltó que “la violencia y la pérdida de vidas en Nicaragua reflejan la necesidad de reformas democráticas urgentes”.

La representante de Costa Rica, además de condenar la violencia estatal, resaltó que en tres meses de crisis en Nicaragua su país ha observado “graves afectaciones en aspectos migratorios, sociales, económicos y humanitarios”, por lo que urgió una “pronta reacción” de la comunidad internacional.

El secretario general de la OEA también respaldó el informe de la CIDH y aceptó que “fuerzas policiales y paramilitares vinculadas al Gobierno” han cobrado la vida de muchas personas y que grupos encapuchado y armados aterrorizan a la población civil en el proceso de desmontar los tranques.

“La violencia como herramienta política hace perder legitimidad inexorablemente a cualquier propósito ético político, la violencia hace retroceder la democracia”, dijo Almagro, destacando que “la violencia del Estado sobre la población civil nunca puede ser admitida”.

El canciller Denis Moncada negó la responsabilidad del Estado en la violencia desatada en el país y acusó a “la actividad delincuencial de las bandas terroristas” de ser la causante de los crímenes y asesinatos cometidos desde abril.

Seguirán monitoreando
Varios representantes de países, entre ellos el de Colombia, Andrés González, señalaron la necesidad de que la OEA continúe monitoreando la situación que atraviesa Nicaragua.

“El Consejo Permanente (de la OEA) debe ocuparse de manera permanente de la observación, del análisis, de la constatación de lo que viene ocurriendo (en Nicaragua). La OEA no puede mantenerse en silencio o mirar al costado”, señaló González.

Al terminar la audiencia, la presidenta del Consejo Permanente de la OEA, Rita Hernández, sugirió que se tomara nota de la información presentada por la CIDH y las delegaciones, aunque no se acordó una nueva sesión de seguimiento.

El Nuevo Diario


Más notas sobre el tema