El presidente de Costa Rica convoca a sesiones extraordinarias del Congreso para aprobar el matrimonio igualitario

Carlos Alvarado convocó a sesiones extraordinarias proyecto que reconoce matrimonio igualitario

El presidente de la República, Carlos Alvarado, convocó este jueves a sesiones extraordinarios del Congreso un proyecto que deroga la legislación que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Alvarado tomó la medida luego de que la Sala IV declarara inconstitucional el inciso 6 del artículo 14 del Código de Familia que impide ese tipo de uniones en Costa Rica.

En su resolución de mayoría, los magistrados establecieron que dicha norma seguirá vigente 18 meses más para que los diputados establezcan regulaciones legales sobre el matrimonio igualitario.

En caso de que los legisladores incumplan la tarea que se les encomendó en el plazo fijado, la prohibición quedará automáticamente sin vigencia.

Al mismo tiempo que Alvarado hacía el anuncio sobre su decisión, su ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, comentaba a La Nación que el Poder Ejecutivo estaba valorando la posibilidad de convocar el proyecto de ley, pero no así introducir un nuevo texto.

Durante agosto, es el Poder Ejecutivo el que define los proyectos que se discuten en el Congreso.

El proyecto al que hace referencia Alvarado fue propuesto en la legislación anterior por varios diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC), Partido Liberación Nacional (PLN) y el Frente Amplio.

En el Congreso, hay posiciones encontradas sobre la regulación del matrimonio gay: el Partido Unidad Social Cristiano (PUSC) anunció que solo impulsará las uniones civiles, Liberación está dividido sobre el tema, mientras que el Partido Restauración Nacional (PRN) ya anunció que se opondrá a la propuesta.

Carolina Hidalgo, presidenta del Congreso, dijo que hará todo lo que esté a su alcance por que se apruebe el proyecto de ley. No obstante, reconoció que su margen de acción está limitado por pertenecer a una fracción minoritaria.

“De momento, el conocimiento estaría en la comisión. Hasta que llegue al plenario es donde yo podría, en las reuniones de jefes de fracción, intentar llegar a un consenso sobre cómo vemos la agenda y de qué manera abordamos el trabajo en la sesión plenaria, creo que ahí podría ser mi aporte, intentar darle espacio a un proyecto tan importante donde además tenemos un plazo específico para conocerlo”, manifestó la diputada del PAC.

La presidenta legislativa destacó el valor que tendría una votación afirmativa sobre matrimonio igualitario en la Asamblea Legislativa, incluso antes de lo dispuesto por la Sala IV.

“Yo creería que sería una señal de avance en materia de derechos humanos acá en la Asamblea Legislativa, que ha sido un tema realmente complejo y difícil, sería una señal muy fuerte y una transformación en un espacio de toma de decisión tan importante y decisivo”, aseguró Hidalgo.

¿Qué dice el proyecto de ley?

La propuesta de legislación que convocará el presidente de la República fue propuesta en 2016 por varios diputados, pero la iniciativa es de distintas organizaciones sociales, según se lee en el mismo texto base.

Ese proyecto se encuentra en la Comisión de Derechos Humanos y pretende derogar la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo, pero además ajusta el texto del artículo sobre las uniones civiles, asunto sobre cual la Sala también se pronunció y declaró inconstitucional la norma vigente.

Específicamente, en el artículo sobre matrimonio, este texto deroga el inciso 6 del artículo 14 del Código de Familia que actualmente establece que es legalmente imposible el matrimonio entre personas de un mismo sexo.

Además, modifica el artículo 242 de la misma ley que se refiere a la unión de hecho legalizada hasta ahora entre un hombre y una mujer, según la redacción. La modificación propone que se lea “entre dos personas”.

El proyecto de ley también varía artículos del Código Civil, entre ellos los que se refieren a los apellidos de las personas, y su impacto no solo se traducirá en un cambio inclusivo, sino que también para todos los nacidos en el país.

Actualmente, el artículo 49 de dicho Código establece que los menores llevarán de primer apellido el de sus padres, y el segundo de las madres. La propuesta elimina la figura de papá y mamá, y la deja en progenitores, quienes podrán variar el orden de los apellidos.

Ese mismo ajuste se aplicaría en lo referente a los apellidos de los hijos adoptivos.

La Nación


Proyecto de ley que deroga la prohibición del matrimonio igualitario


VOLVER