Ofensiva contra Venezuela: Duque acuerda con Pence “mantener la presión” y recibe a Almagro

EE.UU. destaca esfuerzos de Duque en la lucha contra las drogas ilícitas

Aunque el pasado martes Estados Unidos hizo un llamado al gobierno de Colombia para que redoble sus esfuerzos para hacer frente a las organizaciones criminales que producen y trafican drogas, este viernes el vicepresidente de ese país, Mike Pence, reconoció los esfuerzos del presidente Iván Duque en la lucha contra las drogas ilícitas y subrayó que los antinarcóticos son una prioridad para Estados Unidos.

De acuerdo con la oficina de prensa del departamento de Estado de Estados Unidos, Pence sostuvo una conversación telefónica con Duque en la que reiteró la “fuerte relación bilateral” que hay entre ambos países. Además, discutieron sobre la crisis en Venezuela y los efectos que esta ha tenido en toda la región. Los líderes acordaron “mantener la presión sobre el régimen de Maduro y abordar el trágico colapso de la democracia en Venezuela”. Además, discutieron otros temas de interés común, ad portas de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que inaugurará sesiones el próximo 18 de septiembre.

Esta exaltación al trabajo de Colombia se da justo después de que Estados Unidos publicara un informe sobre el trabajo de los gobiernos extranjeros para combatir la producción y el tráfico de sustancias sicoactivas. En este documento, que fue enviado como memorando por la Casa Blanca al secretario de Estado de ese país, el mandatario Donald Trump manifestó su preocupación sobre la expansión de los cultivos ilícitos en Colombia, México y Afganistán ya que estos “ “afecta directamente los intereses nacionales de los Estados Unidos y la salud y seguridad de los ciudadanos”, según Trump.

Otros países que preocupan a Estados Unidos

De acuerdo con la Casa Blanca, los gobiernos de Bahamas, Belice, Bolivia, Birmania, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, República Dominicana, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela deben reforzar sus esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico. Bolivia y Venezuela son dos casos especiales para Estados Unidos dado que el Casa Blanca consideró que durante los últimos doce meses “han fallado” en la lucha para cumplir con sus obligaciones de los acuerdos antinarcóticos internacionales.

Finalmente, la Casa Blanca ha manifestado su compromiso para combatir la producción y el tráfico de drogas ya que para Estados Unidos las sustancias sicoactivas son una “epidemia nacional” que requiere una solución inmediata.

En el Informe Mundial de Drogas 2018, documento de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito que reseña la crisis de opioides, el abuso de medicamentos y los niveles récord de opio y cocaína, esta organización señala que las muertes causadas por el uso de estas sustancias aumentaron un 60 % entre 2000 y 2015 en todo el mundo.

El Colombiano


Iván Duque y Mike Pence acuerdan mantener la presión sobre Venezuela

El presidente de Colombia, Iván Duque, y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, acordaron ayer en la noche “mantener la presión” sobre el Gobierno de Nicolás Maduro para afrontar “el colapso de la democracia” en Venezuela.

En una llamada telefónica que informó la Casa Blanca, los dos líderes “hablaron sobre la crisis humanitaria en Venezuela y sus efectos en toda la región, comprometiéndose a mantener la presión sobre el régimen de Maduro”.

En la conversación, Pence también “reconoció los esfuerzos iniciales realizados por Duque -que asumió el poder hace apenas un mes- en la importante lucha contra las drogas ilegales, y subrayó esto como una prioridad en el futuro”.

Al respecto, el presidente Iván Duque dijo estar muy contento por el respaldo recibido por parte del gobierno norteamericano, en concreto, por la agenda de seguridad que está promoviendo desde que asumió la jefatura de Estado. En ese sentido, agregó que Estados Unidos acompaña la política integral propuesta por Duque para enfrentar no solo los carteles del narcotráfico sino, también, los programas de erradicación, sustitución, desarrollo alternativo y la campaña de prevención y decomiso de drogas para consumo personal.

Estados Unidos se había mostrado crítico con la estrategia antidrogas del Gobierno de Juan Manuel Santos y su presidente, Donald Trump, puso hace un año el narcotráfico como el “área más importante” de cooperación entre los dos países, después de calificar de “muy alarmante” el aumento de cultivos ilícitos en Colombia.

Hace unos días, de hecho, Trump señaló que Colombia se está quedando atrás en la erradicación de cultivos ilícitos y que es necesario ver pruebas que demuestren avances en el tema. A pesar de las críticas no descertificó al país, como había amenazado el año pasado.

Además de la lucha contra el narcotráfico y Venezuela, Pence y Duque también hablaron sobre comercio bilateral y sobre la Asamblea General de las Naciones Unidas que se celebrará a finales de mes en Nueva York.

El Espectador


Corrupción y migración, retos para Duque y Almagro

El presidente Iván Duque y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro se reunieron en Cartagena para evaluar los temas prioritarios del país, como el asesinato de líderes sociales, la inmigración venezolana, el posconflicto y la corrupción.

Almagro viajó a Colombia para realizar la primera misión de grupo en la frontera colombo venezolana en Arauca, en compañía del canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo. Luego se reunió con el presidente para acordar apoyos y reiterar la relación con el organismo.

Durante la reunión, Duque propuso la creación de una misión interamericana para atacar los casos de corrupción transnacional como Odebrecht, con el fin de que se permita agilizar la investigación y juzgamiento de este tipo de delincuentes. Esta propuesta fue bien recibida por Almagro, quien aseguró que este sería un espacio oportuno “para que prevalezca la relación entre las naciones”.

En la declaración conjunta, tras el encuentro, el secretario general de la OEA reconoció los esfuerzos del gobierno Duque para no permitir que los grupos delincuenciales cometan crímenes y acciones delictivas durante el posconflicto.

“Valoramos y apoyamos la posición que mantiene el presidente para no admitir actos delincuenciales en la continuidad del posconflicto, eso no es admisible y todo delincuente tiene que hacerse cargo de las tipificaciones del delito que comete, eso es un imperativo moral y legal”, afirmó Almagro.

Aseguró que el asesinato de líderes sociales es un tema imperativo para el país, la cual describió como una “preocupación para el sistema interamericano”, por los más de 300 líderes sociales que han sido asesinados en los últimos años, además reconoció la política de protección que propondrá este mes el mandatario colombiano.

Sobre la erradicación de cultivos ilícitos, que han aumentado en el país, Almagro aseguró que: “Tenemos que mantener compromisos explícitos en la necesidad erradicar cultivos ilícitos, eso es un elemento de desestabilización hemisférica y continental. Los esfuerzos del presidente Duque son bien recibidos en ese sentido”.

El tema central de la conversación fue la crisis migratoria, para el cual el secretario de la OEA reiteró el grupo de trabajo de esta organización para atender la crisis. Ese grupo estará a mando de David Smolanski, un periodista y político opositor perseguido por la dictadura venezolana, al cual tanto Almagro como Duque reafirmaron su apoyo y reconocimiento.

El presidente Iván Duque le expuso al delegado los esfuerzos del país para mantener los Acuerdos de Paz con las Farc y lograr su desmovilización. “Estamos buscando la manera de garantizar los compromisos con la base guerrillera, también para los que aceptaron la sustitución de cultivos”, afirmó el mandatario.

Duque valoró la creación del grupo de trabajo para la crisis migratoria de venezolanos y solicitó, también, los apoyos del Banco Interamericano para atender esa problemática. Ambos reafirmaron su compromiso de colaboración y apoyo a la misión de la OEA.

Kien y Ke


No cerraremos la frontera con Venezuela: Presidente Duque

El presidente de la República, Iván Duque, señaló que el Gobierno Nacional no cerrará la frontera con Venezuela, pese a la crisis social y económica que se registra con el éxodo de venezolanos al país y que ha venido en aumento durante los últimos meses.
Duque recalcó que las medidas no pueden ser las restrictivas sino humanitarias para atender las necesidades de los ciudadanos del vecino país.

“Tenemos que examinar muy bien todas las realidades humanitarias que vive hoy Colombia por cuenta de este éxodo. Lo fácil en otros momentos de la historia es apelar a las medidas restrictivas como el cierre de la frontera. Nosotros no y hemos asumido el reto de respaldo humanitario del hermano país”, sostuvo Duque.

Esta semana el Presidente de la República indicó que la dictadura por parte del Gobierno de Nicolás Maduro está generando un éxodo sin precedentes en el continente, tras la salida diaria de miles de personas de su territorio hacia otros países como Colombia.

Duque precisó que se requiere de la solidaridad de Latinoamérica tras asegurar que no es responsabilidad de una sola nación, sino de toda la región que se ha visto afectada por la salida masiva de ciudadanos del vecino país.

De la misma forma expresó que el mundo debe abrir los ojos y prender las alarmas ante la grave situación derivada de la migración de ciudadanos venezolanos.

RCNRadio


VOLVER