Evo Morales pedirá una enmienda a la Corte de La Haya sobre el fallo

Contexto de Nodal
El 24 de abril de 2013 el gobierno de Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya una demanda para exigirle a Chile la negociación de una salida soberana al mar. En la Guerra del Pacífico (1879-1883), Chile le quitó a Bolivia 400 km costa, 120 mil km2 de territorio y su única salida al mar. Este lunes 1° de octubre, por 12 votos contra 3, la CIJ dictaminó que Chile no tiene la obligación de negociar un acceso soberano al océano Pacífico para Bolivia.

Evo: Vamos a pedir una enmienda a La Haya sobre el fallo

El presidente Evo Morales dijo anoche que le dolió el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) y que el Gobierno evalúa pedir una enmienda para corregir el fallo que emitió la instancia internacional sobre la demanda marítima.

“Estamos pensando, estamos evaluando, si es vía Naciones Unidas o directamente a la Corte Internacional de Justicia, pedir una aclaración, una enmienda sobre estas contradicciones de la Corte”, afirmó Morales en entrevista con la red ATB.

El 1 de octubre, la CIJ dictaminó que Chile no contrajo la obligación de negociar una salida soberana al Pacífico, tal como lo solicitó Bolivia en la demanda que puso contra el vecino país en abril de 2013.

Más adelante, el mandatario expresó que la sentencia “duele de verdad”, pero que por esta razón, el Gobierno evalúa tomar otras medidas al respecto.

“No compartimos esa resolución, ese informe, el fallo de la CIJ. Por eso, estamos evaluando a dónde vamos a acudir, si es directamente a la Corte o a las Naciones Unidas porque ellos dependen de las Naciones Unidas, para mostrar sus contradicciones y qué mejor puedan corregir sus resoluciones”, sostuvo.

Al día siguiente del fallo, Morales calificó de “subalternos” de las Naciones Unidas a los jueces de la CIJ y puso en duda su imparcialidad debido al “injusto” y “contradictorio” dictamen. Anunció que mandaría una carta a las Naciones Unidas.

No obstante, el agente y embajador de Bolivia ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, aclaró que en esta nota, Bolivia iba a expresar “sus discrepancias” con el fallo, pero que no buscaba cuestionar el mismo.

A la consulta sobre las responsabilidad que pudo tener el Gobierno para que el fallo sea desfavorable, el Jefe de Estado respondió: “Aquí no hay ningún error. La defensa (estaba) bien argumentada, bien planteada. Yo siento que ha habido miedo en la Corte en dar la obligación a negociar. Si se decía que tenía la obligación de negociar, cuántos problemas se hubieran presentado en la Corte”, dijo.

Página Siete


Sebastián Piñera responde a Evo Morales: Hay que saber “perder con dignidad y con la verdad”

El presidente Sebastián Piñera, en medio de la visita que desarrolla en Francia, respondió a los dichos del mandatario boliviano Evo Morales, afirmando que se debe saber “perder con dignidad”.

Morales insistió en la demanda marítima, pese al fallo de La Haya, y a través de su cuenta de Twitter acusó a la oligarquía chilena de intentar desestabilizarlos y dividirlos para que se olviden del mar.

Ante estos dichos, Piñera afirmó que “en la vida hay que saber ganar con magnanimidad, con generosidad, pero también perder con dignidad y con la verdad”.

Sebastián Piñera se refirió al tema a su salida de una misa en la Catedral de Notre Dame, a la que asistió junto a la primera dama Cecilia Morel.

Si bien este domingo es un día libre para la delegación chilena, desde mañana lunes y hasta el próximo sábado la agenda será intensa, pues el Presidente visitará cinco países distintos en cinco días.

Biobio


Ampuero: demanda marítima no es tema central de política exterior de Chile

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, abordó desde París el resultado del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y reiteró que “la votación es abrumadora”.

“Bolivia no tiene ningún derecho sobre territorio soberano chileno, es muy claro, esto lo entiende Chile, lo entiende la comunidad internacional y lo dijo muy claramente la Corte Internacional de Justicia”, aseguró el canciller.

En conversación con el programa Mesa Central de Canal 13, el ministro añadió que “con este fallo Bolivia vuelve a tener la proporción exacta que debe tener dentro de la política exterior de Chile”.

En este sentido, Ampuero insistió en que la demanda boliviana en contra de nuestro país no es el tema central de nuestra política exterior.

“Lo digo con mucho respeto hacia nuestros hermanos bolivianos, pero Chile tiene una visión de mundo y una política internacional de las que nos sentimos orgullos y vamos a seguir trabajando en ella”, indicó.

En esta línea, el ministro recalcó que “Chile tiene una agenda internacional muy amplia, variada y diversa, por eso estamos en una gira por Europa muy importante” con el Presidente Sebastián Piñera.

El Dínamo


¿Qué sigue para Bolivia tras el fallo de La Haya?

La posibilidad de que Bolivia cuente con un acceso soberano al océano Atlántico y de romper la dependencia de los puertos chilenos está en potenciar los enclaves bolivianos en la cuenca Paraguay-Paraná y transformarla en un corredor fluvial de integración, según el experto en comercio exterior Gary Rodríguez.

En una entrevista con Efe, Rodríguez, que es gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), planteó hacer que la hidrovía “se convierta en el principal corredor fluvial” de integración del Cono Sur, con apoyo del Gobierno boliviano.

“Esto tendría una connotación geopolítica, geoestratégica y geoeconómica”, consideró, puesto que esa hidrovía la comparten Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, además de Bolivia.

Rodríguez planteó ese horizonte ante el “escenario nuevo” que para muchos es de “derrota y frustración”, tras conocerse la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El tribunal de las Naciones Unidas desestimó el lunes pasado la demanda boliviana, al no hallar elementos suficientes para obligar a Chile a negociar un acceso al océano Pacífico a favor de Bolivia, en una sentencia inapelable.

En este contexto, Rodríguez aseguró que un acceso de Bolivia al Atlántico puede permitir el “disminuir la dependencia” boliviana respecto a los puertos chilenos, tener una salida “realmente soberana” al mar y contar con servicios portuarios en su propio territorio.

Bolivia dispone de una franja de 48 kilómetros, en el llamado triángulo Dionisio Foianini, sobre el río Paraguay en la frontera con Brasil, con cuatro enclaves, tres de ellos privados y Puerto Busch, administrado por la Armada de Bolivia.

El presidente del país, Evo Morales, planteó el martes pasado “acelerar” el desarrollo de Puerto Busch tras referirse al fallo del tribunal de La Haya.

El anuncio del jefe de Estado, pese al contexto de su explicación, causó “beneplácito”, según Rodríguez.

Morales también se refirió a acelerar la construcción del Corredor Ferroviario Bioceánico, que busca unir el puerto brasileño de Santos con el peruano de Ilo a través de Bolivia, a lo largo de unos 3.755 kilómetros con una inversión cercana a los 14.000 millones de dólares.

A criterio del responsable del IBCE, la salida al Atlántico por Puerto Busch no es una solución ni de corto ni mediano plazo, ya que es todavía un “puerto incipiente” con un pequeño muelle útil para la exportación de hierro en bruto.

“Nuestra sugerencia es que en paralelo, al trabajar Ilo y construir Puerto Busch, potenciemos los tres puertos privados que tenemos”, apuntó.

Según el gerente, los puertos Aguirre, Gravetal y Jennifer, este último recientemente certificado como internacional, transportaron el año pasado 1,6 toneladas, de las que 1,1 fueron productos de exportación, que son referente de su potencial.

Rodríguez señaló que la alternativa hacia el Atlántico requiere una inversión de unos 600 millones de dólares, a los que deben sumarse la construcción de una vías de comunicación, entre ellas una ferroviaria.

Al respecto, insistió en señalar que se trata de una respuesta a una “necesidad de romper” con la “grave dependencia y vulnerabilidad” boliviana de los puertos chilenos de Arica, Iquique y Antofagasta.

“Que 3,8 millones de toneladas de carga del comercio exterior boliviano se viabilicen por el Pacífico y a través de estos puertos, definitivamente es algo que hay que solucionar”, advirtió.

El responsable empresarial añadió que entre 2013 y 2017 “hubo un total de 62 paros de los puertos chilenos”, lo que causó al comercio exterior boliviano un daño económico de 300 millones de dólares.

Bolivia.com