Caravana migrante: ministros del Triángulo Norte se reúnen y Trump enviará 15 mil soldados a la frontera

Ministros del Triángulo Norte se reúnen a propósito de caravanas de migrantes

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dialogó hoy en Tegucigalpa con los ministros de Gobernación y Seguridad de los países del Triángulo Norte de Centroamérica, sobre las caravanas de migrantes centroamericanos que pretenden llegar a Estados Unidos de manera ilegal.

En un comunicado, la Presidencia de Honduras indicó que Hernández y los ministros de Seguridad y Gobernación del Triángulo Norte de Centroamérica, que integran El Salvador, Guatemala y Honduras, establecieron en la reunión una hoja de ruta para el abordaje de la migración irregular.

El ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart Asturias, dijo sobre el tema que detrás de la caravana irregular de migrantes hondureños que va hacia Estados Unidos hay grupos criminales que abusan de sectores vulnerables, violando los derechos humanos de familias, niños, adultos, minusválidos y hasta personas de la tercera edad, añade la información oficial.

“Esta reunión que hemos tenido con los ministros de Seguridad de los tres países, así como con el presidente de Honduras, es muy importante, sobre todo con el fenómeno de los flujos migratorios de ciudadanos hondureños, como de salvadoreños”, añadió.

Indicó además que para los países centroamericanos “lo importante es fortalecer la comunicación para poder evitar que estos flujos migratorios sean aprovechados por estructuras criminales que hacen y abusan de los grupos más vulnerables”.

Degenhart Asturias enfatizó que el hecho de que esas estructuras y la caravana de migrantes, en el caso de Honduras, “haya puesto en primera línea a niños, mujeres, a minusválidos y personas de la tercera edad, lo que denota es que es un fenómeno que no es natural a la migración”.

“Lo que denota es que hay un objetivo, hay una logística y hay un apoyo de estructuras que no están pensando solo en la migración de los ciudadanos hondureños”, enfatizó, según el comunicado de la Presidencia de Honduras.

Abrumados por “avalancha” de personas

En lo que respecta a Guatemala, expresó que le preocupa porque vulnera la respuesta de las autoridades en función de contener las avalanchas de personas que se desarrollaron en los últimos días y que “al final lo que generaron fue un gran número de agentes policiales heridos, porque no tuvieron la capacidad de reaccionar”.

El ministro de Justicia y Seguridad de El Salvador, Mauricio Ramírez Landaverde, dijo que “somos aliados de primer orden los tres países del Triángulo Norte y hoy hemos reafirmado el compromiso de cooperar e intercambiar información para controlar el flujo migratorio ilegal”.

“Estamos dispuestos a trabajar los grupos de migración y policías e inteligencia para hacer frente a esas grandes amenazas”, subrayó el alto funcionario salvadoreño.

El ministro de Seguridad de Honduras, Julián Pacheco Tinoco, señaló que en la reunión con sus pares de El Salvador y Guatemala y el presidente Juan Orlando Hernández se profundizó sobre el tema de las caravanas irregulares de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos.

“Buscamos establecer medidas colectivas para tener un mayor control y así aminorar el flujo de migrantes de manera no natural y que nos afectan a los tres países”, apuntó.

El titular hondureño de Gobernación, Justicia y Descentralización, Héctor Leonel Ayala, dijo que los tres países le están haciendo “frente al tema migratorio para buscar la normalización en nuestras fronteras”.

Según la información oficial, una reunión de seguimiento se celebrará el 8 de noviembre en El Salvador.

Estados Unidos ha amenazado a los tres países centroamericanos con suspenderles la ayuda si no frenan la migración ilegal hacia la nación del norte.

La Prensa


Donald Trump prevé enviar hasta 15 mil soldados a la frontera con México

El presidente Donald Trump dijo el miércoles que Estados Unidos podría enviar hasta 15 mil soldados a la frontera con México, endureciendo su postura contra una caravana de migrantes que huyen de la violencia y la pobreza en Centroamérica.

El Pentágono ha dicho que ha identificado cerca de 7 mil soldados en servicio activo, incluyendo unos dos que están a la espera, que podrían ser desplegados en la frontera sur.

“Con respecto a la caravana de migrantes, nuestros militares están desplegados. Tenemos 5 mil y vamos a ir hasta 10 mil o 15 mil”, declaró Trump desde los jardines de la Casa Blanca.

El Pentágono ha dicho que ha identificado cerca de 7 mil soldados en servicio activo, incluyendo unos 2 mil que están a la espera, que podrían ser desplegados en la frontera sur.

Una caravana de migrantes centroamericanos, estimada en un total de al menos 3 mil 500 personas, salió de Honduras a mediados de octubre y ahora se encuentra en el sur de México en su camino hacia la frontera de Estados Unidos.

La dura respuesta de Trump a la caravana ha sido un tema central de cara a las elecciones legislativas de medio término de la próxima semana. Los demócratas acusan al presidente de avivar los temores de la inmigración ilegal para ayudar a los republicanos a ganar votos para así mantener el control del Congreso.

El Universal


Más de 2,000 migrantes de caravana piden asilo en México

Unos 700 migrantes de las caravanas que cruzan estos días México para llegar a Estados Unidos han sido repatriados por voluntad propia, en tanto que alrededor de 2,200 se han adherido a un plan gubernamental para facilitar la solicitud de refugio.

“No va a haber una repatriación o una deportación a menos que la pidan, como ya ha sucedido con un número importante de centroamericanos”, declaró a los medios el titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete.

Precisó que han sido repatriados “alrededor de 700 connacionales (centroamericanos), no de los refugios; hay una pequeña proporción de personas de los refugios (migratorios), pero son más bien de la caravana”.

Adicionalmente, explicó que hay alrededor de 2,200 migrantes que se han sumado al plan Estás en Tu Casa, que anunciado la pasada semana por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, busca facilitar la solicitud de refugio y regularizar la situación migratoria, en tanto ofrece empleo temporal, educación y salud.

“Nosotros lo que estamos haciendo es trabajar con la caravana migratoria, ofrecerles lo que el Gobierno federal está haciendo, que además ha sido público, y ayudar en cuestión humanitaria”, detalló el ministro.

Actualmente hay dos caravanas de migrantes en el sur de México. Una conformada por unas 7,000 personas que entró el 19 de octubre desde Guatemala, y otra, de unas 2,000 personas, que llegó al país el pasado lunes, en un suceso que se saldó con un hondureño muerto.

Sobre este hecho, Navarrete reiteró que no se ha registrado ninguna víctima fatal debido a que la autoridad mexicana ha intervenido “para frenar, restringir o detener a alguien”.

“No existe por parte de la Policía Federal armamento que tenga balas de goma como proyectil usable. No existe, no existe una compra ni siquiera en esa dirección”, indicó.

No obstante, recordó que hubo una persona que murió al caer de un tráiler, y que se ha atendido a personas con problemas de salud, como un guatemalteco con dengue y otro por sarampión

La Prensa


Segunda caravana de migrantes rumbo a Estados Unidos; Son más de 1000 personas

Hace apenas unos días que la primera caravana migrante ingresó a México con destino a Estados Unidos, cruzando por gran parte del territorio mexicano. Durante esos días, se registraron dos muertes de forma lamentable.

La segunda caravana conformada por al rededor de 1000 personas, entre menores de edad, mujeres, hombres y adultos mayores, ya está cerca de México.

Planean unirse a otro grupo de gente de igual cantidad, para cruzar juntos la frontera de Guatemala con México. Se concentraron en la Plaza Salvador del Mundo de la capital y avanzaron hacia la frontera La Hachadura, ubicada en el departamento occidental de Ahuachapán que conecta El SAlvador con Guatemala.

Se espera que esta segunda caravana migrante, crezca a lo largo del recorrido, pues se sabe que mucha gente además de los que ya partieron de sus países natales, planean avanzar a México para después cruzar a Estado Unidos.

A diferencia de la primera caravana migrante, ésta, va siendo “cuidada” por Policías Nacional Civil, según informó el subcomisionado Otto Urrutia. También, van con ellos equipo de emergencias médicas, por si llegan a necesitarla.

Emprenderán un viaje de aproximadamente 4000 kilómetros a pie. Su recorrido empezó hace tres días y pretenden llegar a Estados Unidos, a pesar de los riesgos que esto implica y de las advertencias del presidente Trump de no dejarlos ingresar a territorio estadounidense, pues en la frontera con México, ya hay 5200 soldados esperando a los migrantes de la primera caravana.

Esta segunda caravana, fue convocada a través de redes sociales, está conformada por personas de diferentes localidades,entre ellas, Cuscatlán, Quetzaltepeque y Apopa.

Una vez llegados a Guatemala, cruzaran a México para seguir con si larga travesía e intentar cruzar al país nortemaricano.

Los principales motivos que orillaron a todas esas personas a salir de su país de origen, es la falta de oportunidades, la pobreza y la inseguridad.

La Verdad Noticias


Tercera caravana migrante entra a México

Al menos 300 migrantes originarios de El Salvador, quienes salieron de su país el pasado 28 de octubre en lo que se considera la tercer caravana del éxodo centroamericano, entraron a México por el puente internacional Rodolfo Robles. El cónsul de su país los convenció de que solicitaran refugio.

A diferencia de las otras dos caravanas que han ingresado al país -y que en conjunto suman alrededor de 10 mil migrantes originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala-, esta vez las personas que salieron de San Salvador, El Salvador, decidieron entrar por la garita del Instituto Nacional de Migración (INM).

Isolda Solís, originaria de San Salvador, caminó con su hijo de tres años los dos kilómetros que conforman el puente Rodolfo Robles. En su país trabaja en el servicio doméstico. Migra porque el recurso que obtiene por esa labor, no le permite mantener a su hijo. Sus tías y primas viven en Estados Unidos y ella espera unirse a ellas.

Con pasaporte en mano, hizo fila para entrar por la garita que el INM tiene instalada en el puente fronterizo. Va a solicitar refugio. “El cónsul –de El Salvador, Enrique Azúcar Hernández- nos fue a ver al parque de Tecún Umán –ciudad guatemalteca fronteriza con México-. Nos recomendó que solicitáramos refugio porque no hay otra forma de entrar a México”.

Sin embargo, dijo que su expectativa no es permanecer en este país. “Aquí solo es un paso, ¿me entiende? Nosotros nos vamos pal´ norte, nos vamos pal´ norte. No nos pensamos quedar aquí”.

Los migrantes de El Salvador tienen diferentes esperanzas. Juan Simón, un señor de 56 años, tiene afectado el riñón y necesita una intervención quirúrgica. “En mi país no tengo atención médica, yo lo que quiero es ver si en México hay médicos que me puedan ver. Si hay en México aquí me quedo”.

Durante el pasado martes, unos 300 migrantes de la caravana de El Salvador solicitaron el estatus de refugiado para poder entrar a México. Hasta el día anterior, de acuerdo a cifras del INM, 1,895 de habían inscrito al programa “Estás en tu casa”, con el que el gobierno mexicano intenta hacer un frente de contención al éxodo de migrantes centroamericanos. Sin embargo, la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político solo contempla que este beneficio es para quienes tienen el “temor fundado” de que su vida corre peligro por actos de persecución derivados de la opinión política, religión, raza, género o nacionalidad. La mayor parte de los actuales solicitantes no tienen esta condición.

El ABC del refugio en México

En México, los lineamientos sobre a quién se le puede otorgar la condición de refugiado se encuentran en Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político. De acuerdo a ella, la decisión sobre a quienes se le otorga recae en la Secretaría de Gobernación y en la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiado (COMAR), ante quienes se canalizan las solicitudes. Para hacer una solicitud, solo basta acercarse a cualquier autoridad y manifestar su intención de pedir el refugio, siempre y cuando se haga antes de los 30 días de que se ingresó al país, y sin importar si la entrada fue documentada o irregular.

La condición de refugiado se otorga si se sale del país de origen por el “temor fundado” de que la vida corre peligro por actos de persecución derivados de la opinión política, religión, raza, género o nacionalidad. La COMAR analiza cada uno de los casos, mediante protocolos que no están demarcados. En tanto dura el trámite, se entrega al solicitante una “constancia de inicio de tramite de la condición de refugiado” que contiene una fotografía de la persona, la fecha de inicio del trámite y el estado donde se hizo la solicitud.

Con esa constancia ninguna autoridad puede detener al migrante, siempre y cuando no se transite fuera del estado donde se hizo la solicitud; es decir, demarca un territorio de transito. También limita a 45 días hábiles la vigencia de este documento.

De acuerdo al informe Tendencias Globales del ACNUR, actualmente la COMAR está desbordada por el incremento de las solicitudes de refugio; y hay solicitantes que han esperado hasta 9 meses el resolutivo; y hay 27 por ciento menos de posibilidades de que se otorguen. En 2017 esta dependencia únicamente otorgó a 2,825 migrantes el estatus de refugiado. A quienes se les otorga, ya no podrán hacer la solicitud de refugio en otro país.

Se consultó a especialistas del ACNUR sobre el programa “Estás en tu casa” que propuso el gobierno mexicano a los más de 7 mil integrantes de la caravana, y que se extendería a los miles que aún intentan llegar a territorio mexicano en su camino a Estados Unidos.

Los especialistas señalaron que el estatus de refugiado solo se puede otorgar a quienes acrediten que su vida corre peligro, por lo que la gran mayoría de quienes integran la caravana migrante, no cumplen este requisito. Además –dijeron- la capacidad de la COMAR para tramitar las solicitudes “ya esta desbordada”, desde antes de la entrada de la caravana. Técnicamente estaría sin capacidad para procesar las solicitudes. Y lo más importante –señalaron- es que se está “abusando del derecho de asilo, que tiene características particulares y está enfocada a salvaguardar a vida de las personas que están en riesgo”.

“El riesgo que se corre es que se sature el sistema, se endurezcan las políticas de filtro y se empiece a negar de manera sistemática el estatus de refugiado”, explicaron.

Chiapas Paralelo