México: en 2018 se cometieron 760 feminicidios, según datos oficiales

A Itzel la asesinaron a puñaladas en un camino de terracería de la comunidad El Águila, en la región Huasteca, del norte del estado de Veracruz.

La joven de 24 años fue secuestrada desde el pasado 8 de noviembre al salir de un gimnasio cuando se dirigía a recoger a su hijo del jardín de niños.

Los agresores estuvieron negociando con la familia por un mes para su rescate, sin embargo, el cuerpo de Itzel fue encontrado amarrado de pies y manos con cintas, tenía varias puñaladas, yacía en un charco de sangre.

Nos han dicho lo peligroso que es ser mujer y vivir en México. Imaginemos vivir en un país donde se matan casi 2 mujeres al día, sólo por ser mujeres.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en los 11 meses que han transcurrido del año, 760 mujeres fueron víctimas de un feminicidio.

Andrea, Camila, Samantha, Rocio, Fabiola, son mujeres que se convirtieron en cifras para las estadísticas que marca la violencia de género que atraviesa el país.

A Ingrid Alison, de sólo 14 años de edad, la encontraron muerta en una maleta abandonada en Tlatelolco el pasado 13 de noviembre. Tan sólo en ese mes, otras tres jóvenes fueron víctimas de presuntos feminicidios en la Ciudad.

Con casi 9 millones de habitantes, la capital del país registró 38 feminicidios en lo que trascurre del 2018 (de enero a noviembre). Sin embargo, este número deja a la Ciudad de México por debajo de la media nacional en el presunto delito de feminicidio cometidos por cada 100 mil mujeres; el promedio es de 1.1.

Liderando la lista, se encuentra Nuevo León, donde se registran 2.51 asesinatos de mujeres por cada 100 mil.

Apenas hace un mes, en el municipio de Guadalupe, fue hallado el cuerpo de una mujer en el interior de una tina de lavandería. Parte del cadáver se encontraba quemado y el cuerpo fue cubierto con tierra. La investigación fue clasificada como feminicidio.

Después de Nuevo León, se encuentra Guerrero, donde se cometen 2.40 feminicidios por cada 100 mil mujeres; enseguida Colima con 2.33; le sigue Sinaloa con 2.32 y Chihuahua con 2.27 casos.

Según las estadísticas del SESNSP, las principales víctimas son mayores de 18 años, sin embargo, este delito ha demostrado no ser exclusivo de mujeres mayores de edad, pues la violencia ha trastocado hasta llegar a los feminicidios infantiles en todas partes del país.

Hace un par de meses Chihuahua cimbró con el feminicidio de Camila Cobos, una niña de 7 años que fue secuestrada y posteriormente encontrada sin vida.

Su agresor, Juan Manuel N, confesó que no fue contratado como chofer de Uber para cometer el crimen, como en un principio se creyó, sino que en realidad confesó se había llevado a la menor para agredirla sexualmente.

Camila Cobos fue robada a unos metros de su domicilio, fue violada y asesinada. Cuando las autoridades registraron el celular del culpable, encontraron videos de pornografía infantil, incluyendo materiales de la violación y asesinato de Camila.

Otro caso ocurrió a mediados de año, esta vez en Zacatecas. El 22 de julio, autoridades encontraron el cuerpo de Juanita, una niña de apenas nueve años. Su cuerpo fue abandonado en un terreno baldío en la comunidad de Guadalupe. En el lugar había un cobertor verde con sangre y líquido seminal. Su rostro estaba desfigurado por la presencia de “fauna cadavérica”, por lo que era imposible reconocerla. La causa de muerte fue por asfixia. La niña había sido reportada como desaparecida dos días antes.

México es un país de violencia; un país agresor de mujeres en la cotidianidad, con un gobierno que ignora, minimiza y evade el problema ante los cientos de casos de mujeres asesinadas cruelmente.

Según el INEGI, el feminicidio se caracteriza por el ensañamiento con el que se lleva a cabo, pues “produce mayor dolor y prolongan su muerte”.

Ahorcadas, estranguladas, quemadas o golpeadas, son algunas de las formas por las que mueren cientos de mujeres en manos de hombres, principalmente con quien existe o existía una relación de afecto.

ESTADOS CON MÁS NÚMEROS DE FEMINICIDIOS

El Estado de México es la entidad que registra mayor número de feminicidios en los 11 meses del año ya trascurridos: 94 casos.
Veracruz ocupa el segundo lugar con 85 casos. En esta cifra todavía no están contabilizados los asesinatos de dos jóvenes registrados los primeros días de diciembre, en la zona norte de Veracruz.

Una menor de edad, de acuerdo con medios locales, falleció por causa de las lesiones provocadas por una violación sexual tumultuaria en Zozocolco. Aunque los médicos no brindaron informes sobre la causa de muerte, se sabe que falleció por la gravedad de las lesiones que presentaba.

Un periódico de Poza Rica, explicó que la menor fue atacada y mutilada cuando la joven de secundaria tomaba el camino de la escuela a su casa. Tras llegar a su casa y pedir a ayuda a sus papás, quienes la llevaron al nosocomio, la joven falleció.

El otro caso fue el de una joven que fue atacada presuntamente por su esposo, en Papantla.

Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado han dado a conocer información oficial sobre ninguno de los dos casos.

Ante el elevado número de feminicidios en el estado, el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, justificó la incidencia de feminicidios en el estado argumentando que “lamentablemente cada día las víctimas se ponen en riesgo con las actividades que realizan”, durante la comparecencia ante el Congreso local el pasado 27 de noviembre.

En la lista le sigue Nuevo León, con 74 casos; posteriormente Chihuahua con 48; Sinaloa y la Ciudad de México, registraron 38; Puebla, 30; Guerrero, 28; Tabasco, San Luis Potosí y Oaxaca, tienen 26 casos; Sonora y Jalisco cuentan con 25 casos actualizados; Morelos, 22; Chiapas, 21; Hidalgo, Zacatecas y Guanajuato tienen 20 casos; mientras que Michoacán cuenta con 19; Baja California con 15; Colima con 12; Coahuila tiene 9; y Tamaulipas 8; Yucatán tuvo 6 feminicidios en lo que va del año; y Campeche, al igual que Quintana Roo, registraron 5 casos; Durango y Aguascalientes, 4 registros cada uno; Nayarit y Tlaxcala, 3; Querétaro 1, mientras que Baja California Sur fue el único estado que no registró ningún feminicidio.

La clasificación de feminicidio está marcado en el Código Penal Federal, sin embargo, cada entidad es encargada de clasificar sus propios lineamientos.

El otro problema que conlleva un feminicidio, es la impunidad que se les da a los agresores, pues en su mayoría, no son juzgados con la tipificación de este delito, por lo que muchas veces la condena es mínima, o incluso, consiguen su libertad.
Ivanna Mingo, una joven oaxaqueña de 26 años, murió en manos de su novio Alfredo Delgado, líder juvenil del Partido Revolucionario, el pasado mes de octubre.

Fue víctima de un accidente de tránsito provocado por su novio, quién posteriormente huyó, abandonando el cuerpo de la joven fuera del Hospital Civil.

Hoy Alfredo, protegido por la justicia, puede llevar su proceso en libertad con una posibilidad de ser declarado inocente por los hechos.

El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas indica que sólo el 30 por ciento de las 8 mil 904 mujeres asesinadas en México entre 2014 y 2017, son investigadas bajo los protocolos de feminicidios.

SIN ALERTA DE GÉNERO EFICIENTE

Pese a la variante de feminicidios ocurridos en los estados, existen entidades donde no hay una Alerta de Género por falta de reconocimiento del problema de parte de las autoridades. Actualmente sólo se encuentran activas en 12 de las 32 entidades.

El primer estado que declaró la Alerta de Género fue el Estado de México, el 31 de julio de 2015. Ese mismo año Morelos también la declaró.

En 2016, declararon la Alerta Michoacán, Chiapas, Nuevo León y Veracruz.

Colima, Sinaloa, San Luis Potosí, Guerrero, Quintana Roo y Nayarit la declararon a penas el año pasado.

Zacatecas y Guanajuato aparecen entre los estados que registran altos números de feminicidios, sin embargo, ninguno cuenta con la Alerta de Género.

El CEDAW ha pedido a México que “adopte medidas urgentes” para prevenir las muertes violentas, homicidios, y desapariciones forzadas de mujeres.

Año con año, los feminicidios aumentan de manera rápida. En los primeros 11 meses del 2018 se registraron 760 feminicidios; En 2017, en el mismo periodo (de enero a noviembre) se contabilizaron 681 casos; En 2016 se contabilizaron 539 feminicidios; mientras que en 2015 solo se registraron 368 casos, es decir, en solo 3 años, las cifras de feminicidios se multiplicaron a más del doble.

La Silla Rota


VOLVER