El Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales se opone al intervencionismo en Venezuela

A la Comunidad Internacional.

No al intervencionismo. Por la paz y el diálogo en Venezuela.

Hoy Venezuela vive una grave situación, que va prefigurando la posibilidad de una invasión o una guerra civil, vulnerando los principios de soberanía de la República Bolivariana de Venezuela.

El enfrentamiento político entre el proceso bolivariano y sus opositores, aliados a intereses extranjeros, responsables de los sucesos acontecidos, que lleva años de profunda polarización, se ha agravado con la intervención de gobiernos de la región y de fuera de ésta, que han tomado posiciones de franca beligerancia e injerencia en los asuntos y decisiones de Venezuela. Es especialmente evidente el papel del gobierno de los Estados Unidos en los acontecimientos más recientes.

Las guerras e invasiones, bajo el eufemismo de “intervenciones humanitarias” nunca han sido solución para ninguna crisis. Por el contrario, siempre han empeorado los hechos, con pérdidas humanas, materiales y heridas que persisten durante mucho tiempo.

Nuestro continente tradicionalmente se ha caracterizado por la búsqueda afanosa de la paz y ha aportado doctrina importante sobre el no-uso de la fuerza, la no intervención en los asuntos internos de los Estados, el respeto por la soberanía y la igualdad jurídica de ellos. A fines de enero de 2014 en La Habana, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) declaró a la región como una Zona de Paz.

Sabemos que, desde principios de 2019, la agudización de los conflictos ha generado más dificultades y sufrimientos al pueblo venezolano, en el contexto de graves obstáculos para el abastecimiento alimentario, la atención e insumos médicos, la inflación y deterioro del salario real de las y los trabajadores, la falta de transporte y problemas generales de los servicios. La crisis, como siempre ocurre, se ensaña especialmente con las y los más débiles y a ellas y ellos arrasará en primer lugar cualquier tipo de violencia que ocurra.

Hemos decidido hacer un llamado a la Comunidad Internacional para que, honrando el principio de no intervención, apoyen la paz, el diálogo y la negociación como solución para la situación actual en Venezuela.

Tenemos la convicción de que venezolanas y venezolanos tienen la responsabilidad, integridad y capacidad suficientes para poder resolver sus propios problemas y conflictos. Respaldamos la puesta en práctica de un mecanismo de diálogo como una alternativa pacífica y democrática que privilegie la paz para lograr una salida integral, comprensiva y duradera.

CLACSO, se solidariza con las fuerzas democráticas, entidades académicas y movimientos populares de Nuestramérica y el mundo que luchan por el principio de no intervención, apoyan la paz, el diálogo y la negociación en la República hermana de Venezuela.

Noticias Clacso


VOLVER