El Gobierno boliviano denuncia intromisión de EEUU en asuntos internos del país

Gobierno denuncia nuevo intento de intromisión de EEUU

El Gobierno denunció este martes un nuevo intento de intromisión de Estados Unidos en asuntos internos de Bolivia, al hacer conocer su rechazo a la resolución que se trata en el Senado de ese país en la que se cuestiona la reelección indefinida del presidente Evo Morales.

“Estamos ante un nuevo intento de intervención en asuntos políticos de un país soberano. Hacerles recuerdo a esos funcionarios norteamericanos del Senado que Bolivia es un país soberano, democrático y respetuoso de la ley, de la norma y de la convivencia internacional. Y les exigimos a ellos lo mismo”, afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera, en conferencia de prensa.

Recordó que no es la primera vez que se presenta un hecho de esta naturaleza y puso como ejemplo los llamados del exembajador de EEUU Manuel Rocha para que los bolivianos no voten por Evo Morales en los comicios de 2005 y el “bloqueo” a la nueva Constitución y posterior apoyo a grupos divisionistas en 2008, protagonizado por el entonces embajador Phillip Goldberg.

Dijo que en ambos casos los bolivianos rechazaron con su voto la postura norteamericana y aseguró que esta vez ocurrirá lo mismo, ya que con el tiempo ha quedado demostrado para el pueblo que “de lo que diga Estados Unidos, sus gobernantes, lo contrario es cierto”.

“Como país soberano rechazamos de manera contundente y categórica esta nueva intromisión política de un país extranjero en asuntos internos…No es la primera vez que funcionarios norteamericanos osen entrometerse en asuntos internos de Bolivia”, insistió.

Los senadores del Partido Demócrata, Bob Menéndez y Dick Durbin, además del republicano Ted Cruz, presentaron el 31 de enero el proyecto de resolución sobre Bolivia que pasó por la Comisión de Relaciones Exteriores y que ahora se trata en el pleno del Senado.

Se denomina “una resolución que apoya los principios y estándares democráticos en Bolivia y en toda Latinoamérica” e incluye ocho puntos en los que se expresa preocupación por los esfuerzos para eludir los límites del mandato presidencial en la constitución boliviana y se reconoce “la voluntad legitima” de los bolivianos expresada en la votación del referéndum del 21 de febrero de 2016 que rechazó la nueva repostulación de Morales.

Además, pide al Gobierno de Bolivia que respete y, donde sea necesario, restablezca la independencia de los órganos electorales y gubernamentales clave y que administre las elecciones de octubre de 2019 en cumplimiento de las normas democráticas internacionales y sus propios límites constitucionales en los mandatos presidenciales.

García Linera dijo que las elecciones generales de octubre de este año serán “limpias y transparentes” e invitó al Senado de EEUU a visitar el país para comprobar ello y aprender del sistema boliviano.

“Bolivia llevará adelante elecciones limpias y transparentes en octubre. El Senado puede mandar su delegación para comprobar que aquí gana quien gana más votos. Pueden venir a aprender de nuestro sistema”, afirmó.

Luego sugirió a Estados Unidos preocuparse por sus propios problemas de “potencia decadente” antes de seguir con su política de intromisión en asuntos internos de otros países.

“Como potencia decadente tienen muchos problemas internos. En vez de estar gastando sus recursos y su tiempo en entrometerse en asuntos políticos de otro país que se dediquen a resolver sus problemas”, afirmó.

La Razón


VOLVER