Manifestaciones en Brasil y en el mundo por la libertad de Lula a un año de su encarcelamiento

Un día de lucha por la libertad de Lula en 17 capitales de Brasil y 16 países

Este domingo (7), en el municipio de Caetés (Pernambuco), ciudad natal de Luiz Inácio Lula da Silva, y en 17 capitales del país, las calles se llenaron de gritos por la libertad del ex presidente, detenido desde hace exactamente un año.

Un total de 32 actividades reunieron centenas de personas que no dejaron pasar por alto la persecución judicial que sufre el ex mandatario. En Curitiba, en frente a la sede de la Policía Federal donde Lula cumple su pena a un año, más de 10 mil personas se reunieron para transmitir mensajes de ánimo y resistencia al ex presidente.

“Hace un año que vivimos esa masacre psicológica contra nuestra familia. Fue un año muy duro no solo por su prisión, pero también por todas las pérdidas que hemos tenido. La última, la muerte de Arthur, la que más nos conmovió. Y nos quedamos pensando cómo puede quedarse solo, viviendo esa pérdida. Este amor, este calor de la militancia que le da fuerzas, nos da fuerzas también”, expresa Lurian Lula da Silva, su hija.

Brasil de Fato te presenta un resumen de los actos que tuvieron lugar en Brasil y en otros países este domingo (7).

São Paulo (SP)

En la capital de São Paulo más de 10 mil personas se reunieron en la Avenida Paulista en un acto convocado por el Frente Brasil Popular y el Frente Pueblo Sin Miedo. Una pequeña manifestación organizada por la derecha se realizó en la misma avenida y culminó con una agresión a una militante seguidora de Lula por parte de manifestantes derechistas.

Recife (PE)

Un acto cultural realizado en el centro de la capital de Pernambuco reunió a artistas, bloques carnavalescos y poetas. Más de 10 mil personas se unieron para cantar y gritar por la libertad de Lula. Los artistas y grupos presentes en el acto se manifestaron a través de ritmos y danzas tradicionales de la región, como frevo, maracatu y afoxé.

Rio de Janeiro (RJ)

Cerca de dos mil personas se reunieron este domingo (7) por la tarde en la Playa de Copacabana para participar del Festival Democracia y Justicia, principal manifestación organizada por los cariocas para exigir la libertad del ex mandatario brasileño.

El festival empezó alrededor de las 3 de la tarde con un debate sobre los impactos de la reforma de las Pensiones para los trabajadores. Posteriormente, declaraciones políticas y manifestaciones culturales fueron realizadas desde el trío eléctrico. Entre las declaraciones más destacadas está la del ex canciller brasileño Celso Amorim.

“Hoy es un día de alegría debido a esta conmovedora manifestación, a la vez también es un día triste porque vemos el presidente Lula un año preso, privado de la convivencia con el pueblo que es su bien más preciado”, dijo Amorim.

Belo Horizonte (MG)

En Belo Horizonte, en Minas Gerais, los actos empezaron este domingo por la mañana, cuando niños, jóvenes, adultos y ancianos alzaron pancartas de apoyo al líder del Partido de los Trabajadores y contra el gobierno de Jair Bolsonaro y su agenda de desmantelamiento de los derechos de la clase obrera, incluida la ya mencionada reforma de las Pensiones.

Curitiba (PR)

En la ciudad de Curitiba, donde el ex mandatario está detenido, las actividades empezaron por la mañana con una marcha organizada por la Vigilia Lula Libre que recurrió las calles de la ciudad hasta llegar a la sede de la Policía Federal.

Según los organizadores, aproximadamente 10 mil personas, entre integrantes de partidos de izquierda, líderes de movimientos, sindicatos y artistas, participaron del acto.

Caetés (PE)

Más de 500 personas participaron del acto Vigilia Lula Libre en el municipio de Caetés, en la región agreste de Pernambuco. La actividad comenzó con la llegada de una caravana de la ciudad vecina, Garanhuns, con más de 30 coches desfilando por la ciudad con canciones, banderas y gritos por la libertad del ex presidente Lula.

Los seguidores de Lula se reunieron en frente a una escuela en la entrada del municipio, donde organizaron un desayuno para recordar que Lula fue el responsable por sacar al país del mapa del hambre.

Alrededor del mundo

En diversas capitales de Europa también fueron realizados actos para exigir la libertad del ex presidente Lula.

En Francia, los manifestantes se reunieron en la Plaza del Trocadero, en París, incluido el líder Jean-luc Mélenchon, del Partido de Izquierda,y la filósofa brasileña Marcia Tiburi, quien decidió abandonar Brasil en marzo tras recibir una serie de amenazas.

En Londres, en Reino Unido, los manifestantes recorrieron puntos de la ciudad con un autobús donde exhibían carteles “Lula Libre”. El acto contó con la presencia de la ex ministra de Desarrollo Social y Combate al Hambre durante el gobierno de Rousseff, Tereza Campello.

En Viena, en Austria, se realizó un acto en la plaza San Esteban, en el centro de la ciudad. Durante la manifestación, los manifestantes recordaron el asesinato de la concejala carioca Marielle Franco.

En Alemania, los manifestantes se concentraron en la plaza Hermannplatz, donde extendieron pancartas para exigir la libertad de Lula. Cerca de 100 personas participaron del acto según los organizadores.

En Portugal, las protestas tuvieron lugar en la capital Lisboa, donde artistas se presentaron en defensa de la libertad de Lula.

En el Estado español, los manifestantes se reunieron en el Parque de la Ciudadela, en Barcelona. Los participantes caminaron por la ciudad denunciando el carácter político de la prisión del ex presidente.

Según informaciones del portal Opera Mundi, en Europa hubo manifestaciones también en Madrid, Bruselas, Bonn, Coimbra, Amsterdam, Bologna, Copenhague, Munich, Frankfurt, Hamburg, Colonia, Manchester, Tübingen e Aarhus.

En Johannesburgo, Nueva York, Los Ángeles, Boston, Melbourne, Saint Louis, Montevideo y Ciudad de México también hubo actividades en el marco de la Jornada Internacional Lula Libre.

Brasil de Fato


Haddad: ‘Lula é culpado por ter começado a revolução da inclusão’

O ex-candidato à Presidência da República Fernando Haddad encerrou o ato pela Jornada Lula Livre em Curitiba, na manhã deste domingo (7), conclamando a população a ampliar a mobilização pela liberdade do ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva. “Nós vamos continuar lutando pelos direitos do povo e como Lula é do povo, nós vamos continuar lutando por seus direitos. Porque ele é um dos nossos. Nasceu nas entranhas desse país, não teve nenhum privilégio na vida, superou todos os obstáculos, pra subir aquela rampa e fazer a diferença. E é essa diferença que eles não querem aceitar.”

O ato por Lula Livre marcou um ano da prisão do ex-presidente e teve participação estimada pelos organizadores de 10 mil pessoas, que viajaram em caravanas de todas as regiões do país. Haddad lembrou que é o povo, presente ou não à manifestação, que pode reverter a injustiça e a violência cometida contra o ex-presidente. “Se o povo compreender o que está em jogo – e isso depende muito de nós – nós vamos trazer mais gente para as ruas. Nós somos 10 mil aqui, mas esse ato está acontecendo em muitas cidades do país e do mundo, que são solidárias ao Lula e não aceitam o arbítrio que estão fazendo com ele.”

Haddad citou pesquisas divulgadas recentemente que apontam a queda de popularidade de Jair Bolsonaro, lembrando que só foi eleito porque Lula foi preso e porque usou de truques para chegar à vitória em 2018. “Essa elite conseguiu, com tudo que fez desde 2013, colocar um dos piores brasileiros na presidência e colocar o melhor brasileiro nas grades. Enquanto um diz que não nasceu pra ser presidente, tem outro que já provou que sabe cuidar das pessoas, dos pobres, do povo do Brasil”, afirmou.

Haddad encerrou sua participação e o ato lembrando que Lula foi preso por ter liderado “a verdadeira revolução no Brasil, a revolução libertadora”, ao enumerar algumas das conquistas dos governos do PT, como a ampliação do acesso à educação pública pela população pobre, os programas de moradia, ter criado universidades e escolas técnicas.

“Não há liberdade e não há soberania sem a participação do povo na riqueza nacional. Participar não é só falar, é participar da renda, é se expressar, se reunir sem temor. Esse pessoal não sabe o que é patriotismo. Patriotismo não é fazer festa com o golpe de 64, é lutar para as crianças serem educadas. É conversar com os movimentos sociais, os sem teto e os sem terra. Patriotismo não é babar ovo pro Trump, que tá de olho no nosso petróleo. Patriotismo é não importar problemas que não são nossos, comprando briga com os árabes, que são os maiores compradores dos nossos produtos.”

Rede Brasil Atual


Carta de Lula a un año de prisión: “Soy preso político exiliado en mi propio país”

A propósito de cumplir este 7 de abril un año de prisión en la cárcel de Curitiba, y en medio de la Jornada Mundial Lula Libre que comenzó desde el pasado viernes en Brasil y otros países. El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva envió una carta a su pueblo, a “sus incansables compañeras y compañeros de lucha”.

En la misiva, Lula no sólo denuncia que sus demandantes “jamás presentaron una sola prueba contra mí”, sino que además se encuentra en calidad de preso político, exiliado dentro de su propio país. Y que está “separado del pueblo brasileño, de mis familiares y de los amigos más queridos” con prohibición de “dar entrevistas, hablar y ser oído”. Así lo publicó este domingo la multiestatal de noticias Telesur.

Lula se refirió también a la única salida que ha tenido en estos 12 meses de reclusión, cuando a principios de marzo se le permitió asistir al funeral de su pequeño nieto de 7 años, Arthur.

“Brasil entero fue sorprendido por el inmenso e innecesario aparato represivo montado contra mí. Helicópteros, militares portando armamento pesado, todo para impedirme que incluso me acercara a aquellas personas solidarias con el dolor de un abuelo”, escribió.

En el texto, Lula también dedicó sentidas palabras a las personas que participan día a día de la Vigilia Lula Libre que lo acompaña desde las afueras del recinto en el que se encuentra.

A continuación, la carta completa.

Mis amigos y mis amigas, incansables compañeras y compañeros de lucha.

Hace exactamente un año, estoy preso por el crimen de dedicar una vida entera a la construcción de un Brasil más justo, desarrollado y soberano. Impidieron mi candidatura a la presidencia para que yo no subiera otra vez la rampa del Palacio del Planalto, empujado por los brazos de cada uno y cada una de ustedes, para que juntos revirtiéramos el desmantelamiento del Estado brasileño promovido por mis verdugos.

Desde hace exactamente un año, estoy aislado en la celda de una prisión en Curitiba. Jamás presentaron una sola prueba contra mí. Soy preso político, exiliado dentro de mi propio país. Separado del pueblo brasileño, de mis familiares y de los amigos más queridos. Con prohibición de dar entrevistas, impedido de hablar y de ser oído.

Pensaban que la imposición de ese largo silencio callaría para siempre mi voz, porque no han podido callarla ni la podrán callar, porque somos millones de voces.

En la despedida de mi nieto Arthur, Brasil entero fue sorprendido por el inmenso e innecesario aparato represivo montado contra mí. Carros policiales, helicópteros, militares portando armamento pesado. Todo para impedir que yo incluso me acercara a aquellas personas solidarias con el dolor de un abuelo.

En ese instante, comprendí que su miedo no es Lula. Ellos tienen miedo de los millones de Lulas, porque ellos saben de lo que somos capaces cuando nos unimos para transformar este país.

Estamos vivos y fuertes. Juntos vamos a revertir cada retroceso, cada paso atrás en la dura caminata hacia el Brasil que soñamos y que probamos ser posible construir. Venceremos.

¡Un abrazo, y hasta la victoria!

Luiz Inácio Lula da Silva

Brasil de Fato


VOLVER