Policía mexicana asesina a migrante centroamericano durante redada en Coahuila

Reportan disparos a migrantes en Coahuila; un muerto

Un salvadoreño en tránsito hacia Estados Unidos murió el miércoles víctima de disparos, cuando se dirigía con otros centroamericanos a abordar un tren, dijo Alberto Xicoténcatl Carrasco, director del albergue Casa del Migrante de esta ciudad.

En una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, Carrasco dijo que elementos de la Fiscalía General del Estado, acompañados por agentes del Instituto Nacional de Migración y de la Policía Federal, dispararon a un grupo de centroamericanos integrado por hombres, mujeres, niños y adolescentes, que salieron del albergue para tomar el tren hacia Estados Unidos.

Durante el tiroteo murió un salvadoreño que corría de la mano de su hija de ocho años, agregó.

Carrasco informó que el ataque ocurrió la noche de este miércoles, cuando “al menos 10 personas migrantes, entre ellos familias con niños, niñas y adolescentes se despidieron del equipo de la Casa del migrante de Saltillo con la firme intención de tomar el ferrocarril e intentar llegar a Estados Unidos”.

Aseguró que la menor de edad “presenció cómo su padre cayó asesinado por elementos de la Fiscalía de Coahuila”.

El activista envió copia de la carta a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, entre otros.

Dijo que los policías y agentes de Migración persiguieron y lograron detener a varios centroamericanos, entre ellos “a una niña con su madre, a quien de manera por demás cruel separaron de su bebé de aproximadamente dos años de edad, el cual fue escondido por los demás migrantes en una tienda para proteger su vida, una vez que asumieron que elementos de la Fiscalía General les estaban disparando a matar”.

Agregó que “la persecución de personas migrantes en México ha llegado a un extremo insostenible”.

Exigió “alto a la crueldad institucional que está cobrando vidas, dejando en orfandad a niños y niñas, separación familiar y un sinfín de sufrimientos provocados por el Estado mexicano y sus instituciones. Urgimos la protección máxima de todos los sobrevivientes, la procuración de justicia, reparación del daño y todas las garantías de no repetición, así como toda la seguridad para sus defensores y defensoras de derechos humanos”.

También pidió que los menores, separados de sus padres por agentes de Migración y policías se puedan reencontrar porque “la protección a la infancia debería ser primordial” y señaló su rechazo a la “política migratoria mexicana, con profunda y absoluta indignación”.

La Jornada


Arranca operativo para reforzar la contención del flujo migratorio en la frontera sur

Con el despliegue de vehículos y elementos de la Guardia Nacional (GN), Policía Federal (PF) e Instituto Nacional de Migración (INM) en 48 tramos carreteros de los estados que componen la frontera sur, los gobiernos federal y estatal pusieron en marcha un operativo para reforzar la contención del flujo migratorio.

En compañía del secretario de Gobierno, Marcos Rosendo Medina Filigrana, el director de Asuntos Especiales de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Julio César Sánchez Amaya, explicó que las acciones buscan desarticular bandas dedicadas al tráfico de indocumentados y lograr rescates humanitarios.

En representación del canciller Marcelo Ebrard, Sánchez Anaya dijo que se realizarán recorridos de inspección y vigilancia de forma aleatoria en puntos de Tabasco, Chiapas, Oaxaca y Veracruz, de acuerdo con las instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador de reforzar la contención migratoria en las fronteras Norte y Sur.

Afirmó que el operativo –coordinado por la SRE y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC)– ya está en marcha en Oaxaca, Veracruz y Tabasco, y que la próxima semana arrancará en Chiapas.

El funcionario federal destacó que a estas acciones se sumarán la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Fiscalía General de la República (FGR), para detectar recursos de procedencia ilícita y judicializar las carpetas que involucren a personas en el tráfico de migrantes.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Marcos Rosendo Medina, aseguró que la contención migratoria en Tabasco se aplica con pleno respeto a los derechos humanos, y en lo que va de 2019 –detalló– se han rescatado alrededor de 10 mil migrantes de manos de “polleros”, principalmente en Tenosique, Villahermosa, La Venta y Huimanguillo.

De esa cifra, precisó, 3 mil rescates se lograron de enero a mayo, y aproximadamente siete mil entre los meses de junio y julio.

Medina valoró la lucha emprendida por el gobierno federal en materia migratoria, y celebró que se equivocaran quienes pensaron que la contención sólo era una moda pasajera.

“El mensaje es muy claro: la contingencia migratoria está superada, pero la contención llegó para quedarse, y hoy, aquí en Tabasco, estamos reforzándola”, finalizó.

Proceso


Retornados, las historias de quienes huyeron de un “país seguro”

Por Grecia Ortíz

Desde hace algunos meses, el número de vuelos con guatemaltecos retornados desde Estados Unidos pasó de 8 a más de 12 a la semana.

Sin embargo, la dinámica para recibirlos no ha cambiado, algunos son acogidos por sus familiares y otros deben llegar a sus comunidades por su cuenta, mientras el gobierno de Guatemala recién firmó un acuerdo de Tercer País Seguro con Estados Unidos, los connacionales siguen llegando en las mismas condiciones para enfrentarse a un panorama incierto y sin oportunidades.

De enero a finales de julio, el Instituto Guatemalteco Migración (IGM), contabiliza más de 33 mil personas que han regresado al país desde Estados Unidos, mientras que desde México han sido 30 mil los retornados.

Las personas que llegaron este miércoles cuando La Hora Voz del Migrante acudió a la Fuerza Área, son originarios de varios departamentos del país y como no tienen información sobre sus familias, solo esperan a que la puerta se abra para enfrentarse de nuevo a la realidad. Algunos muestran su preocupación, porque llegan desde lejos y muy temprano; el trámite dentro de las instalaciones tarda más de lo que parecería.

Desde Santa Ana Huista Huehuetenango, Juan Méndez se apersono para recibir a un amigo que le pidió apoyo, viajó de madrugada hacia la capital y esperó cuatro horas por su amigo que, aunque llegó a Estados Unidos, no logró quedarse y trabajar en ese país como otros guatemaltecos lo han logrado.

Méndez, como otras personas que esperan por sus familiares, cuestiona la decisión del Gobierno de suscribir un acuerdo de País Seguro, porque asegura que en las comunidades de donde son originarios la pobreza y desnutrición no se pueden cambiar de un día a otro.

“GUATEMALA, SEGURO SABER DE QUÉ”

Dos adultos mayores provenientes de Chichicastenango Quiché relataron que esperaban a su nieto, un joven de 18 años que migró cuando tenía 16 y afirmaron que solo quería salir adelante y estudiar, pero ahora que fue deportado creen que la única salida para él puede ser el trabajo en el campo.

Tampoco avalaron la decisión del Gobierno de Jimmy Morales de firmar un Acuerdo de Tercer País Seguro y más bien criticaron que los migrantes que envían remesas, sean recibidos en condiciones tan limitadas.

“El presidente va a dar permiso a los hondureños, salvadoreños de Nicaragua para vivir aquí, pero es mucho, aquí no hay trabajo, hay muchos pobres, niños desnutridos, solo Dios sabe que va a pasar… Guatemala seguro saber de qué (se ríe)”, dijo.

Dos horas más tarde de lo que el IGM informó que llegaría el vuelo, la puerta se abre y los guatemaltecos salen, un grupo de hombres y mujeres les ofrecen cambio de moneda.

Todos se muestran desorientados algunos son recibidos con un abrazo y otros como Oscar uno de los deportados, que es originario de Cobán, esperan alguna ayuda para tomar un bus, solo lleva un costal con sus pertenencias y recuerda al ser consultado que ni siquiera pudo entrar a EE. UU., “solo quería trabajar”, dijo con la mirada perdida, para luego afirmar que aquí tendrá que trabajar como agricultor, el trabajo del que huyo.

La Hora


Trump quiere que Honduras dé refugio a quienes buscan asilo en EEUU

EEUU impulsará negociaciones para alcanzar acuerdos migratorios con El Salvador, Costa Rica, Honduras y Panamá, en línea con el sellado la semana pasada con Guatemala, para frenar la migración irregular desde Centroamérica, informó el secretario interino de Seguridad Nacional estadounidense, Kevin McAleenan.

En un mensaje a los medios de comunicación en el que no aceptó preguntas, el funcionario estadounidense dijo que tal y como lo señaló el presidente Donald Trump la semana pasada su Gobierno está “buscando conversar” con el resto de países para ampliar este acuerdo por cree que es “una responsabilidad regional”.

“Ahora estamos tratando de conversar con Honduras y El Salvador para tener arreglos similares a los de Guatemala.El presidente Trump también invitó a Costa Rica y Panamá porque esto lo vemos como una responsabilidad regional”, declaró McAleenan por medio de un traductor en un encuentro con la prensa en la capital guatemalteca.

McAleenan insistió en que el fenómeno migratorio es “una responsabilidad regional” y por ello Washington firmó también “un acuerdo importante con México para abordar temas de seguridad para atacar los contrabandistas” de personas. Aseguró que con los convenios, los centroamericanos podrán optar a visas agrícolas temporales.

Lo que “se busca es trabajar con la región, dar más acceso a empleo legal en los Estados Unidos. Nosotros sí queremos que los agricultores vengan a trabajar en nuestra economía y darles protección a estos trabajadores”, dijo.

Rechazo. Guatemala y EEUU firmaron el pasado viernes un convenio que, si entra en vigor, obligará a la mayoría de migrantes que atraviesan el país centroamericano -salvadoreños y hondureños- a pedir asilo allí en vez de en territorio estadounidense.

Varias organizaciones, nacionales e internacionales, han mostrado su rechazo a este convenio y la Procuraduría de Derechos Humanos, entre otras entidades, han presentado varias acciones ante la Corte de Constitucionalidad (CC) para anularlo por considerar que es perjudicial para Guatemala.

Sin embargo, los Gobierno de EEUU y Guatemala han defendido en reiteradas ocasiones este pacto, han asegurado que traerá beneficios y el mismo presidente Jimmy Morales ha recordado que su homólogo Donald Trump había amenazado con impuestos a las remesas y aranceles a las exportaciones sino se rubricaba.

Degenhart afirmó que el acuerdo fue suscrito sin “ninguna amenaza o presión” de EEUU, aunque reconoció que la advertencia de Trump de gravar exportaciones y remesas de Guatemala sigue vigente.

Preocupa a EEUU la lentitud para aplicar convenio
GUATEMALA. El ministro de Interior de Guatemala, Enrique Degenhart, reconoció que el secretario de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenan, les mostró su preocupación por la lentitud en la entrada en vigor del convenio de asilo firmado entre los dos países.

Degenhart explicó que la percepción que recibieron de McAleenan fue de “mucha preocupación” porque para ellos el acuerdo debería estar avanzando, aunque aclaró que también manifestó su respeto al proceso interno. El acuerdo de asilo migratorio, según el ministro, “no está en vigencia” sino solo “firmado” y reiteró que forma parte de otros que se suscribirán a corto plazo con Washington. “Analizamos los escenarios que existen”, entre ellos enviar el acuerdo para su ratificación al Congreso, pero para ello se espera la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC) a un amparo revocatorio que presentó el Ejecutivo, lo cual se le compartió a McAleenan.

La Prensa


VOLVER