Colombia: sólo el 15% de las instancias creadas para cumplir el Acuerdo de Paz están funcionando

Solo el 15% de instancias creadas para cumplir el Acuerdo de Paz están funcionando

Ad portas de cumplirse tres años de la firma del Acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC EP, más de 120 delegados y delegadas de la sociedad civil se han reunido para realizar la primera “Cumbre de Delegados y Delegadas No Estatales a las Instancias Derivadas del Acuerdo Final de Paz” con el fin de encontrar alternativas que permitan dar fin a la parálisis en la que se encuentra la implementación.

Con la firma del Acuerdo se crearon 20 instancias nacionales y territoriales, encargadas de coordinar diversos aspectos como la participación política, la transformación estructural del campo, la reparación para las víctimas y el establecimiento de garantías a personas defensoras de derechos humanos, partes integrales de la mesa de La Habana y que hoy no avanzan al ritmo esperado.

Franklin Castañeda, presidente de la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos asegura que este es el momento ideal para realizar esta cumbre ante el difícil momento que atraviesa la paz en Colombia sin embargo señala que no solo se convoca a esta tras la decisión que tomaron Iván Márquez y Jesús Santrich al retomar las armas, argumentando que existe una gran responsabilidad por parte del Gobierno.

Si no hay participación, no hay implementación del Acuerdo

El defensor de DD.HH. afirma que aunque desde la sociedad civil se contempló y siempre se tuvo pensado en plantear estrategias ante malestares que podrían surgir a lo largo de la implementación, han logrado constatar que el principal y actual riesgo es la ausencia de voluntad del Gobierno para cumplir a cabalidad el acuerdo, algo que se ve reflejando en su discurso y en mecanismos paralelos.

El 85% de las instancias que nacen del Acuerdo no están funcionando o no lo hacen cómo deberían. Hacemos un llamado a la falta de convocatoria por parte del Gobierno» destacó el director del Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), Camilo González Posso durante el encuentro.

Castañeda señala que actualmente existe una «crisis étnica, de género y de protección» ante la inoperancia de la Comisión de Garantías de Seguridad pactada como parte del acuerdo, «lo que tenemos en concreto es que no hay voluntad del Estado pera permitir que estos motores del acuerdo puedan funcionar» sentencia. (Lea también: Cuba y Noruega reiteran su apoyo al Proceso de Paz)

«Queremos hacer un llamado conjunto al Estado colombiano para que cambien la narrativa que tienen frente al acuerdo y manifiesten su voluntad» explicó Castañeda agregando que cuando exjefes de las FARC acuden a rearme, es claro que que se requiere un mayor liderago por parte del Gobierno. (Le puede interesar: Colombianos en Alemania piden que se avance con la implementación del Acuerdo de Paz)

Adicionalmente, el defensor expresó que se propondrá una grna cumbre nacional que incluya al Gobierno, al partido FARC y a los delegados de la sociedad civil para el próximo 24 de noviembre y así buscar estrategias que permitan que para 2020 se dé una implementación acelerada del acuerdo.

Contagio Radio


Se eleva a $1.000 millones recompensa por ‘Mayimbú’ y ‘Marlon’: Duque

El presidente Iván Duque encabezó en Popayán, Cauca, un consejo de seguridad donde se tomaron medidas para frenar la racha violenta en contra de líderes sociales y candidatos a las próximas elecciones.

El mandatario se solidarizó con la familia de la líder liberal Karina García y se comprometió con dar con los responsables de su asesinato en medio de una masacre a otras cuatro personas que la acompañaban.

“Frente a los criminales que hacen parte de estas estructuras al servicio del narcotráfico y que han estado manteniendo relaciones con carteles de la droga de otros países, quiero dejar claro que tanto alias ‘Mayimbú, como alias ‘Marlon’ se elevan a la categoría de alto valor presidencial para la persecución por parte de la Fuerza Pública”, dijo.

Alias ‘Mayimbú’ y ‘Marlon’ son los responsables de sembrar el terror en el departamento del Cauca y del asesinato de varios líderes sociales.

“Se aumenta la recompensa para ser capturados a 1000 millones de pesos por cada uno de ellos”, aseguró el presidente.

Duque estuvo acompañado por los ministros de Defensa, Interior, toda la cúpula militar, las autoridades locales y los altos consejeros presidenciales, con quienes definió también que se fortalecerá la red de participación cívica para que las personas denuncien sin miedo.

“En adición, vamos a tomar decisiones para fortalecer la inteligencia y contrainteligencia que nos permita desarticular las redes de abastecimiento de estas estructuras del narcotráfico. Vamos a incautar los vehículos que estén transitando por el departamento sin la debida capacidad y autorización que estén sin placas y utilizando material que no sea permitido”, enfatizó.

Blu Radio


Santos reitera que Farc no existen y que facción de ‘Márquez’ es una banda criminal

“Por más ropaje político que quieran ponerse, nadie los va a reconocer como interlocutores políticos, porque las Farc dejaron de existir”, dijo Santos a Efe. “Los comandantes que representan al 90 por ciento de los guerrilleros que se quedaron en el proceso están diciendo, no tienen nada que ver con nosotros”.

El premio Nobel de la Paz del 2016 recordó que alias ‘Iván Márquez’ y ‘Jesús Santrich’, dos de los tres cabecillas del grupo que anunció la semana pasada el regreso a las armas, son traidores al proceso y lo hicieron por razones personales o por lucro.

“Por lucro, por narcotráfico o para evitar la justicia en los casos de ‘Márquez’ y de ‘Santrich’, porque sabían que el sobrino de ‘Márquez’ [Marlon Marín], en manos de las autoridades norteamericanas, los estaba delatando”, dijo Santos al explicar las causas del anuncio de los antiguos guerrilleros de revivir un movimiento que operará clandestino.

Santos hizo un análisis del proceso de paz que terminó con la desmovilización de las Farc en el 2017 y señaló que la puesta en escena del acuerdo va por buen camino, a pesar de las dificultades normales de algo tan difícil como una reconciliación después de 54 años de guerra.

“Un proceso de paz que tiene demasiadas aristas con un tiempo largo para que se consolide, pero soy optimista de que lo que hicimos no tiene reversa legalmente, internacionalmente y políticamente en el país”, aseguró.

Para el mandatario colombiano entre 2010 y 2018, es una buena señal que los miembros más activos de lo que fueron las Farc como Timoleón Jiménez (‘Timochenko’), Carlos Antonio Losada, Pastor Alape y Pablo Catatumbo, se hayan mantenido firmes en favor de la paz.

“Eso es una buena noticia y por eso lo que hemos visto es que el país, con algunas excepciones, opina que la mejor forma de desestimar lo que pasó (la vuelta a las armas por un grupo) es seguir cumpliendo o acelerar el cumplimiento de los acuerdos”, agregó.

Al referirse a sus críticos, el político explicó que, como ministro de Defensa y luego como presidente, hizo lo que pensó era lo correcto, así fuera impopular y lo volvería a hacer

“¿A qué costo? El costo de la paz es alto. Es más difícil hacer la paz que la guerra, pero el costo es siempre menor que continuar la guerra”, indicó.

Santos está en México en coincidencia con la publicación por el sello editorial Planeta de su libro ‘La batalla por la paz’, un relato completo acerca del difícil camino para terminar el conflicto con las Farc, hasta entonces, la guerrilla más antigua del mundo.

El libro, de 589 páginas, detalla el proceso desde sus inicios y en él Santos recrea la idea de que no tiene enemigos, sino adversarios, aunque los combatió con energía mientras no se sentaron a conversar.

“Me tocó ser exitoso haciendo la guerra. Me llamaban el verdugo de las Farc. Bajo mi mandato y bajo mi ministerio fue cuando se le dieron los golpes más contundentes a las Farc, y eso fue deliberado porque una de las condiciones necesarias para un buen proceso de paz era llevarlos a la mesa de negociación convencidos de que ese era el camino correcto. De otra forma nunca iban a negociar”, reiteró.

Sobre el plebiscito con el que intentó que los colombianos avalaran su lucha por la paz y recibió una negativa, reconoció que subestimó el poder de la mentira de sus adversarios, lo cual le causó la derrota, pero al final el no a su propuesta fue un triunfo.

“Yo pienso que al final fue mejor porque logramos mejorar muchas cosas (en el acuerdo) que no habían resultado suficiente claras. No hay mal que por bien no venga, quedamos mejor que antes”, concluyó.

Pulzo


Más de 600 agentes del Estado radicaron solicitudes de sometimiento ante la JEP

El exsubdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) José Miguel Narváez es uno de los 609 agentes del Estado que solicitaron su sometimiento a la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Narváez, quien fue condenado por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá a 26 años y tres meses de prisión por ser el determinador del homicidio del periodista y humorista Jaime Garzón, solicitó a través de su abogado defensor que la sentencia en su contra sea revisada por la JEP.

Uno de los argumentos para ser aceptado radica en que el crimen de Garzón ocurrió en el marco del conflicto armado interno y, por ello, debe ser juzgado directamente por la jurisdicción especial.

Este viernes 6 de septiembre vence el término fijado por la justicia transicional para que terceros y agentes del Estado, no integrantes de la fuerza pública, radiquen formalmente las solicitudes.

Los términos empezaron a correr desde la entrada en vigencia de la ley estatutaria para la paz, que desde el pasado 6 de junio estableció como plazo tres meses para quienes fueron vinculados a una investigación penal antes de esa fecha.

No obstante, los que estuvieron vinculados después de esa fecha tendrán un plazo también de 90 días, para radicar la solicitud formal.

La JEP aclaró que las solicitudes deberán formularse ante el fiscal o juez que lleve el proceso penal, pues deberá verificar el cumplimiento de cada uno de los requisitos del sometimiento a la justicia especial.

En el caso de Narváez, la solicitud se formuló directamente al Tribunal porque allá se expidió la sentencia condenatoria en su contra.

A través de un comunicado, la JEP señaló que cumplir con este trámite es obligatorio. “La JEP rechazará de plano las solicitudes que no hayan sido presentadas previamente ante la autoridad competente de la Jurisdicción Ordinaria”.

RCN


VOLVER