Arden los Andes: La trampa geopolítica de la inseguridad – Por Gustavo Koenig, especial para NODAL

Arden los Andes: La trampa geopolítica de la inseguridad

Por Gustavo Koenig*

Estamos frente a un golpe cívico-policial dijo Evo Morales en su discurso alarmando al mundo sobre el accionar golpista de la policía, violencia que atenta contra la integridad del pueblo boliviano.

Después de los golpes de Estado orquestados por el Plan Cóndor en los 70′ los EEUU han encontrado impedimentos legales para dirigir las FFAA hacia la represión interior y están encontrando una nueva táctica represiva: la policía.

La enorme presión de los organismos de Derechos Humanos logró establecer una tajante delimitación entre Defensa Nacional y Seguridad Interior, concentrando el accionar militar a una agresión estatal, militar y externa.

Los militares tienen prohibido legalmente intervenir en la represión interior.
¿Cómo harán entonces los EEUU para frenar el despertar de los pueblos?

La estrategia geopolítica de la “inseguridad”

Hoy la estrategia norteamericana no viene de la mano de las FFAA sino de las policías latinoamericanas. La nueva estrategia desde fines de los 80 fue financiar a las policías latinoamericanas, las que legalmente sí tienen la potestad de la represión interior.
La participación policial en el Golpe de Estado en Honduras en 2009, el secuestro de Rafael Correa en 2010 por la policía ecuatoriana, la impunidad para la policía paraguaya en la masacre de Curuguaty que derivó en el golpe blando a Lugo en 2012, el motín de Gendarmería en 2013 en Argentina, la detención policial de Lula en 2016.

Y hoy en 2019 vemos los policías chilenos retrocediendo frente a la movilización popular, con mas intención de reprimir que los militares.

Los norteamericanos lograron un Plan Colombia encubierto y lo hicieron con el pretexto del narcotráfico, el crimen organizado y la famosa “inseguridad”.

La persistente instalación mediática de la inseguridad difundida hasta el cansancio por los medios monopólicos de comunicación preparó a la opinión pública para pedir “más policía”.
Noticieros con los mismos casos policiales día y noche generando estupor en la población y la series televisivas de narcos y chorros, para poner de moda la delincuencia y a su vez legitimar el pedido de más policías.

Esa combinación Poder Mediático, Judicial y Policial es el nuevo Plan Cóndor.

Y el aumento de las policías es lo que está facilitando estos nuevos tipos de Golpes de Estado en América Latina. Nos hicieron pedir la policía que nos va a reprimir.

Los conflictos intra-estatales

Nuestra región ha cultivado ya muchos años de paz inter-estatal. Ante esa dificultad para generar conflictos entre Estados sudamericanos EEUU impulsa ahora conflictos hacia adentro, conflictos intra-estatales.

La masa de maniobra para este nuevo tipo de golpes de Estado son las oligarquías locales que reciben fondos de los EEUU a través de ONG,S, mas los militantes del privilegio, clases medias siempre permeables al poder mediático del racismo criollo, y una vez cultivado el clima insurreccional se suman las Fuerzas de Seguridad.

Los Estados progresistas también cayeron en la trampa geopolítica de la inseguridad. Hoy los policías tienen mejores salarios que los militares, reciben armamento directamente de los EEUU e Israel, equipamiento que viene con capacitación y doctrina foránea.

Las policías latinoamericanas son entrenadas y adoctrinadas por EEUU e Israel para actuar como un ejército de ocupación y esto sucede frente a unas FFAA diezmadas sin funciones ni equipamiento.

FFAA sin funciones claras

¿Cuál es entonces la función de las FFAA en América Latina? No tienen el coraje de enfrentarse al invasor, los EEUU, y tampoco pueden participar de la represión interior por la memoria popular de épocas pasadas. Se quedan entonces sin funciones esperando ser simplemente un grupo de presión.

Para verlo con claridad, mientras las policías aumentaron su presupuesto se nos hundía el submarino ARA San Juan. Submarino que patrullaba cuidando nuestros recursos pesqueros, recursos que podrían mejorar la alimentación y la economía de los argentinos y de esta manera terminar con “el problema de la inseguridad”.

Las Fuerzas de Seguridad se han constituido como un nuevo ejército de ocupación mientras las FFAA están en franca decadencia. Pregúntese por el nombre del Ministro de Defensa o por el de Seguridad de la gestión saliente y esto le quedará claro. La Seguridad le ganó a la Defensa, lo social a lo político y lo electoral a lo estratégico.

La Defensa Nacional como prioridad

El menosprecio a la problemática estratégica de la Defensa Nacional abandonó una cuestión insoslayable y fundante del Estado. La última ratio de poder es el monopolio del uso de la violencia legítima.

Evo Morales no solo es el presidente de Bolivia. Es también militar, es decir, es el Comandante en Jefe de las FFAA bolivianas. La sugerencia a que renuncie debería haber resultado en un inmediato descabezamiento de las cúpulas militares. Pero nos cuesta ver todavía a los latinoamericanos la cuestión militar por la sombra del genocidio que pesa sobre los militares de hace cuatro décadas.

Ya no podemos identificar a esa institución como “milicos asesinos”. La mayoría de los militares hoy en función tenían 10 años al momento de la dictadura.

Durante todos estos años en la región resultó más sensible alarmarse por la cuestión social que prestar atención a nuestra ausencia de soberanía, cuando claramente la cuestión social, la pobreza y la resultante inseguridad son la consecuencia de nuestra ausencia de soberanía. Y sin soberanía sobre nuestras riquezas siempre habrá pobreza. Siempre.

Vienen por nuestros Recursos Naturales

Es momento de entender que somos pobres porque no tenemos soberanía sobre nuestros Recursos Naturales. La causa de nuestra pobreza es que se roban nuestra riqueza. Ahora vienen por el gas y el litio bolivianos y luego nos tocará a nosotros.

Toda la cordillera de los Andes es una inmensa fortuna en riqueza mineral y son los Andes los que hoy están en crisis.

Desde Ecuador con la CONAIE tomando las calles, el Perú en crisis institucional, el golpe de Estado en Bolivia y el Chile insurrecto, los Andes arden de riqueza mineral y de conflicto social.

Mirar la política desde la geopolítica

¿Será casual? ¿O será la estratégica salida al Océano Pacífico de estos países ricos en minerales lo que agrava la situación? Habrá que observar geopolíticamente los que está sucediendo:

  • Necesidad mundial de Recursos Naturales: minerales, agua y biodiversidad
  • Países andinos (Ecuador, Perú, Bolivia y Chile) en crisis social y política.
  • EEUU pierde hegemonía en la región, Bolsonaro debilitado con Lula libre y Macri fuera de juego.
  • China aparece como competidor a EEUU en América Latina
  • El comercio con China se dará por el Océano Pacifico.

La jugada de EEUU es bloquear a China en su aprovisionamiento de Recursos Naturales en América Latina. EEUU necesita imperiosamente los minerales de la cordillera de los Andes y bloquea toda la cuenca del Pacifico, la que se orienta a la exportación natural con China.

Crisis de las FFAA en América Latina

Las FFAA latinoamericanas están a su vez en crisis interna. No saben si estar del lado de sus pueblos o colaborar otra vez con la ignominiosa tarea de ser serviles al imperio. El Consejo de Defensa de la UNASUR desactivado y la articulación regional para la Defensa quedó en el tintero. Una situación que EEUU no dejará de aprovechar.

En Chile sobran los casos de militares que se pusieron del lado del pueblo defendiendo a los jóvenes de la represión policial. En Ecuador las FFAA llegaron a manifestarse en las calles junto al pueblo.

¿Qué pasará en Bolivia? ¿Serán las FFAA bolivianas cómplices calladas del derrocamiento de su Comandante en Jefe? ¿Habrá un apoyo militar para Evo Morales y las instituciones democráticas?

¿Volverá la época de los militares del pueblo?

¿Aprenderán los militares bolivianos de sus colegas, los militares brasileños, que evitaron seguir las órdenes de Bolsonaro y EEUU, negándose a invadir Venezuela?

Los 14 años de gestión de Evo Morales se harán evidentes en cómo tomó la cuestión militar y eso se verá en este momento crucial.

La política es un arte sencillo, todo de ejecución, decía el General Juan Domingo Perón, y se mide por el éxito. La geopolítica también.

Llegó la hora definitiva en América Latina, la de evaluar una posible invasión de los EEUU.
Es momento de pensar en unas FFAA latinoamericanas.

¿O porque se creen que no pudieron con Maduro?

*Sociólogo de la Universidad de Buenos Aires, integrante de la Comisión de Defensa Nacional del Partido Justicialista de la Argentina


VOLVER