Evo Morales pide a la ONU y a países europeos apoyar el diálogo en Bolivia

Evo pide a la ONU, al Papa y a países amigos de Europa mediar en Bolivia

Evo Morales, que renunció a la Presidencia de Bolivia, pidió este miércoles a la Organización de Naciones Unidas (ONU), a países amigos de Europa y al Papa Francisco que acompañen el diálogo para pacificar al país suramericano.

“La violencia atenta contra la vida y la paz social”, escribió Morales en Twitter para acompañar su llamamiento a organismos internacionales como la ONU, a países amigos de Europa y a instituciones como la Iglesia Católica, representada por el Pontífice.

Morales pidió “acompañarnos en el diálogo para pacificar nuestra querida Bolivia”.

Previamente, Morales sugirió la presencia de exmandatarios como el uruguayo José Mujica (2010-2015) y el español José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) como mediadores entre las partes para ayudar a “la pacificación de Bolivia”.

Morales hizo estas declaraciones a Radiodifusión Nacional de Uruguay, en las que defendió su gestión y aseguró que, legalmente, sigue siendo presidente de Bolivia ya que el Parlamento aún no oficializó su renuncia.

En una conferencia de prensa en Ciudad de México, donde se encuentra como asilado político, Morales lanzó un llamado a establecer un diálogo nacional para detener la confrontación en Bolivia.

“Qué bueno sería un diálogo nacional, planteado desde aquí, abierto sin ser con agenda abierta, que participen (grupos) cívicos, políticos que han perdido las elecciones, movimientos sociales de los distintos sectores”, expresó Morales.

El expresidente señaló que en este diálogo pueden acompañar países amigos, organismos internacionales y sostuvo que “si el pueblo (boliviano) lo pide” está dispuesto a regresar a su país para contribuir a su pacificación, pero enfatizó en que “si no hay diálogo nacional va a ser difícil parar esta confrontación”.

El exmandatario denunció a la Organización de los Estados Americanos (OEA) por facilitar la crisis en Bolivia al denunciar irregularidades en los comicios del 20 de octubre y por permitir lo que califica de golpe de Estado en su contra.

“La OEA no está al servicio de los pueblos latinoamericanos y menos de los movimientos sociales; está al servicio del imperio norteamericano”, dijo.

Añadió que si se hubiese determinado que no ganó en la primera vuelta electoral, “entonces, cumpliendo con las normas y la Constitución, hay una segunda vuelta”.

Opinión


Policías impiden el paso de legisladores del MAS al Palacio Legislativo

Momentos de tensión vivieron la mañana de este miércoles miembros de la bancada legislativa del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), cuando intentaron ingresar hasta instalaciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y policías impidieron su cometido, incluso utilizando agentes químicos.

La mañana comenzó con una reunión de los legisladores oficialistas en instalaciones del ex Banco Minero, que se encuentran frente al edificio central de la ALP. Allí asistieron la senadora Adriana Salvatierra y la diputada Susana Rivero, quienes anunciaron su renuncia a los cargos directivos que ocupaban el fin de semana, día en el que también tomó la misma decisión el expresidente Evo Morales.

Tras el encuentro, un grupo de legisladores intentó ingresar a la ALP, pero un cordón de policías lo impidió. Cuando Salvatierra preguntó el motivo al coronel encargado del operativo, él le respondió: “usted ha renunciado”.

Entonces aumentó la tensión, el grupo de legisladores insistió en que les dejen entrar para cumplir con sus funciones. Salvatierra argumentó: “Nosotros somos parlamentarios, necesitamos entrar a nuestra fuente laboral, tener las reuniones correspondiente (…) tenemos que reunirnos, nada más”.

“Estas son muestras de que aquí se consuma el golpe de Estado, la Policía está para reprimir”, denunció. Una periodista le consultó sobre su renuncia y, en medio de sus argumentaciones, ella respondió: “eso no importa”.

Sus compañeros comenzaron entonces a reclamar y gritar  “¡Golpe!, ¡Golpe!, ¡Golpe! , mientras los policías cerraban el cerco y les pedían alejarse. Pero la tensión fue en ascenso y comenzaron forcejeos; uno de los uniformados disparó gas pimienta, tras lo cual los legisladores volvieron a las instalaciones del exBanco Central.

Poco después comenzaron a circular en redes sociales imágenes del momento de tensión. Uno de ellos muestra cómo en uno de esos momentos cae al piso Salvatierra  cuado se encuentra frente a un policía.

El domingo, durante una entrevista con la red Unitel, Salvatierra afirmó: “Queremos que esa situación pare, que frene, y resguardando la integridad y la seguridad de nuestros compañeros, así como el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García, han hecho pública su renuncia, de la misma forma hago pública mi renuncia de la Cámara de Senadores”.

La Razón


Bancada del MAS pide cesar la represión para poder trabajar y pacificar el país

La bancada del MAS en la Asamblea Plurinacional de Bolivia, pidió que se brinden garantías para sus curules para precisamente poder contribuir a la pacificación del país.

Susana Rivero indicó que hoy se pretendía realizar una sesión para recomponer la Directiva de Diputados, pero los incidentes en el acceso impidieron este paso que pasa por ser fundamental, ya que para la convocatoria electoral prevista por la Presidenta, es necesario elegir un nuevo Tribunal Supremo Electoral y considerar una Ley de Emergencia.

Los parlamentarios condenaron el accionar de la Policía Adriana Salvatierra, quien el domingo renunció públicamente a la Presidencia del Senado, pero no a su curul. Consideraron que ese hecho no aporta nada a los objetivos.

Además, pidieron que “cese la represión policial”, ya que desde la mañana han registrado muertos en Yapacaní y en anteriores días en El Alto y la zona sur de La Paz. “Eso no nos va a llevar a ningún lado. Queremos que el país retorne a la normalidad”.

El País


Ocho fallecidos, más de 500 heridos y 460 detenidos en las protestas en Bolivia

La crisis en Bolivia desatada tras las elecciones generales del 20 de octubre ha dejado 8 fallecidos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes en 24 días de manifestaciones, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Uno de los fallecimientos más recientes se produjo el pasado martes 12 de noviembre, cuando pereció el comandante de la unidad de operaciones especiales de la Policía de La Paz, tras sufrir un accidente el domingo 10 de noviembre en una autopista de la ciudad cuando trataba de controlar unas protestas.

La ciudad de Cochabamba, en el centro del país, registra tres fallecidos, según un informe difundido por la Defensoría del Pueblo.

La Paz, la sede del Gobierno y del Parlamento de Bolivia, y Santa Cruz, la ciudad más poblada del país, lamentan dos muertos cada una.

Potosí, una ciudad de larga tradición minera en el sur del altiplano boliviano, registra también un fallecido.

La mayoría de los heridos, 469, sufrieron lesiones causadas por civiles, mientras que los otros 39 tuvieron que ser atendidos por lesiones originadas por la Policía, según el reporte.

El informe destaca que 13 policías, 11 niños y 8 periodistas fueron agredidos durante las protestas.

La mayoría de los heridos durante las movilizaciones son hombres, 438, frente a las 70 mujeres que presentaron lesiones.

La violencia se recrudeció en Bolivia el 10 de noviembre, cuando Evo Morales renunció a la Presidencia del país y grupos vandálicos provocaron saqueos, incendios y destrozos al mobiliario urbano en diferentes regiones del país.

Los enfrentamientos entre seguidores de Morales y las fuerzas de seguridad dejaron cinco fallecidos entre el 11 y 12 de noviembre.

Por su parte, las Fuerzas Armadas acordaron apoyar a la Policía para frenar el vandalismo desatado sobre todo en ciudades como La Paz y El Alto.

Bolivia.com


Jeanine Áñez posesiona al nuevo Alto Mando Militar

La presidenta por sucesión de Bolivia, Jeanine Áñez, posesionó hoy al nuevo alto mando militar del país.

El general Carlos Orellana es el nuevo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA) en lugar del general Willams Carlos Kaliman Romero.

Pablo Arturo Guerra Camacho fue posesionado como Jefe del Estado Mayor; Iván Patricio Inchauste Rioja como el Comandante General del Ejército; Ciro Orlando Álvarez Guzmán como Comandante General de la Fuerza Aérea Boliviana; y Moisés Orlando Mejía Heredia como Comandante General de la Armada Boliviana.

El saliente comandante en jefe Williams Kaliman señaló que en su gestión se trabajó como nunca en la lucha contra el contrabando y convocó a unir esfuerzos por pacificar el país.

“Nuestra gestión marcó un hito muy importante en la lucha contra el contrabando. Bajo mi mando se trabajó arduamente por el desarrollo del país y en la reducción de este mal”, dijo Kaliman

“Al nuevo mando militar, decirles que el rumbo está marcado, que les dejamos unas Fuerzas Armadas rectas y apegadas estrictamente a la Constitución Política del Estado, por tanto solo hace falta seguir la estela. Les toca ser protagonistas del futuro de la institución”, se despidió Kaliman.

Por su parte, el nuevo Comandante en Jefe de las FFAA, General Carlos Orellana, en su discurso llamo a la calma.

“Es oportuna la ocasión para llamar a la calma a toda la población boliviana. Les pido deponer actitudes intransigentes. Somos hermanos; hacer conocer a Bolivia que las FFAA siempre estarán al lado de su pueblo”, sentenció.

La mandataria Añez, expresó a nombre del Estado, su gratitud al Alto Mando Militar saliente “por anteponer la vida de nuestros ciudadanos a cualquier interés propio”.

Los Tiempos


VOLVER