Colombia: tensión entre el gobierno y congresistas por reanudación de actividades militares de EEUU

410

Congreso no ha autorizado presencia de tropas extranjeras: senadores

Continúa generando polémica la carta que fue enviada al Gobierno por el entonces presidente del Senado, Lidio García, suscrita por 69 legisladores quienes apoyan la presencia de la misión militar de Estados Unidos en Colombia.

Aunque para el Gobierno esto significó una autorización de la labor que vienen a desarrollar los efectivos norteamericanos en materia de lucha contra el narcotráfico, varios senadores han aclarado que el Congreso jamás aprobó la presencia de tropas extranjeras en el territorio, porque el tema no se ha sometido a votación en la plenaria.

El senador Armando Benedetti indicó que “el Congreso no ha dado ningún aval para que tropas extranjeras se activen aquí. Lo único que hubo fue unos congresistas, que firmaron una carta informal que decía que se habían dado unos debates de control político, pero el Congreso no ha autorizado y es el único que puede autorizar tropas extrajeras”.

El senador Iván Cepeda también consideró que el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, podría estar incumpliendo el fallo del Tribunal de Bogotá, que ordenó suspender las actividades de la misión del Ejército de EE.UU., hasta que hubiese un pronunciamiento oficial del Senado que aún no se ha dado.

“Informaremos al Consejo de Estado sobre esta flagrante violación de la orden judicial, puesto que en ese tribunal se encuentra hoy cursando una impugnación que presentó la propia Presidencia de la República sobre la decisión de tutela en la que se ordenaba paralizar la actividad de esas tropas y que el Senado avocara la decisión”, manifestó.

El senador Roy Barreras manifestó que la carta enviada a la Casa de Nariño jamás fue puesta a consideración de la plenaria.

“La supuesta autorización del Congreso para las operaciones militares extranjeras en Colombia, nunca existió, no existe, nunca fue sometida a votación en el Congreso, nunca se decidió. Se trata de una carta que firma el entonces presidente Lidio García abogándose esa potestad, carta que ni siquiera fue elaborada por él mismo”, indicó.

Fuentes de la pasada mesa directiva del Congreso indican se trata de una misiva protocolaria en la que se informó sobre la realización de un debate de control en el que la mayoría de los senadores respaldó la labor de los miembros de la Brigada de Asistencia de Fuerza de Seguridad del Comando Sur. de Estados Unidos.

RCN Radio


MinDefensa aseguró que Congreso autorizó presencia de militares de EE.UU.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, indicó que el Congreso a través de una carta firmada por 69 senadores dio el aval para que la comisión de militares norteamericanos que llegaron al país a entrenar a soldados colombianos en la lucha contra el narcotráfico puedan desarrollar la misión con la que llegaron al país.

“…Que más dijeron esos 69 senadores en la comunicación que le hicieron llegar al Presidente del Senado, es imperativo que la República de Colombia pueda continuar con todas las acciones necesarias en la lucha contra la cadena del narcotráfico”, señaló el Ministro de Defensa.

Es de recordar que la llegada el pasado mes de junio de esta comisión de militares norteamericanos al país, estuvo llena de polémicas porque para algunos sectores se consideraba que se trataba del tránsito de tropas extranjeras y por lo cual se debía debatir en el Congreso. Sin embargo, el Gobierno insistió que ese paso no se debía dar porque se trataba de cooperación internacional.

En medio de las discusiones, varios senadores de la oposición acudieron a la justicia, y el Tribunal de Cundinamarca, en un fallo de tutela, ordenó suspender las actividades de esta comisión de Estados Unidos, hasta que se hicieran las respectivas aclaraciones, tanto por el Gobierno y el Congreso.

De acuerdo con las más recientes declaraciones del Ministro de Defensa, estos pasos que establecía el fallo de tutela ya se surtieron y las tropas norteamericanas ya están asesorando y brindando entrenamiento a militares colombianos en la lucha contra el narcotráfico.

Caracol


‘La autorización del Congreso a tropas americanas no existió; nunca se votó’: Roy Barreras

Dos meses después de la llegada de un grupo de élite estadounidense a territorio colombiano para fortalecer los operativos de la fuerza pública en contra del narcotráfico, la polémica continúa. En la mañana de este jueves el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que los militares norteamericanos reactivarían las tareas conjuntas con el Ejército Nacional, luego de que la estadía fue aprobada por el Senado de la República.

De acuerdo con Trujillo, la Presidencia de la República recibió un comunicado el pasado 17 de julio, en el cual el entonces presidente del legislativo Lidio García afirmó que la permanencia de los militares extranjero había sido aprobada por el grueso de los congresistas: “me permito informar que esta Presidencia ha recibido comunicación suscrita por un total de 69 honorables senadores de siete partidos políticos”.

“En dicha comunicación, los honorables senadores establecen que “consideramos que en lo respectivo a la llegada a Colombia de una comisión asesora de la Brigada de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos, el Honorable Senado de la República ha ejercido de manera satisfactoria el control político que le asiste a este cuerpo colegiado, y por tratarse de un asunto de cooperación militar que no implica tránsito de tropas, no procede dar aplicación a lo señalado por el numeral 4º del artículo 173 de la Constitución Política”. Lidio Garcia, ex presidente del Senado

Sin embargo, congresistas como Roy Barreras destacaron que la autorización del Congreso anunciada por el Ministerio de Defensa nunca existió. “Fue una carta elaborada en Presidencia de la República y firmada solamente por el entonces presidente de senado Lidio García. Nunca se votó. Nunca se decidió en el Congreso”.

Cabe recordar que las actividades de capacitación de las fuerzas de EE. UU. a los militares colombianos fueron suspendidas cuando los senadores de la bancada alternativa presentaron un recurso legal que pausó las actividades hasta obtener la aprobación del legislativo.

Red +


Actividades de tropas de EE. UU se reanudaron tras supuesta autorización del Congreso

Toda una polémica se ha generado luego de que se diera a conocer una supuesta autorización del Congreso al Gobierno, en la que se manifiesta su aval para la presencia de tropas norteamericanas en el territorio nacional.

Algunos medios nacionales detallan que las actividades de los efectivos norteamericanos fueron reanudadas, tras conocerse una misiva en la que se afirmaba que 69 congresistas aprobaron sus labores en el país, además de que aseguraban que no había inconvenientes con esta misión.

La carta que fue enviada a la Presidencia de la República presenta fecha del 17 de julio del año en curso y está firmada por el entonces presidente del Congreso, Lidio García.

Con el documento, García comunicó que se había desarrollado un debate de control político en la plenaria y que los 69 congresista en mención, consideraron que no se necesita la autorización del Senado para que dicha misión del Ejército de Estados Unidos pueda operar, debido a que se trata de un tema de cooperación internacional.

“Consideramos que en lo respectivo a la llegada a Colombia de una comisión asesora de la Brigada de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos, el Honorable Senado de la República ha ejercido de manera satisfactoria el control político que le asiste a este cuerpo colegiado, y por tratarse de un asunto de cooperación militar que no implica tránsito de tropas, no procede dar aplicación a lo señalado por el numeral 4º del artículo 173 de la Constitución Política”, se escribe en la misiva.

Por su parte, algunos senadores han manifestado que esta carta no puede ser considerada como una autorización para el tránsito de efectivos extranjeros.

Tal es el caso del senador Armando Benedetti, quien aseguró que “el Congreso no ha dado ningún aval para que tropas extranjeras se activen aquí. Lo único que hubo fue unos congresistas, que firmaron una carta informal que decía que se habían dado unos debates de control político, pero el Congreso no ha autorizado y es el único que puede autorizar tropas extrajeras”.

A los reclamos por la supuesta autorización, se sumó el también senador Roy Barreras. En medio de una entrevista concedida a Blu Radio, el legislador aseguró que “jamás hubo autorización del Congreso”.

“Así como le cambian el nombre a las masacres, le cambian el enfoque a la autorización, no, no hay autorización. No pueden pasar por encima del Congreso con una cartilla firmada”, agregó.

Es de mencionar que el Tribunal de Bogotá había ordenado la suspensión de las actividades de esta misión, sin embargo, con la misiva, el Gobierno Nacional podía responder ante el fallo y reactivar las labores de asesoría que venían adelantando los militares estadounidenses.

La Razón


El 20 de julio militares de EE. UU. reiniciaron labores en Colombia

En la mañana de este jueves, el ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, confirmó que desde el 20 de julio, los 53 militares estadounidenses que llegaron al país – la primera semana de junio- retomaron sus labores de “asesoramiento, cooperación y entrenamiento” en temas de lucha contra el narcotráfico.

Trujillo aseguró que se cumplieron con los tres items que el Tribunal de Cundinamarca instruyó en el momento de fallar una tutela – el dos de julio de 2020 – que ordenó suspender las actividades de los militares extranjeros, hasta que su presencia en el territorio nacional fuera llevada al Congreso de la República.

El Ministro insistió que tras cumplir con lo pedido por el Tribunal, se pudo retomar la actividad de los uniformados extranjeros bajo los parámetros de la ley.

El primero de julio, el Tribunal falló y dispuso que el presidente Iván Duque – en un plazo de 48 horas de publicada la providencia – remitiera al Senado la información sobre la presencia de los miembros de la brigada de Estados Unidos en el territorio nacional.

Recordó Trujillo que como segundo punto, el Tribunal señaló que se buscaba que el Senado “tuviera la oportunidad de asumir su función de control político” frente a la presencia de los uniformados en Colombia.

A la vez, dijo el funcionario, en ese falló se le pidió al Presidente de la República que en un plazo de 48 horas suspendiera “los efectos jurídicos de la autorización para cualquier actividad de la brigada militar en el territorio nacional mientras el Senado definía el punto anterior”, explicó Trujillo.

En ese contexto, el ministro dijo que la Secretaría Jurídica de la Presidencia de la República le envió al Senado, en el plazo puesto por el Tribunal, el informe sobre la presencia de los militares de Estados Unidos, objetivos y tareas a desarrollar.

Afirmó que 69 senadores, de 7 partidos políticos, es decir, “más de la mitad absoluta”, le enviaron una carta al entonces presidente del senado, Libio García, en la que indicaron que como corporación habían ejercido “el control político que asiste al cuerpo colegiado”.

En la carta se decía que el Senado había tenido la oportunidad de debatir ampliamente el tema y de recibir la información por parte del ministro de la Defensa en dos oportunidades.

Dijo el ministro que en la carta, los firmantes señalaron que era un tema de “cooperación militar que no implica transito de tropas por lo que no procede dar trámite al numeral cuatro del artículo 173 de la Constitución Nacional”.

Con estos argumentos, el ministro de la Defensa señaló que el Senado le dio su aval a las “actividades de asesoría y cooperación”, y que el presidente de esa corporación, el 17 de julio, se dirigió a la secretaria Jurídica de la Presidencia de la República e informó el contenido de la carta.

Senado ha cumplido con el control político

Finalmente el Ministro afirmó que el expresidente del senado Lidio García, le informó a la Presidencia de la República, que cumplido con el control político se concluye que la presencia de los uniformados estadounidenses es de tipo cooperativo y no de paso de tropas, por lo que se pueden reanudar sus actividades.

Sobre esta base, con la aprobación del presidente Iván Duque, los 53 militares extranjeros, retomaron su papel de asesores el 20 de julio, en las cinco unidades militares a las que habían sido enviados.

El Tiempo


VOLVER
Más notas sobre el tema