Perú | Moción de vacancia contra Vizcarra necesita 18 votos más para ser admitida en el Congreso

1.049

A seis meses de las elecciones políticas generales del 11 de abril de 2021, el Congreso tiene en sus manos, nuevamente, la decisión de destituir o no al actual presidente Martín Vizcarra por permanente incapacidad moral. Esta vez ante las denuncias de posible cobro de coimas a cambio de dos obras en la región Moquegua cuando Vizcarra ejercía la presidencia del gobierno regional.

Se trata del segundo intento para vacar al gobernante a un mes y cinco días de frustrarse la primera tentativa del sector opositor recalcitrante del Parlamento. Esa vez fue a propósito de la irregular contratación en el Ministerio de Cultura del cantante Ricardo ‘Swing’ Cisneros.

El pasado viernes se dio cuenta en el Pleno virtual del Congreso de la República de la nueva moción de vacancia presidencial presentada por 27 legisladores (12 de Unión por el Perú, ocho de Podemos Perú, cuatro del Frente Amplio, dos de Acción Popular y la adhesión del no agrupado César Gonzales, antes Somos Perú).

Así se inició el trámite reglamentario que puede concluir con la vacancia o no del presidente Vizcarra, siempre y cuando se consigan 87 votos.

El paso siguiente ocurrirá este sábado 31, cuando en un Pleno virtual del Congreso se discuta y vote si se admite o no esta moción de vacancia en la agenda legislativa. Para este efecto se requiere el voto de 52 legisladores.

Al cierre de este reporte, se supo que habría 34 votos conformes pertenecientes a los 13 legisladores de UPP, 11 de Podemos, siete del Frente Amplio, dos de Acción Popular y el voto de uno de los no agrupados.

Es decir, faltarían 18 votos y ello abre una etapa de incertidumbre política. Las miradas están puestas en las bancadas de Acción Popular, Alianza para el Progreso y el Frente Agrícola del Perú (Frepap) porque de ellos dependería si se acepta este propósito político.

El Partido Morado rechazará el trámite de la vacancia mientras que Fuerza Popular quizás haga lo propio tomando como antecedente su anterior votación al primer pedido de destitución.

El hecho de que se admita la moción de vacancia implica que el jefe del Estado –o su abogado o ambos– comparezca ante un nuevo Pleno del Congreso para responder por las graves denuncias que pesan sobre él referidas al presunto cobro de dos millones 300 mil soles a cambio de favorecer a las empresas Obrainsa e Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. (ICCGSA). A estas empresas se les adjudicó la irrigación Lomas de Ilo y el Hospital de Moquegua, respectivamente.

PANORAMA CONGRESAL

¿Quiénes están detrás de esta moción? Dos líderes que afrontan sentencia por homicidio e investigación en el caso de Los Cuellos Blancos, por lo que las motivaciones subalternas están claramente expuestas.

La revelación –en Perú21– del audio de Antauro Humala, jefe del Frente Patriótico Etnocacerista y de la bancada de UPP, desnudó el porqué de su interés para destituir a Vizcarra.

“Dicen que faltando pocos meses para las elecciones no se puede hacer eso, claro que se puede hacer… en el Congreso las únicas bancadas que se han mantenido firmes con respecto a la vacancia somos nosotros (UPP) y Podemos”, se le escucha al etnocacerista, quien cumple una condena de 19 años de prisión en el penal de Ancón hasta el 2 de enero de 2024.

El partido Podemos Perú está liderado por José Luna Gálvez –hoy internado en una clínica local desde el pasado viernes por presentar un cuadro cardiológico grave– y está sindicado como el financista de varios de los integrantes del desaparecido Consejo Nacional de la Magistratura, más conocido como Los Cuellos Blancos, para la elección del jefe de ONPE y lograr la inscripción de su partido político.

Si bien es cierto que en la primera moción de vacancia presidencial Podemos Perú respaldó con sus votos la presentación del pedido, su admisión y la votación final, en esta coyuntura, dicha tienda política podría dar un paso atrás respecto a su intención original. Y es que, según el dirigente podemista, Enrique Wong, la Comisión Política habría acordado no respaldar una eventual destitución presidencial.

“No es el momento para presentar una vacancia ad portas de un proceso electoral y faltando cinco meses y medio. No creemos que sea constructivo ni positivo para el país plantear una vacancia presidencial”, dijo.

¿Los de la bancada acatarán este eventual retroceso político de la cúpula?

¿Y qué opina el ciudadano de a pie? El último sondeo nacional urbano-rural de El Comercio-Ipsos, realizado entre el 21 y 23 de este mes, revela que el 78% de los encuestados a nivel nacional se opone a que Vizcarra sea vacado.

Eso sí, este mismo porcentaje considera que el presidente sí debe ser investigado por los fiscales y jueces al término de su mandato, a partir del 28 de julio de 2021.

Solamente el 20% opina que el mandatario debe ser destituido y reemplazado por el presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama, y apenas el 2% no sabe o no opina.

Para el politólogo Carlos Meléndez, aún a Vizcarra le queda su principal baluarte: la opinión pública. “A pesar de las graves denuncias en su contra, goza de un efecto teflón que lo va a proteger. Tiene que seguir apelando a la opinión pública para mantenerse a flote”, refiere.

Perú 21


NOTA RELACIONADA | Perú | El Congreso debatirá el 31 de octubre si hay o no una nueva moción de censura contra Vizcarra


VOLVER

Más notas sobre el tema