Hospitales en Quito están nuevamente al borde del colapso

486

Hospitales llenos; se analiza nuevas restricciones

Tras dos meses de ‘respiro’, el hospital IESS Quito Sur nuevamente está lleno. Danilo Calderón, gerente de la casa de salud, catalogada como centinela, señaló, el 11 de noviembre, que su ocupación llegó al 100%.

Por su parte, Francisco Mora, coordinador de vigilancia epidemiológica e infectología del IESS Sur, explicó que esto ha provocado que nuevamente haya listas de espera de, por lo menos, 10 pacientes.

Según el seguimiento epidemiológico, el aumento respondería al feriado del 09 de octubre, ya que tres semanas antes de esta fecha había una positividad general del 39%, pero “ahora estamos con una positividad que supera el 60%”, dijo Mora.

En ese 60% de pacientes positivos se encuentran casos leves, moderados y graves.

Xavier Solórzano, viceministro de Salud, indicó que aún existen camas disponibles, pero que toda la ciudadanía no debe descuidar las medidas de bioseguridad, como uso de mascarilla, lavado de manos e hizo énfasis en que se eviten las fiestas, especialmente en espacios cerrados que no garanticen ventilación.

Hasta el 12 de noviembre, según cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP), en la capital hay 37 camas disponibles en Unidades de Terapia Intensiva (UCI), 10 de estas en el Hospital Pediátrico Baca Ortiz.

Aglomeraciones, el mal mayor en medio de análisis de nuevas medidas

Las autoridades de Quito han señalado que la indisciplina social ha incidido directamente en el aumento de los contagios y han dado como ejemplo los hechos registrados en el último feriado (Día de Muertos), cuando la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMC) suspendió eventos con más de 600 personas, donde algunas no usaban mascarilla.

Ante esto, el COE Metropolitano analiza ordenar nuevas medidas para detener la propagación de contagios.

Para esto se tomaría en cuenta las últimas recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud, que indicó que Quito aún no supera la primera ola de contagios y exhortó a suspender los eventos públicos próximos, como las fiestas de Quito, Navidad y fin de año.

También pidió evitar reuniones de más de 10 personas, suspender cualquier tipo de evento público y la venta de alcohol durante horarios específicos los fines de semana y feriados.

Además de diferir la apertura de bares y discotecas pese a los planes pilotos, y que los restaurantes mantengan el aforo del 50%, entre otras recomendaciones.

Muertes a la baja

El Registro Civil hizo públicas las cifras de mortalidad de Ecuador durante el 2020, desde el 16 de abril.

El desglose de datos muestra que julio y agosto son los meses que mayor número de muertes (por diversas causas), donde se registran, en la capital: 2.511 y 2.160, respectivamente.

Para septiembre, el número descendió a 1.569, mientras que en octubre fueron 1.085.

Ana Cristina Velarde, experta en salud pública, explica que el aumento de contagios no necesariamente va de la mano con el porcentaje de muertes.

La experta explica que actualmente hay mayor conocimiento sobre el virus, por lo que la gente acude de manera pronta a los hospitales y ya no se automedica, lo que permite hacer detecciones tempranas que evitan decesos prevenibles.

De igual manera, Quito, en los primeros meses de la pandemia, no contaba con estrategias de detección comunitarias, lo que también ha generado un mayor número de diagnósticos, en fases primarias.

La Hora


Ecuador supera los 180.000 casos y las 13.000 muertes por la covid-19

Los casos acumulados de contagio por la covid-19 en Ecuador ascendieron este domingo a 180.295, 668 nuevos con respecto a la víspera, mientras que los fallecidos suman 13.008, tras once nuevos, informó el Ministerio de Salud Pública.

La suma de fallecidos refleja los casos confirmados (8.669) y los probables (4.339), mientras que 160.639 pacientes lograron recuperarse de la enfermedad y 22.393 recibieron el alta hospitalaria.

Según el Ministerio de Salud, 858 personas están hospitalizadas por covid-19, de las cuales 354 tienen pronóstico reservado.

La provincia andina de Pichincha, cuya capital es Quito, es la que más casos de contagio aglutina entre las 24 jurisdicciones del país, con 64.320 positivos, 320 más que el sábado.

Le sigue por número la provincia costera de Guayas, con Guayaquil como cabecera, con 23.227, tras la que aparecen Manabí (12.052), Azuay (11.098), El Oro (6.870), Loja (6.691), Tungurahua (6.315), Santo Domingo de los Tsáchilas (5.403), Imbabura (5.077), Cotopaxi (4.788), Esmeraldas (4.518) y Los Ríos (4.205).

Por ciudades, la capital ecuatoriana es la que mayor incidencia tiene con 59.211, lo que supone 289 casos nuevos.

En la clasificación le suceden Guayaquil con 16.022 contagios, Cuenca con 8.777, Loja con 5.101, Santo Domingo con 4.597 y Ambato con 4.290.

En los últimos tres meses las cifras de contagios diarios oscilan entre menos del millar y los 1.500, y aunque Ecuador se encuentra en un proceso de reapertura, las autoridades advierten de no bajar la guardia con respecto a las medidas de bioseguridad como el lavado de manos y limpieza de superficies, el uso de mascarilla y el distanciamiento físico.

Ecuador aplicó el pasado 16 de marzo un estado de excepción en todo el territorio ecuatoriano para afrontar la expansión de la pandemia, y que en los primeros meses incluyó un estricto confinamiento masivo.

Tras tres meses de cuarentena y una desescalada progresiva a partir de junio, el Gobierno ecuatoriano puso fin al estado de excepción el pasado 14 de septiembre, aunque pidió a la población que sea corresponsable en la lucha contra la enfermedad, sobre todo con el cumplimiento de las medidas anticontagio.

El Ejecutivo ecuatoriano busca conciliar el mantenimiento de la emergencia sanitaria con acciones de reactivación económica, pero ha dejado en las manos de los Gobiernos locales (municipios) la aplicación de restricciones para intentar frenar la pandemia.

El Mercurio


16N: Trabajadores de salud realizan marcha nacional contra el Reglamento de la Ley Humanitaria

Por Patricio Peralta

Ante la falta de respuesta del Gobierno para que se modifique los artículos 10 y 40 del Reglamento a la Ley de Apoyo Humanitario, los trabajadores de la salud realizarán este lunes 16 de noviembres una nueva movilización a nivel nacional.

En la Asamblea Nacional se conformó una subcomisión para resolver este pedido de los médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, entre otros, quienes exigen la prometida estabilidad laboral.

Pese a que fue considerada urgente, el Reglamento para la ejecución de la Ley Humanitaria llegó luego de más de 100 días de su aprobación y con fallas que dificultan la aplicación de la norma. El texto establece, entre otras cosas, la estabilidad laboral de todos los médicos que trabajaron en la pandemia. Seis meses después, el número de hospitalizados bajó y los médicos fueron separados.

Los dos artículos cuestionados del Reglamento condicionan la entrega de los nombramientos, según las necesidades de talento humano. Por lo que exigen la corrección de estos apartados.

Pero en la subcomisión no existe voluntad política por parte de los representantes del Ministerio de Salud, Trabajo y Finanzas para cambiar los artículos. Según los funcionarios, basta con acuerdos interinstitucionales para aplicar la estabilidad en el sector de la salud. Mientras que el gremio de la salud exige su modificación.

Ante la negativa de reforma, los asambleístas rechazaron las propuestas de los funcionarios ministeriales e insistieron al Ejecutivo a que corrija el texto del artículo 10 y 40.

Son varias manifestaciones que han realizado los trabajadores de la salud en rechazo de medidas que ha tomado el Presidente Lenín Moreno sobre este sector, que combate en primera línea la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19.

Pichincha Comunicaciones


VOLVER

Más notas sobre el tema