Celso Amorim, excanciller de Brasil: “Lula creó un Grupo de Amigos de Venezuela, ahora existe un grupo de enemigos”

1.239

Entrevista a Celso Amorim, excanciller de Brasil

Por redacción NODAL

¿Cómo analiza la decisión de la Argentina de retirarse del Grupo de Lima?

La decisión es trascendental para la región.  Evidentemente Argentina ya se había apartado de varias decisiones del Grupo, pero su salida es determinante por la importancia que tiene la Argentina en el contexto regional.

Esto demuestra la imposibilidad de resolver la crisis de Venezuela por medio del boicot o las sanciones y las actitudes agresivas.

Independientemente de los conceptos que se pueda tener del gobierno de Nicolás Maduro es importante que se entienda que el país está sujeto a sanciones injustas incluso durante la pandemia y eso es muy grave.

Hay que subrayarlo: la crisis no se puede resolver desde afuera.  Hay que crear las condiciones más favorables al diálogo entre venezolanos y lo que debemos hacer es respetar sus opciones con base en la no intervención y la autodeterminación de los pueblos.

La actitud del gobierno de Alberto Fernández es un anuncio de que es preciso cambiar de posición a nivel regional.  Esto se da en el contexto de un nuevo presidente en los Estados Unidos, que puede tener actitudes positivas en lo interno, pero que respecto de América Latina no ha dado señales claras de que va a entender que es necesario el dialogo y que la política de sanciones y represión no funciona.

¿Piensa que puede tener un impacto a nivel regional?

La salida de la Argentina del Grupo de Lima apunta a que hay que rehacer y reforzar la UNASUR -con sus diferencias políticas- y fortalecer la CELAC. Esto, en particular, por el lugar que tiene México a nivel latinoamericano y caribeño, donde siempre hay que tener presente que no es fácil la incorporación del Caribe porque no hablan castellano, ni portugués, y no son latinos.  Pero es parte de nuestra realidad, de nuestro entorno geopolítico, y no lo podemos despreciar. De allí la importancia de la CELAC para trabajar en muchos puntos en común en áreas de salud, educación y cultura.

¿Cómo queda Brasil en este contexto?

Lamentablemente hoy Brasil es un país irrelevante.  Jair Bolsonaro logró que un país -entre los diez más importantes del mundo- sea irrelevante. En algún punto es mejor, porque Bolsonaro se alió a las posturas mas extremistas apoyando a Donald Trump y sus actitudes belicosas como el intento de sublevación de Juan Guaidó.

Tenemos que esperar que el 2022 haya un cambio político en el Brasil.  Mientras tanto, sería bueno que hubiera un poco más de pragmatismo en la política exterior brasileña para que luego se retome una política progresista de mayor integración latinoamericana.

En 2003 Lula, como presidente, creó un Grupo de Amigos de Venezuela.  Ahora lo que existe es un grupo de enemigos.  En ese, sentido que Argentina se retire del Grupo de Lima puede traer aire fresco en la región.

Más notas sobre el tema