Chile | Daniel Jadue, precandidato presidencial por el PC: “Vamos a construir un país donde nunca más sea necesario un estallido social”

525

Por Maru Waldhüter, Laura Salomé Canteros, Camila Parodi y Cesar Saravia

A días de las primarias presidenciales en Chile, hablamos con el candidato del Partido Comunista y actual alcalde de la comuna santiaguina de Recoleta, Daniel Jadue. Una candidatura que invita a que el pueblo chileno vuelva a ser protagonista de su propia historia.

El domingo se realizarán las elecciones primarias presidenciales y son dos las listas que definirán, por izquierdas y por derechas, la supervivencia del sistema de partidos en Chile. Por el lado de “Apruebo Dignidad”, son dos los precandidatos presidenciales, Daniel Jadue (alcalde de Recoleta- Partido Comunista) y Gabriel Boric (diputado- Frente Amplio – Convergencia Social); mientras que por “Chile Vamos” compiten Joaquín Lavín (ex alcalde de Las Condes- UDI), Ignacio Briones (ex ministro de Hacienda- Evópoli), Mario Desbordes (ex ministro de Defensa- RN) y Sebastián Sichel (ex presidente de Banco Estado- IND).

Están habilitadas para votar todas las personas empadronadas aunque no formen parte de los partidos políticos que compiten, también quienes residen en territorios en el exterior. Chile continúa (re)escribiendo su historia. Las primarias definirán quienes llegan a noviembre. Unas elecciones que invitan a seguir fortaleciendo el pulso destituyente- constituyente que estalló en las calles y en las poblaciones en octubre de 2019.

Desde 2012 Jadue es Alcalde de la comuna de Recoleta, cargo que renovó en tres oportunidades por voto popular, la última en mayo pasado al obtener el 64% de los votos. Uno de los logros más destacados de su gestión fue la inauguración de la primera “Farmacia Popular de Chile”, iniciativa que permitió el acceso a medicamentos en base a precios justos y que terminó replicándose en diferentes comunas. En la misma línea, se fundó la Universidad Abierta de Recoleta y la Inmobiliaria Popular; medidas incluidas en un “plan de gobierno local, ciudadano y participativo”.

A pocos días de las primarias dialogamos con Daniel Jadue, precandidato a presidente de Chile para las elecciones de noviembre próximo.

– Hemos visto el apoyo popular en diferentes territorios y múltiples en apoyo. ¿Qué balance puede hacer de esta campaña?

Creo que esta campaña ha sido todo un éxito. La gente ha terminado asumiendo su rol y por ese motivo creo que va haber una participación bastante interesante y que los sectores populares se van a movilizar más que en elecciones anteriores. Porque el pueblo chileno ha vuelto a sentir esperanza y alegría, siente la posibilidad real de transformar este país y que puede volver a ser protagonista de su propia historia.

– En el plan de gobierno habla de la “desprivatización de derechos”. ¿Cómo dar vuelta una política con tanta raíz en la privatización?

La privatización de los derechos, no necesariamente, significa la eliminación de la provisión privada de algunos servicios. Implica el fortalecimiento del rol del Estado en el aseguramiento del derecho a la salud, a la educación, a la vivienda, al trabajo, a la cultura y al deporte. Para eso estamos planteando una reforma tributaria que nos permita recuperar mucho más recursos para el Estado con el objetivo de garantizar todos estos derechos.

Para nosotros, se puede formar un país justo y solidario a partir de una reforma tributaria que tome entre el 8 y 10% del PBI actual. Para poder hacer la reforma de salud y la reforma de pensiones, que son las dos primeras prioridades. Luego, cometer la construcción de viviendas sociales para arriendo a precio justo y para entrega en propiedad. Estos van a ser los tres pilares fundamentales de nuestro gobierno.

– El estallido social puso en crisis la representación político partidaria. ¿Qué desafíos les dejó como dirigencia política?

Los desafíos que deja el estallido del 2019 son precisamente eso: Construir un país en donde nunca más sea necesario un estallido social. Para que una parte del sistema político pueda escuchar y se digne escuchar al pueblo de Chile.

Sin julio no hay noviembre

“Estos servicios populares, en el próximo gobierno van a ser de carácter nacional”. Con esta frase y promesa cerró su campaña Daniel Jadue, asistiendo al lanzamiento de óptica online que garantiza el acceso al servicio con un 70% de descuento, en Ñuñoa. “Estamos planteando una reforma de salud que amplíe el sistema público”, afirmó el precandidato presidencial, “es un paso hacia lo que viene, salud sin lucro, al servicio del pueblo de Chile”. Lo hizo acompañado de la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, responsable de presentar en la franja electoral las propuestas feministas del candidato del Partido Comunista.

En sus spots está el pueblo y en sus propuestas, las esperanzas de enterrar 30 años de neoliberalismo desde el diálogo. El Buen Vivir será plurinacional, comunitario y feminista y así lo refleja su programa de gobierno que pone en el centro la recuperación de las políticas de salud, educación sin endeudamiento, de cuidados y de retiros dignos. El Chile que propone Jadue es rojo y verde porque camina con los hombros inflados de los legados socialistas, pero lo hace renovado por los nuevos liderazgos, los populares, los que defienden las tierras y las aguas y los feministas.

A días del establecimiento de la Convención que redactará la nueva Constitución del diverso Chile y del hito de que sea presidida por una mujer mapuche, llegan las elecciones primarias presidenciales. Al otro lado de la gran cordillera, no hay respiro. Ojalá el pueblo chileno se permita soñar con que las esperanzas de los pueblos organizados sí caben en las urnas.

Marcha


VOLVER

Más notas sobre el tema