Bolivia | Se reaviva la tensión con marchas oficialistas y opositoras

1.097

Los sectores sociales marchan en defensa de la democracia del país

Organizaciones sociales, colectivos, juventudes y autoconvocados se movilizaron anoche por el centro paceño en defensa de la democracia y en respaldo al presidente Luis Arce. Se declaran en estado de vigilia ante las movilizaciones convocadas por la derecha.

La viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud, Alejandra Hidalgo, quien participó en la movilización, indicó que junto a la población darán su apoyo a la primera autoridad del país.

“Estamos felices porque gracias al Presidente tenemos vacunas, pruebas de antígeno nasal, Bolivia recuperó su libertad y ésta es una muestra de que vamos a estar pendientes”, indicó la autoridad.

Al cumplirse el primer año de mandato de Luis Arce y David Choquehuanca, las organizaciones sociales se movilizaron desde la Obelisco y por toda la plaza Murillo y la Casa Grande del Pueblo.

Para esta jornada se desplegaron efectivos policiales para garantizar la libre circulación de la población y que las actividades públicas y privadas se desarrollen con normalidad en todo el país.

Ahora el Pueblo


Cívicos cruceños y Conade anuncian segundo día de movilizaciones contra la Ley 1386

Los cívicos de Santa Cruz y el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) anunciaron un segundo día de movilizaciones para este martes hasta lograr la abrogación de la Ley 1386 de Estrategia Nacional Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

“El pueblo nos exige que continuemos”, afirmó el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, la noche de este lunes en una conferencia de prensa en la que comunicó la decisión.

“Querido pueblo cruceño y boliviano, nosotros estamos entrando en un segundo día de paro, donde siempre hemos demostrado el buen comportamiento. Hemos demostrado que tenemos conciencia, una educación, una tolerancia”, argumentó.

Precisamente con este pedido, este lunes se impulsó un paro convocado por el sector gremial y del transporte, al que se sumaron médicos y comités cívicos. La protesta coincidió con el primer año de gobierno del presidente Luis Arce.

Escenas de violencia se vivieron en Potosí, Cochabamba y Santa Cruz. En esta última región, los grupos a favor y en contra del Gobierno y sus políticas se enfrentaron. La tensión se prolongó hasta pasadas las 19.00 en el Plan 3.000.

En caso de no ser escuchados “vamos a seguir con las movilizaciones, Conade y la ciudadanía democrática no se cansa y no se rinde”, comentó Julio Alvarado, uno de los representantes del Conade, al portal Wara Noticias.

En una evaluación preliminar de la primera jornada de protestas contra la Ley 1386, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, aseguró que “la economía no ha parado” y volvió a llamar a la reflexión a los sectores movilizados.

La mañana de este lunes los activistas además solicitaron la abrogación de un paquete de leyes que atenta contra la “autonomía de gobernaciones, municipio y universidades”.

Al respecto, el activista del 21F Guillermo Paz anunció que “las calles nos esperan a nivel nacional, vamos a conseguir que se abrogue la Ley 1386”.

A modo de evaluación del primer año del gobierno de Arce, Paz indicó que “es un presidente que busca la confrontación, no está con los bolivianos y quiere tener a la población en las calles”, calificó.

El Viceministerio de Seguridad Ciudadana informó que 95 personas fueron arrestadas en Santa Cruz (87) y Cochabamba (ocho) producto de los bloqueos.

Página Siete


Calvo llama a reforzar el bloqueo, invoca a las FFAA y le recuerda a la Policía lo de 2019

Tras una oración, el presidente cívico cruceño Rómulo Calvo llamó a fortalecer el bloqueo desde este martes en Santa Cruz, invocó a las Fuerzas Armadas y le recordó a la Policía que en el conflicto de 2019 los apoyaron “paliando su salud, su hambre”.

“A los militares que están encuartelados, decirles: maldito sea el militar que empuñe un arma contra su pueblo. Ustedes juraron defender la patria, no juraron defender un partido político, tiene que quedarles claro, nosotros exigimos como ciudadanos la protección de ustedes, nosotros somos los que pagamos su sueldo”, invocó a las Fuerzas Armadas.

Rodeado de decenas de personas, Calvo ofreció una conferencia y cuestionó a los policías que levantaron en esta jornada los puntos de bloqueo instalados en diferentes lugares en cumplimiento del paro dispuesto por el Comité pro santa Cruz en apoyo a los gremiales que exigen la anulación de la estrategia de lucha contra el lavado de dinero.

Les recordó que en 2019, en alusión al motín policial, los apoyaron, pero además anunció que exigirá la renuncia del comandante de la Policía, Jhonny Aguilera.

“Decirle a nuestra Policía que no se olvide que los 21 días, cuando necesitaron el respaldo de este pueblo todos los cruceños y todos lo bolivianos estuvimos al lado de ellos. Estuvimos paliando sus necesidades, su salud, su hambre, no pueden ser verdugos de un pueblo”, reclamó en medio de gritos de: “¡No tenemos miedo, carajo!”

En el conflicto de 2019, a las protestas cívicas lideradas por el hoy gobernador cruceño Luis Fernando Camacho, denunciando un fraude electoral puesto en cuestión por diferentes estudios, se sumó un motín policial y la “sugerencia” militar de dimisión de Evo Morales, que se concretó poco después la tarde del 10 de noviembre de 2019.

“Mañana tenemos que estar en nuestras rotondas, el único miedo que tenemos que tener es a Dios, no al hombre, no al ignorante, no al provocador, no al dictador”, aseguró y volvió a afirmó, como lo hizo en el pasado, que ahora “nos estamos jugando nuestra última carta para vivir en democracia y libertad”.

“Nos ha tocado a esta generación defender una Bolivia digna, incluyente, grande, no podemos permitir que estos mandados de otras naciones con otros proyectos sigan gobernando en contra de un pueblo, en contra de la economía de cada una de los bolivianos”, advirtió y consideró que el gobierno de Luis Arce apunta al socialismo.

Santa Cruz cumple el paro articulado con otros entes cívicos y gremiales liderados por Francisco Figueroa en contra de la ley de estrategia de lucha contra el lavado de dinero y otras demandas como el cese de la “persecución política”, la libertad de los “presos políticos” y la renovación de la Justicia y la Fiscalía.

La Razón

Más notas sobre el tema