Líderes de la región saludan el virtual triunfo de Xiomara Castro en Honduras

1.013

Resultados oficiales


Así felicitaron los líderes de Latinoamérica a Xiomara Castro

Los líderes latinoamericanos enviaron sus felicitaciones a la virtual ganadora de las elecciones generales en Honduras, Xiomara Castro de Zelaya.

Nicolás Maduro, Miguel Díaz Canel, Evo Morales, Hugo Llorens, son algunos de los líderes que mostraron su aprecio hacia la líder del Partido Libertad y Refundación (Libre).

“La Patria Grande celebra el triunfo de la democracia y la Paz en Honduras. ¡Felicidades!”, escribió el presidente de Venezuela Nicolás Maduro en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el líder cubano Miguel Díaz-Canel mostró su aprecio a Castro en redes sociales: “Felicidades a la presidente electa, Xiomara Castro. América Latina y el Caribe también celebra con #Honduras”.

“Saludamos el triunfo democrático de la hermana @XiomaraCastroZ, primera presidenta de Honduras”, dice parte del mensaje Evo Morales.

El que fuera el encargado de negocios de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens, también envió su congratulación: “Felicidades por su bien merecido triunfo. En todos estos años se ha definido por su tenacidad, energía y espíritu de lucha”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, felicitó a Castro de Zelaya a través de un carta.

“En nombre del pueblo nicaragüense y de las mujeres en particular, expresamos nuestra alegría ante esta histórica elección donde una vez más se muestra el carácter noble, luchador y trabajador de las mujeres y familias de esa Honduras fraternal y solidaria”, señala la misiva.

“Con mucho respeto y reconocimiento saludamos el avance hacia el triunfo electoral en la querida Honduras, donde ese pueblo hermano vive la esperanza de mejores tiempos”, asevera.

El Heraldo


Xiomara Castro se declara ganadora

Con casi el 50% de actas escrutadas, Xiomara Castro, candidata de la alianza opositora liderada por el Partido Libre, mantiene una ventaja irreversible de casi 20 puntos (53.55%) sobre el candidato oficialista Nasry Asfura (33.86%).

Doce años después del sangriento golpe de Estado que quebrantó la institucionalidad, profundizó el modelo neoliberal extractivista y hundió a millones de personas en la miseria, el pueblo hondureño votó por rescatar la democracia y castigar a los opresores.

Ya lo había hecho en 2017 y solamente un descarado fraude electoral y una violenta represión que cobró la vida de 37 víctimas inocentes lo privó de la victoria.

En estas elecciones, Honduras estaba frente a una encrucijada: tenía que escoger entre el continuismo de un régimen y un modelo fracasado y el inicio de un proceso de apertura y cambio.

El pueblo se volcó a las calles, votó masivamente −casi el 70 por ciento− y decidió castigar la corrupción, la militarización, la violencia, la criminalización, el saqueo de territorios y bienes comunes, la precarización laboral, la falta de oportunidades.

“Durante doce años este pueblo ha estado en resistencia. No fueron en vano porque hoy el pueblo se ha manifestado y ha hecho valer esta frase: ¡Sólo el pueblo salva al pueblo! ¡Ganamos!”, dijo Xiomara Castro en sus primeras declaraciones.

La futura presidenta de Honduras −la primera de su historia− agradeció la alianza que Libre conformó con Salvador Nasralla (PSH), Doris Gutiérrez (PINU), Milton Benítez (Honduras Humana) y sectores del Partido Liberal.

También conmemoró a los mártires que ofrendaron sus vidas para que el pueblo tuviera libertad, democracia y justicia.

“Hoy el pueblo ha hecho justicia. Revertimos el autoritarismo y el continuismo. Vamos a formar un gobierno de reconciliación, paz y justicia. Vamos a garantizar una democracia directa y participativa. Nunca más se va a abusar del poder en este país”, manifestó.
Hacia una nueva historia

Castro aseguró que llamará a un diálogo con todos los sectores, que cumplirá con el contenido de su plan de gobierno y que luchará para garantizar una Honduras justa, equitativa, libre e independiente.

“Vamos a construir juntos una nueva historia para el pueblo hondureño. ¡Fuera la guerra, el odio, los escuadrones de la muerte, la corrupción, el crimen organizado! ¡Fuera las ZEDE! ¡No más miseria! ¡Hasta la victoria siempre!”, arengó la presidenta de Honduras.

Fundamental para poder echar a andar el futuro proyecto gubernamental, será ver si la abrumadora victoria de Xiomara Castro y la alianza opositora en el nivel presidencial será confirmada también en el legislativo y municipal.

Hasta el momento, el candidato oficialista no ha reconocido la victoria de su principal contrincante.

Defensores en Línea


Honduras ¿cómo queda el país tras la salida de Juan Hernández?

Con la celebración de las elecciones presidenciales, legislativas y locales de Honduras, el país ha experimentado una campaña electoral violenta e intimidante y debe superar problemas que han estado presentes en el país por durante años: un masivo éxodo de hondureños hacia Estados Unidos, episodios de corrupción en el gobierno, narcotráfico e índices de pobreza en constante crecimiento.

Pese a esto, el Gabinete de Gobernabilidad de Hernández presentó en el mes de noviembre un informe de rendición de cuentas sobre su mandato en el cual se presentan resultados positivos de su administración y se omiten varias verdades que organismos internacionales han señalado en repetidas ocasiones.

Corrupción

Después de que la oposición calificara como “fraudulentas” las elecciones en las que ganó Hernández, su administración ha sido empañada por múltiples denuncias de corrupción.

Los señalamientos a su gobierno aumentaron luego de que el Parlamento hondureño no permitió la continuidad de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) en enero de 2020, la cual estaba relacionada con un acuerdo entre el país y la Organización de Estados Americanos (OEA).

La decisión del legislativo se presentó luego de que la Maccih dejó evidencia sobre la captura y el encarcelamiento en 2018 de la exprimera dama Rosa Elena Bonilla, esposa del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014), quien actualmente cuenta con un juicio en curso.

El mismo Parlamento también se ha visto salpicado por denuncias de corrupción a varios de sus diputados, la mayoría de ellos pertenecientes al Partido Nacional, al que pertenece el presidente hondureño.

Violencia y crimen organizado

Hernández, en su reciente rendición de cuentas aseguró que durante su administración “se derribaron imperios mal habidos” por medio de la incautación de bienes y la construcción de cárceles de seguridad.

“Junto con la Policía Nacional hemos logrado sacar a más de 7.000 elementos que deshonraban esta institución y hemos logrado la creación de nuevas fuerzas de seguridad pública y de investigación para luchar contra la galopante impunidad”. afirmó el presidente hondureño.

Sin embargo, el índice de Estado de derecho de 2019, diseñado por el World Justice Proyect (WJP) ubicó a Honduras con un indicador del 0,4 posicionando al país como antepenúltimo en toda América Latina y donde la categoría de justicia penal se registró como su peor indicador.

Según informes oficiales, antes de su mandato en 2013, Honduras tenía una tasa de 77,4 asesinatos por cada 100.000 habitantes, una situación que mejoró con su llegada al poder al registrar 37,6 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2020.

Sin embargo, los hondureños en la realidad viven en escenarios de crimen organizado en las calles con una cifra de al menos 10 muertos diarios en acciones violentas por bandas criminales.

Narcotráfico

Desde 2013, cuando Hernández era candidato a la presidencia, fue señalado por presuntamente haber aceptado un soborno monetario y el acceso al laboratorio de cocaína del narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez, a cambio de cubrir sus acciones ilícitas usando al Ejército Nacional. Declaraciones que también fueron respaldadas por fiscales estadounidenses durante varios años.

Hernández ha rechazado esas acusaciones y ha afirmado que no tiene ningún vínculo criminal. Hasta ahora, no ha sido acusado formalmente de ningún cargo.

En 2016, su hermano menor Juan Antonio Hernández fue hallado culpable de traficar toneladas de cocaína a Estados Unidos y en marzo de 2020 fue condenado a cadena perpetua por este delito.

Después de este suceso, el presidente se ha mostrado con mano dura contra el narcotráfico y ha entregado en extradición a Estados Unidos a varios de los implicados.

En el estrado, los narcotraficantes han hablado de sus vinculaciones con Hernández, sin embargo éste ha mencionado que solo son “mentiras que afirman ante las cortes de los Estados Unidos, buscando que las condenas sean menores”.

Pobreza y migración

Honduras se ha visto golpeada por los efectos del cambio climático y el azote de dos huracanes a finales de 2020. Lo que ha provocado el desplazamiento de cientos de miles de personas y ha agravado las condiciones de vida en muchas regiones del país.

Esto ha generado un éxodo masivo de sus ciudadanos, que constantemente llegan a la frontera de Estados Unidos en busca de mejores oportunidades.

No obstante, aunque el próximo presidente de Honduras heredará un país con un crecimiento entre el 8% y 9% este año, también deberá afrontar una elevada deuda externa con una cifra de 2.074 millones de dólares que deberá pagar en 2022 según cifras del Banco Central.

“El nuevo gobierno heredará una situación en la que no estará vigente un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y eso implica que su prioridad será intentar suscribir uno nuevo. En el fondo, este va a definir también el conjunto de políticas públicas y en buena medida la manera para resolver los problemas financieros” explicó Mauricio Díaz, director del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh).

El nuevo gobierno enfrentará problemas para financiar el presupuesto nacional de 2022, que rondará los 12.790 millones de dólares, apuntó Díaz.

Mientras tanto, la tasa de pobreza en Honduras podría situarse al cierre de este año en el 80 % y el número de desempleados superaría los dos millones de personas, según economistas y organizaciones obreras.

El Libertador


Yani reconoce triunfo de Xiomara Castro y asegura que el PL retendrá varias alcaldías

El presidenciable del Partido Liberal, Yani Rosenthal reconoció esta mañana su derrota y el triunfo de Xiomara Castro, como primera mujer presidenta de Honduras.

Dijo que esta candidatura es la más orgullosa de mi vida, “acá quedamos los liberales de bien”, manifestó.

Sostuvo que seguirá trabajando por Honduras “me puse a la disposición de la nueva presidenta electa de Honduras para trabajar por este país que le hace falta mucho”.

Agregó que a pesar de los resultados el Partido Liberal sigue vivo.

“Bucaré reconstruir el partido para que el próximo candidato pueda llegar a la primera magistratura”, indicó.

En cuanto a las alcaldías, dijo que las que estaban en manos del Partido Liberal se siguen reteniendo y se ganaron otras como la de Talanga, Ocotepeque, Sabanagrande entre otras.

Asimismo, dijo que se está a la espera de saber cuántos son los diputados que sacará el liberalismo.

Señaló que el proceso electoral se desarrolló de una forma masiva y transparente y que el CNE ha realizado un buen trabajo.

Agradeció a cada uno de los hondureños que votaron por él y por los que lo representaron en las Juntas Receptoras de Datos, “estoy muy agradecido con ellos”.

Proceso

Más notas sobre el tema